MATÍAS CUMPLIÓ SU SUEÑO


Aunque con retraso, por fin publico este post, que quiero dedicar a mi amiga Matiba, del blog Matiba's corner, quien me hizo un precioso regalo en forma de este libro.
Todo esto comenzó gracias a una iniciativa fantástica que circuló por las redes sociales a principios de año: la Cadena de Favores. Consiste en hacerle un regalo a los cinco primeros amigos que se apunten a tu lista. El plazo era todo el 2013, y he de decir que yo, que publiqué dos listas (una en Facebook y otra en el blog). 


El libro El sueño de Matías ha sido el regalo de Matiba, con el que acertó de pleno. Junto al libro, venía una carta escrita a mano por ella, en la que me contaba que cuando pensaba en mí se le venían a la cabeza ciertas palabras como libro y museo. Cuando encontró este libro, supo que había encontrado el regalo perfecto para mí. Un libro que hablaba de museos y que además era un cuento para niños. Un cuento que podré leerle muchas veces a mi hija Henar y siempre que lo haga me acordaré de Matiba.

Sólo puedo decir ¡¡¡¡Gracias, gracias, gracias!!!

UN RATÓN QUE DESCUBRIÓ SU SUEÑO.

Érase una vez un pequeño ratoncito que se llamaba Matías y vivía con sus papás en una especie de trastero destartalado. En aquel trastero había muchas cosas viejas que no servían para casi nada y Matías no era muy feliz allí. Tampoco era feliz con su vida y, aunque aún era un pequeño ratón, no tenía ni idea de a qué quería dedicarse, no había encontrado su vocación ni su felicidad.

Sin embargo, un buen día toda su vida cambió sin previo aviso. Aquella mañana asistió, con el resto de sus compañeros de colegio, a un museo. Matías no sabía siquiera lo que era un museo, pero aquel día descubrió que un museo era un lugar lleno de tesoros, en aquel museo descubrió por primera vez el arte, ese mundo maravilloso en el que casi cualquier cosa era posible. Sin habérselo propuesto, había encontrado su vocación en el mundo, algo que le haría inmensamente feliz y a la que pensaba dedicarse en cuerpo y alma a partir de entonces.

Llegó a su casa y en aquel trastero destartalado, Matías ya no veía simples trastos viejos, sino un universo de color, una mezcla de formas colores y dimensiones que podía reproducir en sus cuadros, convirtiéndolos en auténticas obras de arte. A partir de entonces, decidió dedicarse en cuerpo y alma a cumplir su sueño: convertirse en un reputado pintor.

Algún día, soñaba con que uno de sus cuadros acabaría colgado en una de las paredes de aquel museo que había visitado con sus compañeros de colegio y donde había descubierto su verdadera vocación. Soñaba en que el día en que el cuadro acabase colgado en aquel museo, cuando algún pequeño ratoncito le preguntase cuál era el título de su cuadro, le diría muy orgulloso: “Mi sueño”.

¿Hay algo más importante en el mundo que luchar por hacer realidad nuestros sueños? Tampoco había ningún título mejor para darle nombre al cuadro del pequeño ratoncito Matías.


UNA HISTORIA PARA QUE LOS NIÑOS APRENDAN.


Personalmente, yo tengo el férreo convencimiento de que la


 vocación es algo fundamental, una de las cosas más importantes en la vida. Por desgracia, no resulta nada sencillo encontrar la verdadera vocación y no todo el mundo tiene la suerte de encontrarla algún día, menos aún la oportunidad de poder dedicarse a su verdadera vocación, en el caso de que la conozca. Por eso, si identificas tu vocación y puedes dedicarte a ella, has de ser consciente de que estás siendo muy afortunado, haciendo realidad tu sueño. La vida es mucho mejor cuando te dedicas a algo que te hace feliz y que se te da bien, algo para lo que has nacido, aunque tú no lo supieras.

Cuando leí por primera vez la historia del ratón Matías, me quedé absolutamente enamorada de ella, me fascinó. Creo que es una buena parábola para los niños, para que aprendan a luchar por lo que verdaderamente quieren y enseñarles lo importante que es hacer cosas que te hagan feliz, intentar encontrarlas y luchar por ellas.

La historia de Matías es un cuento muy bien trazado, una historia bonita, que habla de los sueños y de la vida. Además, tiene unas ilustraciones preciosas y es un libro que en realidad es una auténtica joya, ya que podrás leerlo una y mil veces y tanto peques como mayores disfrutarán con él.

