IV CONGRESO DE MENTES BRILLANTES: ¡APASIONANTE!

El pasado sábado tuve la maravillosa oportunidad de poder asistir a la última sesión del IV Congreso de Mentes Brillantes, que se celebró durante los días 7, 8 y 9 de noviembre en el Circo Price de Madrid. Por horarios laborales y familiares, me fue imposible asistir a las sesiones del jueves y el viernes, quizá por ello fui con muchas más ganas a disfrutar de la sesión del sábado. Y os puedo asegurar que cualquiera de las expectativas que tenía previamente (que eran altas), quedaron superadas con creces durante el evento. Fue una mañana grandiosa, donde aprendí muchísimo, recordé las cosas verdaderamente importantes de la vida, me emocioné, lloré y salí de allí sabiendo quién era y qué quería ser en la vida. 

A quienes me leéis, el otro día os comenté que no había pasado una semana muy allá. De hecho, la semana pasada, laboralmente hablando, fue muy dura. Muchas veces otros toman decisiones por ti, pero otras, te toca a ti tomar decisiones difíciles. Dudé mucho, sopesé los pros y los contras, reseteé mi cerebro, hablé con mis confesores (personales, nada que ver con la religión) y fui dando forma a una decisión. Pero mientras asistía a las conferencias del Congreso de Mentes Brillantes lo tuve claro. La decisión se escribió en mi mente: iba a luchar por ser feliz en la versión laboral y personal, en adoptar el mayor punto de equilibrio posible (dentro de la realidad), aunque quizá no todos lo entiendan, aunque quizá muchos crean que me equivoque. Pero en la vida no todo puede ser ambición, la propia vida es más importante y muchas veces lo olvidamos. 

La sesión del sábado 9 de noviembre estaba dividida en dos grandes bloques: 
  • Las dos caras del deporte. Con la participación de tres conferenciantes: Patricia Ramírez (psicóloga del deporte), Andy Miah (doctor) y Teresa Perales (máxima medallista paraolímpica española). 
  • El ser creativo. También con tres ponentes: Javier Mariscal (diseñador), Steve McCurry (fotógrafo) y David J. Peterson (lingüista). 

A priori, podía sentirme más identificada con la segunda parte de la mañana, razón por la que quizá mis expectativas eran más altas sobre el segundo ciclo de conferencias. Sin embargo, la mañana fue absolutamente emocionante, me gustaron dos ponentes de cada uno de los dos bloques pero me emocioné con la presentación de Patricia Ramírez y me saltaron las lágrimas con Teresa Perales, que nos demostró a todos lo que es verdaderamente importante en la vida. 

Mentiría si no dijese que también me gustó mucho la presentación de Mariscal (aunque de otra manera) y la de Steve McCurry, que ha sabido captar con su cámara lo que verdaderamente ha sido el mundo. Y cómo se transforma. 

Me permito haceros un pequeño resumen de los mensajes que más me gustaron, especialmente los de Teresa Perales, por supuesto. Como buena guinda, prefiero dejarla para el final. Al fin y al cabo fue la mejor de todas. 

Todas las presentaciones tenían que ceñirse a 21 minutos, tiempo suficiente para fascinarnos y que nos supiera a poco (aunque para algunos 21 minutos fueron demasiado para lo que tenían que contar). 

De las presentaciones de Andy Miah y David J. Peterson no deseo comentaros nada. Uno hablaba del dopping en el deporte y otro de una lengua que se había inventado, una suerte de esperanto moderno. Ninguno fue capaz de emocionarme. Y en aquella mañana, mi emoción estaba a flor de piel. 


ALGUNOS MENSAJES PARA NO OLVIDAR...


Patricia Ramírez comenzó hablando del fracaso, esa palabra a la que todos tenemos miedo, de la que nos han enseñado a huir. Pero el fracaso tiene mucho que ofrecernos, si lo valoramos en su justa medida, aprenderemos a ser más valientes. Debemos dejar de lado la conducta vaca, rumiar y rumiar nunca sirve de nada. Abandona tu zona de confort. Rellena tu cerebro con lo importante, lo que suma. Y deja de lado las negatividades, que sólo restan. Las emociones deben llevarnos a actuaciones
El sufrimiento (otra palabra a la que le tenemos terror) forma parte de la vida. No te recrees en el No me lo merezco, nadie se merece las cosas malas que pasan cada día en el mundo, y no por ello dejan de ocurrir. Tira p'alante. Busca soluciones, encuentra fortalezas. Toma conciencia plena del esto, el aquí y el ahora. Si eres capaz de sentir algo, serás capaz de hacerlo. 

Esto es lo que soy es importante, pero todo se puede cambiar. Esto es lo que quiero ser en este momento de mi vida. Por lo que voy a luchar. Debes luchar por tu felicidad, por hacer lo que crees, por tomar decisiones que otros no entenderán. Lucha por ser lo que realmente quieres llegar a ser, no lo que otros quieren que seas. Tú decides la emoción que quieres sentir y en qué te quieres convertir. 




