EL ÚLTIMO JINETE, HISTORIA DE UN SUEÑO

Este martes (sí, ya sé que llevo un par de días de retraso en posts) tuve el placer de asistir al preestreno del Musical El Último Jinete. Desde aquí, tengo que dar las gracias a la revista Yo Dona, que me invitó a este preestreno a través de uno de sus concursos, ofreciéndome una entrada doble de manera totalmente gratuita y un minitour antes del comienzo del espectáculo para ver entre bambalinas cómo son los minutos previos a un gran montaje como éste. 

Creo que este sábado en la propia revista Yo Dona van a hacer un pequeño reportaje con fotos de los agraciados en este concurso, así como la pequeña entrevista que nos hicieron al día siguiente tras haber disfrutado del espectáculo. Miraré este sábado a ver si aparezco en dicha publicación (qué ilusión!), y de ser así, me temo que os "brearé" con un pequeño post que incluya mi aparición en Yo Dona. 

EL MUSICAL PARA ESTA NAVIDAD EN LOS TEATROS DEL CANAL

Me gustan los Teatros del Canal, y además me gustan por muchas razones: me gusta el lugar, su acústica, su disposición... pero también me gustan mucho sus montajes. Hace un año y medio aproximadamente pude disfrutar allí de un maravilloso montaje de El lago de los cisnes interpretado por el Ballet Nacional de Cuba. Hace apenas unos meses, disfruté por ejemplo de un espectáculo muy diferente, Eoloh, una especie de circo donde la diversión estaba más que asegurada. 

Volver a los Teatros del Canal siempre es un placer y máxime para ver..... ¡¡¡¡¡¡¡un musical!!!!!!! Y es que, aquí la que suscribe, se pirra por los musicales. Ya veis, gustos que tiene una.... y éste se me había pasado. No porque se me hubiese pasado físicamente (ya que al ir al preestreno, como su propio nombre indica, ni siquiera lo habían estrenado, por lo que disponía de unas cuantas sesiones por delante para verlo, y además en época navideña que, al menos para mí, siempre es un plus), sino porque, como suele decirse, no me había yo "pispado" de este montaje. 

Me alegro muchísimo de haber sido agraciada con el premio de poder acudir gratuitamente a este musical en el concurso de Yo Dona, porque además de pasármelo fenomenal, descubrí un musical con una puesta en escena fantástica y unos efectos luminosos francamente maravillosos. Toda una sorpresa inesperada en un musical muy adecuado para estas fechas navideñas y que creo que no debéis perderos. 

EL ÚLTIMO JINETE: LA HISTORIA DE UN SUEÑO. 

No sé por qué, pero salvando las distancias, el hilo conductor de este musical me recordaba, de alguna manera, a la historia de El alquimista, de Paulo Coelho. La moraleja del mismo es que hay que perseguir tu sueño. Pues esto es precisamente lo que persigue el protagonista de su sueño: encontrar al caballo más precioso y magnífico del mundo, que nació en sus sueños y que está seguro de que terminará encontrándolo y siendo el jinete del corcel más bello del mundo. 

Aunque su paupérrima vida no permite siquiera imaginarlo, quizá este jinete está destinado a encontrar su corcel blanco, y no sólo eso, sino también a perseguir su sueño, conseguirlo y lograr vivir una aventura que le llevará a conocer lejanas tierras y vivir peripecias que nunca habría podido imaginar. 


La historia de "El último jinete" es una historia épica, una aventura en la que además se mezclarán muchos elementos de otras historias conocidas. A veces piensas que estás dentro de la historia de Aladdin, en otros momentos que has llegado al Londres de Mary Poppins o de My Fair Lady e incluso en algunos momentos te vendrán a la retina retazos de El Rey León o de Cabaret. El viaje iniciático será ecléctico donde los haya, pero ya se sabe que todo es posible si lo que está en juego es el cumplimiento de un sueño. Porque para hacer realidad un sueño, absolutamente todo merece la pena. 