Estoy segura de que tanto mi hija como yo disfrutaremos mucho con él. Primero se lo leeré yo y luego, cuando aprenda a leer, lo podrá leer ella directamente. Creo que este tipo de libros, ediciones tan bien cuidadas, con una buena encuadernación, excelentes ilustraciones y una historia de la que se pueden extraer tantas enseñanzas, resulta un libro precioso, de los que tener en nuestra biblioteca y cuidar muy bien para que pase de generación en generación.

.

LA IMPORTANCIA DE LA LECTURA Y DE SUS VALORES.


Aún no he empezado a leerle libros a mi hija. A veces abrimos alguno y básicamente yo le enseño las ilustraciones, ella se fija en las formas y colores y los señala, pero poco más. También le leo libros muy básicos con una historia tipo un pato que se encuentra a una rana y le dice que salta muy bien, pero no hemos pasado a lecturas más sesudas lógicamente. Mi hija es demasiado pequeña, apenas tiene 13 meses y no se entera de casi nada la pobrecita.

Pero lo que tengo claro es que quiero imbuirle a mi hija el amor por la lectura, leerle yo primero y que luego empiece a leer ella directamente. Para que ella empiece a leer todavía quedan unos años, pero yo espero que el año que viene podamos empezar a leer juntas, es decir, que yo pueda empezar a leerle bonitos cuentos y que ella vaya enterándose de lo que dice el cuento y del verdadero mensaje que quiere trasladar su historia.

Este libro en principio está orientado a niños de 4 años , así que de momento nos queda un poco grande, pero es lo que yo llamo un producto crecedero, que podremos empezar a utilizar (y disfrutar) probablemente el año que viene (cuando mi hija tenga algo más de dos años) y que disfrutaremos durante varios años, más allá de los 4 años marcados.

De momento, lo estoy disfrutando yo. Os confieso que lo he leído ya varias veces, y que me encantan este tipo de libros, con bonitas ilustraciones. Y éste quizá un poquito más, porque me gustan muchísimo los valores que quieren hacernos llegar a través de la historia del ratoncito Matías. Unos valores que yo quiero transmitir a mi hija y que a través de esta historia de ratones podrá calarle.

LA EXPERIENCIA DE ITACA.


Espero que haya quedado claro que me ha encantado este libro y que le estoy muy agradecida a Matiba por habérmelo regalado y además por haber tenido tan buen ojo a la hora de elegirlo, porque está claro que acertó de pleno. Me encantan los libros, pero me gustan especialmente este tipo de libros, editados con mucho mimo, ediciones que son pequeñas joyitas, que si cuidamos bien pasarán de generación en generación y seremos muchos, pequeños y mayores, mayores que lo leyeron y disfrutaron de pequeños, quienes disfrutaremos de ellos.

El libro de El sueño de Matías es un libro precioso, con una historia tierna y sensible y unas ilustraciones que hacen imposible que no te enamores del libro nada más abrirlo. Te enamorarás de él la primera vez que lo veas, pero es que lo leerás una y mil veces. Tiene unas ilustraciones preciosas, sencillas pero a la vez encantadoras, y en seguida te enamorarás del pequeño ratoncito, de su amiguita ratoncita y sobre todo de su empeño y su tesón por hacer realidad su sueño.

Me gusta además especialmente el mensaje que nos traslada El sueño de Matías a través de esta tierna historia de ratoncitos. De acuerdo con que la vida no es de color de rosa, y que actualmente, con la que está cayendo, resulta ya difícil de por sí encontrar trabajo, cuanto menos tener la suerte de poder dedicarte a algo que realmente te haga feliz. Pero los sueños son algo fundamental en nuestra vida, y nunca, absolutamente nunca, debemos olvidar nuestros sueños, debemos tenerlos siempre muy presentes y agarrarnos a ellos en medio de las tempestades, luchar por ellos, porque son una parte esencial de nosotros mismos.

Un buen libro que puede hacer muy feliz a un niño pero del que podemos disfrutar tanto los mayores como los pequeños. Os lo recomiendo, estoy segura de que os podrá servir como regalo y que acertaréis de pleno con él.

Muchas gracias, de nuevo, Matiba, por este fantástico regalo. Henar y yo te agradecemos infinitamente el habernos presentado a Matías y su sueño.


Comentarios

Espe ha dicho que…
Un regalo precioso, desde luego.
matiba ha dicho que…
Me alegra muchíiiiiiisimo haber acertado y sé que Henar y tú pasaréis muy buenos ratos juntas entre museos, lecturas y ratoncitos :) Besos!!
Pedro ha dicho que…
Muy bonito

Entradas populares