VEN EL JUEVES, LOS MIÉRCOLES NO EXISTEN EN EL TEATRO LARA

Hace un par de semanas, me acerqué al Teatro Lara a disfrutar de uno de los espectáculos que tienen en cartelera, la obra Los miércoles no existen. Este rato agradable se lo debo a mi amiga Virginia, que me insistió en ver la obra ya que había cosechado buenas críticas. Inicialmente, habían empezado a representarla en una sala menor (la Sala el Sol de York) y luego en el Off del Teatro Lara. Tuvieron tanto éxito que ahora se representa en la Sala Principal del Teatro Lara los jueves por la noche (a las 22 horas).
Por si alguien tiene interés, deciros que este jueves (25 de julio) tienen función. Y que luego pararán durante unas semanas hasta finales de agosto. Pero como parece que la cosa tira p’adelante, seguro que vuelven después del verano y tenéis tiempo de ver alguna de sus funciones. Eso sí, las funciones se celebran un poco tarde, los jueves a las 22 horas, por lo que más vale que vayáis despiertos y no os ataque el sueño.

LOS MIÉRCOLES NO EXISTEN: DOS ELENCOS DE ACTORES.

Esta obra resulta cuanto menos curiosa. Se trata de una comedia romántica de enredo y urbana, de pequeñas historias entrelazadas entre sí, protagonizadas por seis personajes cuyos hilos se van tejiendo poco a poco, hasta cruzarse entre sí, aunque quizá no todos los personajes son conscientes de ellos.
En total, tenemos seis personajes sobre el escenario, aunque en esta obra existen doce actores y actrices, más un par de músicos. Sin embargo, en cada función actúan sólo seis actores y siempre los músicos, eso sí. Se trata por tanto de dos elencos completos que podrás ver si acudes a ver la función en dos fechas diferentes y con los dos elencos diferentes.
Entre el elenco existen algunos nombres conocidos de actores y actrices jóvenes de nuestro país, muchos de ellos conocidos sobre todo por algunas series de televisión. Por ejemplo, Diana Palazón (a quien recordaremos de la mítica serie Al salir de clase ), William Miller (actor que participó en numerosas series comoCuéntameHispania o Isabel, por nombrar algunas), Armando del Río (actor de Gran Reserva ), Dani Muriel (que participó en Escenas de Matrimonio ) o Daniel Guzmán (de Aquí no hay quien viva).
Sin embargo, como os digo, existen dos elencos, por lo que no veréis a todos ellos. De hecho, entiendo que el día que yo fui participaba el elenco que podemos calificar de “menor” o al menos de “menos conocido”, ya que de toda la lista de actores más o menos famosetes que os he comentado solamente aparecía Armando del Río en la función a la que asistimos nosotras.

UNA OBRA DIFERENTE.

He de decir que me gustó bastante esta obra. No deja de ser una obra para pasar el rato pero al menos resulta bastante entretenida y además la puesta en escena es de lo más divertido.
No sé si conocéis la Sala del Teatro Lara. Este pequeño teatro es una de las maravillas de Madrid, ya que es pequeñito y sencillamente precioso. Fue apodado en su día como La bombonera de Don Cándido ya que es como una pequeña bombonera llena de encanto. Nosotras teníamos localidades en el patio de butacas, en la cuarta fila, no pegadas al pasillo central pero sí bastante cerca. El caso es que por ese pasillo pasaban los actores, subían y bajaban del escenario, corrían, saltaban, se declaraban su amor… Todo ello acompañado de una música en directo que hará que en determinados momentos te den ganas de cantar e incluso ponerte a bailar.
Los miércoles no existen toma su título de una de las ocho historias (si no recuerdo mal, creo que son ocho) que se interpretarán sobre el escenario. Con un atrezzo de lo más versátil, que sirve igual para un bar, una casa, un taller de pintura, o un piso en alquiler (la imaginación hace el resto), las tres actrices y los tres actores irán interpretando un papel cada uno, pero en historias en ocasiones paralelas, otras que se entrelazan o se cruzan. Al fin y al cabo, la vida es así, un bucle de caminos, que a veces se encuentran y otras veces no.
Las historias en sí no tienen mucha chicha. Hablan de relaciones rotas, de relaciones con terceros, de infidelidades, de noches de pasión, de sueños rotos… Un poco un vodevil urbano del siglo XXI, historias que les pueden ocurrir a cualquier treintañero de hoy en día.
Lo dicho, nos gustó mucho el estilo, la música en directo, la interrelación de las historias, el montaje, los actores y actrices pasando entre los pasillos etc. Aunque las historias tienen poca chicha, pero para una noche de verano está estupenda, ya que te permite pasar un rato agradable y distendido.

