EL TIC-TAC DEL CORAZÓN

A mi amiga Espe (Espe Migratoria), en agradecimiento por sus desvelos literarios, por los buenos momentos, las risas y los libros.


La Mecánica del corazón, un nombre evocador para una novela cuya historia recordarás vagamente durante mucho tiempo, estoy segura. Ya la portada de este libro es capaz de subyugar, recordándote inexorablemente a un cuento de tintes góticos con el subtítulo de dirigido por Tim Burton. Y si no, al tiempo, que esta historia reúne todos los elementos para que nuestro querido e histriónico director se decida a rodarla (que torres más altas han caído).

Y es que este libro de algo más de 150 páginas se lee en tres patadas (como diría mi amiga Estrella), yo lo leí en un viaje de avión al norte y un ratito de espera en el aeropuerto. Y es que la historia engancha… de principio a fin…


Jack es el protagonista de la historia, un niño que llega al mundo en Edimburgo, la noche más fría de todos los tiempos, y que nace con el corazón helado. Abandonado por su madre, será rescatado por la doctora que lo trae al mundo, quien le opera y le inserta un reloj como corazón. Ese tic-tac le acompañará toda su vida, pero Madeleine, la doctora que se convertirá también en su madre, tiene miedo de que un día se enamore, ya que ese día su reloj-corazón tendrá problemas y Jack podría morir.

En cualquier cuento con tintes góticos como éste se necesita irremediablemente una historia de amor. Y en La mecánica del corazón estaba cantado que sucedería. Jack conocerá a una pequeña cantante, Miss Acacia, de quien se enamorará perdidamente, abandonando su Edimburgo natal y recorriendo media Europa hasta llegar al sur de España para reencontrarla y vivir, con sus más y sus menos, el amor cegador.

Como os decía, se trata de un cuento con tintes góticos, por lo que no esperéis encontrar en él una historia de un mundo de rosas, sino que aunque se trata de una historia tierna y en momentos muy sensible, en otros pasajes resulta dura e incluso difícil, con muchos tintes agridulces. Luego está el final, que puede gustar o no, pero no deja indiferente a nadie.


Pero claro, para eso, tendrás que leerlo…

Comentarios

Espe ha dicho que…
Ohhhhhhhhh, muchas gracias por la dedicatoria. :-) Me alegro de que te haya gustado este libro, aunque es cierto que el final no deja indiferente... Pero es una historia muy bonita.
Pepa ha dicho que…
Te puedes creer que nunca he leído nada gótico?
Leira ha dicho que…
Tiene buena pinta. Que yo recuerde yo tampoco leí algo gótico.
Be ha dicho que…
A mi me gustó porque da una vuelta a la historia de amor eterna... El protagonista me encanta, cómo siente el tica-tac, cómo se averguenza de su corazón porque lo hace diferente, cómo se enamora (el ramos de gafas es delicioso) y no sigo porque no quiero destrozar el libro.
El autor es cantante de un grupo francés. Se nota que no es un escritor notable en recursos pero esa ingenuidad mantiene fresca la historia.
La segunda parte creo que pierde gracia...

Entradas populares