LA MELANCOLÍA DE CALLES PERDIDAS QUE HUELEN A MAR

El domingo por la tarde visité de nuevo la Alfama. No importaba el frío, ni el viento, ni la lluvia que a veces caía y otras veces sólo amenazaba. Desde el Miradouro das Portas do Sol, de cara a ese río que ya sabe y huele a mar volví a sentirme como en casa, perteneciente a ese lugar que tanto me ha marcado. Desconozco si existen las vidas anteriores, pero si fuera así, sin duda yo viví en la Alfama, recorrí sus calles, me enamoré de sus ausencias y me empapé de la nostalgia de sus fados...


Qué raro es el tiempo, qué extraña la manera que tiene de transcurrir, a veces tan rápido, otras veces tan lento. Pero apostada frente a ese azul intenso, el frío no me importa, ni siquiera lo siento. Contemplo los contornos de ese barrio que guarda en su memoria tantos tristes secretos, algunos de ellos sepultados bajo los adoquines de sus estrechas callejuelas. La belleza del lugar aún es mayor en esta tarde de invierno, sólo las campanas de las iglesias marinas interrumpen el silencio, o el traqueteo lejano del eléctrico 28 al doblar la esquina. Todo lo demás es silencio, abrumador y a la vez melódico, silencio detenido en un lugar donde el tiempo hace mucho que se ha parado en un momento indeterminado. Hace tanto frío en esa tarde de domingo que ni siquiera hay gente en este lugar, el más bello de Lisboa. Pero aunque me queden sólo unas horas en esta ciudad, no puedo irme de ella sin despedirme de mi Alfama.

Lisboa, menina e moça. Alfama de mis amores... te echo tanto de menos que tu recuerdo me hace daño en el alma







Comentarios

cris ha dicho que…
Si ya decía yo que tengo que ir a Portugal un día de éstos... tiene que ser precioso
geminisdespechada ha dicho que…
joooo de verdad que este año que viene voy, me lo voy a poner como propósito, me has convencido :)
Lucía ha dicho que…
Este post me ha tocado un poco el corazón. Precioso.

Un beso
SVaRaDa ha dicho que…
Tengo que volver con mi chico que aún no lo conoce... me encanta Lisboa, pero qué te voy a contar, si eres una enamorada de su tristeza y melancolía!

Entradas populares