EL TEATRO LARA Y SUS PRECIOS ADAPTADOS A LOS TIEMPOS QUE CORREN.

Creo que el Teatro Lara tiene una política de precios excelente.  En los tiempos que corren, en plena crisis, con poco dinero en el bolsillo y unos precios muy elevados en cuanto a ocio se refiere, si encima este tipo de obras de teatro tienen un IVA del 21%, os podéis imaginar… La situación es que los teatros suelen estar vacíos, que las entradas suelen ser demasiado elevadas y que el sector cada vez está peor. Existen muchísimas salas y teatros que están echando el cierre a lo largo y ancho del país y es una auténtica tragedia.
Sin embargo, el Teatro Lara lo está haciendo francamente bien con numerosas acciones para tiempos de crisis. A veces, se vuelven tan locos que te permiten acudir al teatro con precios anticrisis a 1 euro la entrada. Pero sin volverse tan locos, nosotras fuimos por entradas a 11 euros (10 euros la entrada y 1 euro de gastos de gestión).
En el apartado entradas, en el caso concreto del Teatro Lara, mi recomendación es que las saquéis a través de su página web y en concreto, a través del botón de Ticketea. Es cierto que a veces el precio es un poco superior (cuando saqué estas entradas, el precio de las mismas en Letsbonus era de 10 euros mientras que por aquí salían a 11 euros, ya que te cargan 1 euro de gestión), sin embargo existe una razón de peso para sacarlas a través de Ticketea en la página del Teatro Lara: te dejan elegir las localidades. Parece una tontería, pero con el resto de páginas de descuentos (atrápalo, Letsbonus etc.) no te dejan elegir las localidades, y cuando llegas al teatro te dan lo que queda libre. En Ticketea escoges tus localidades, te envían las entradas en pdf, te las imprimes y vas directamente al espectáculo sin necesidad siquiera de pasar por taquilla, lo que lo hace todo mucho más sencillo. Por uno o dos euros de diferencia, os aseguro que merece la pena.

LA EXPERIENCIA DE ITACA TEATRERA.

Probablemente ésta sea la última obra de la temporada para mí. Es cierto que me quedan un par de semanas por los Madriles, pero entre que mis dos acompañantes teatreras habituales están ya de vacaciones y que tampoco hay mucho en cartelera que me llame, probablemente hasta septiembre no vuelva al teatro, por lo que esta obra sería la última de la temporada para mí.
Me lo pasé bien, me sirvió para echar un buen rato, volver al Teatro Lara (uno de mis teatros fetiche de Madrid) y además cenar previamente en la mejor compañía posible.
La obra en sí no es fantástica, pero yo sí que le daría un siete sobre diez. He decidido por ello, como notable, ponerle cuatro estrellas, ya que las tres estrellas y media no están permitidas en Ciao. Desde luego, por 11 euros merece la pena y el teatro, probablemente gracias a las campañas de ofertas y captación, estaba absolutamente abarrotado. Pasas un buen rato, tienen un montaje excelente, te cuentan historias del día a día (es posible que incluso te sientas identificad@ con alguna de ellas) y en general disfrutas del espectáculo.
No se le puede pedir más. Ir al teatro y disfrutar de su magia siempre es la mejor idea posible.

Comentarios

Saramaga ha dicho que…
Fui a verla, en el off del Lara, en una escapada que hice a Madrid. Me encantó, y me lo pasé genial.
Besos
Anónimo ha dicho que…
Hola Eva!

A nosotros tb nos encantó ¡¡¡muchísimas gracias por las invitaciones!! Lo pasamos fenomenal, la música en directos, los guiones y los actores infiltrados ¡¡¡imposible no divertirse!!! Sin duda una buena elección, y gracias tb por descubrirme las entradas anticrisis del Teatro Lara

Ana García

Entradas populares