UN MUSICAL CASI MÁGICO (PERO CON ALGUNOS DETALLES A MEJORAR). 

Si hay algo especialmente reseñable de este musical es que parece casi magia. La historia es preciosa, pero sobre todo resulta fascinante el modo en que es narrada, llena de sorpresas y de aventuras vividas por su protagonista, en busca de su sueño, que le hará transportarse por mundos que nunca podría haber imaginado siquiera. Incluso, estará ayudado de otros personajes, sacados casi del mundo de los sueños o de la magia, logrando una puesta en escena espectacular. 

Y es que, si algo sorprende especialmente de este montaje es su maravillosa puesta en escena. Estéticamente resulta de lo mejor que he visto, el vestuario ha sido diseñado con esmero y pensando en cada detalle. Los personajes aparecen caracterizados con diferentes vestuarios, algunos de ellos sorprendentes (y de los que luego os hablaré). He leído que muchos de los trajes, especialmente los de inspiración árabe, han venido desde Marruecos, para poder representar estos trajes de manera más verídica.

Sin embargo, me queda el resquemor de que este musical pudo haber sido algo fantástico que se quedó a medias. Se trata de una propuesta arriesgada, el primer musical inédito estrenado en más de una década, con una mezcla de estilos quizá demasiado ecléctica para el gusto del espectador de a pie (una mezcolanza que, tal y como os comentaba antes, quizá tenga demasiados elementos reconocibles de otras obras y montajes), con dinero saudí en la inversión y todo. El escritor Ray Loriga también forma parte de esta fórmula que en muchas ocasiones resulta sorprendente pero en otros momentos patina un poquito.

Creo personalmente que hay números que sorprenden (como por ejemplo el de las langostas), otros que no se entienden demasiado (véase el de la coreografía de las camellas) y en general la historia resulta inconexa y para mí, el resultado final es una obra demasiado larga en la que el espectador termina desconectando (hay que tener en cuenta que, incluyendo el descanso, al final estaremos en total casi tres horas en este espectáculo).

En general, da pena que no se haya conseguido un resultado más redondo, ya que medios e imaginación no le faltan. Quizá se hayan pasado con la imaginación y sobre todo con la simbiosis de historias y estilos que hacen que el eclecticismo supere las barreras de lo que podríamos llegar a resistir como espectadores.


Si lo acortasen e hiciesen que la historia fuese más lineal, recortando y a la vez trazando mejor la línea de la historia, creo personalmente que mejoraría mucho. Creo que la idea y todo el elenco se lo merecen, especialmente el elenco de actores y actrices, joven y con muchas ganas de meterse al público en el bolsillo, que dan lo mejor de sí mismos en el escenario desde el minuto uno, y que no sucumben ni ante el cansancio ni ante nada, a pesar de la longitud del musical en sí.

Lo tendréis en cartel desde el 5 de diciembre hasta el 6 de enero y puede ser un buen espectáculo del que disfrutar uno de estos días navideños. Aunque las entradas no son baratas (nunca lo son para un musical y el despliegue de medios sin duda merecen ese precio), existen algunas ofertas interesantes. Por ejemplo, los de Letsbonus tienen una oferta de entradas a 20€ (un precio francamente bueno), eso sí, siempre que saques un pack familiar de cuatro personas. Pero en cualquier caso, como siempre, os recomiendo que estéis atentos a las webs de descuentos, seguro que en algún momento sacan alguna oferta interesante.

En cualquier caso, quedémonos con la historia de que siempre merece la pena perseguir un sueño y luchar por él. Y uno de los puntos fuertes de este musical es que no es, ni más ni menos, que la historia de un sueño.

Y ya lo decía Paulo Coelho:



Cuando quieres algo, todo el Universo conspira para que lo consigas.                                                             



Comentarios

Espe ha dicho que…
A ver si llegamos a tiempo...
Después de leerte me he desinflado un poco, no sé, aunque los actores lo den todo y el despliegue de medios no sé si al final no me arrepentiría. Un beso.

Entradas populares