---------------------------------------------------------------------------------------

Javier Mariscal nos dejó fascinados, pero sería imposible recoger con palabras el absoluto show de presentación que montó en sus 21 minutos. Manuel Campo Vidal, presentador y moderador del evento, le dijo algo así como que nunca había visto una presentación tan creativa y diferente. Y no era para menos la afirmación. Mariscal, fiel a su estilo, llenó nuestra retina de dibujos, de colores, contándonos el Big Bang desde la perspectiva del color. Al final de la misma, pasó su ojo creativo por algunas marcas de toda la vida (cuyos representantes deben estar temblando si estaban por allí) y nos hizo ver la vida de otra manera





---------------------------------------------------------------------------------------

Steve McCurry nos recordó que en nuestra vida tenemos que seguir nuestra pasión. Follow your passion, perseguir tu sueño. Para hacer el mejor trabajo posible, es imprescindible tener pasión por lo que hacemos. Desgraciadamente, muchas veces lo olvidamos y aquéllos de los que dependemos también lo olvidan. Por eso es tan importante rodearse de buena gente. La buena gente aporta, son relaciones que pueden durarte toda la vida. Es fundamental invertir tiempo en encontrar buena gente para construir un buen equipo de trabajo. 

McCurry nos habló de sus viajes a lo largo y ancho del mundo. Lo recordaremos por aquella imagen de la niña afgana de ojos verdes, portada de la National Geographic y que dio la vuelta al mundo. Pero McCurry ha conseguido instantáneas mejores aún, recorriéndose el ancho mundo. 
Me encantó su charla porque hablaba de Itaca, del camino, de la vida. No habló de Itaca y de Ulises como tal, pero sus ideas encajaban perfectamente en el mito de Itaca, el poema de Kavafis. Itaca es una idea contante en mi vida y a ella consagré este blog (si quieres saber más, te invito a leer el post que escribí en su día sobre ello). McCurry nos contó que, con frecuencia, las mejores fotos de su vida se las encontró en el camino, no en el lugar donde a priori pensó que iba a hacerlas. Por eso es tan importante abrir bien los ojos, tomarnos nuestro tiempo y que sea un tiempo de calidad, ser parte de la conversación, ser testigo de la historia que se está produciendo y que hay que contar. Contando historias, promovemos el cambio. Nos decía que él quería contar a través de sus fotografías cómo éramos, cómo hemos vivido. Ése es su legado. 

De todas las cosas maravillosas que nos contó me quedo con una frase: Es más importante el viaje que el destino. Ése es el mito de Itaca, el verdadero sentido de la vida. Y yo, no sólo me lo creo a pies juntillas, sino que lo pongo en práctica todo lo que puedo. 

---------------------------------------------------------------------------------------

Teresa Perales, no fue la última que habló, pero me gustó tantísimo todo lo que nos dijo, me impactó y me emocionó de tal manera, que quiero dejarla como broche final de este post. Teresa nos habló de las emociones, de ese día a día que tenemos todos y esos momentos bajos en los que nos planteamos si merece la pena seguir. Nos habló de cambios y que los cambios a menudo suelen traer nuevas oportunidades, aunque a veces no seamos capaces de verlo o sean cambios difíciles, pero todos ellos tendrán algo positivo, nos permitirán evolucionar y aprender. En esta vida sólo hay una cosa que no tiene solución: la muerte. No siempre lo tenemos presente y nos dejamos vencer por cosas que no importan, perdemos la esperanza y dejamos atrás las ilusiones. Pero todo tiene solución menos la muerte, y si no estás muerto, tendrás un mañana, ¡aprovéchalo!

Debemos recuperar la magia de descubrir las cosas por primera vez, la magia de aprender algo nuevo. Reconozco que en esto tengo ventaja, teniendo una niña en casa, si tienes ojos y corazón para verlo y sentirlo, tienes la oportunidad de descubrir algo nuevo con ella cada día. Pero no debemos olvidar la magia, no debemos olvidar que la vida está para vivirla y para disfrutarla, que nunca tengas que preguntarte, a toro pasado, ¿por qué no lo hice?

Teresa Perales también nos habló del fracaso y nos recordó que muchas veces nosotros somos nuestro más enconado rival. En la vida se necesitan algunas herramientas: disciplina, perseverancia, paciencia, voluntad, pasión, ambición sin olvidar la humildad y motivación. Ella no cree en la vida como una caja con paredes delimitadas, de la que no te puedes salir. Nos explicó que hay que luchar contra el miedo y contra las etiquetas y podremos descubrir un mundo lleno de posibilidades. Las ideas que tachamos de utópicas, quizá algún día puedan convertirse en realidad.


---------------------------------------------------------------------------------------

Estoy segura de que fue una excelente idea emplear mi mañana del sábado en acudir a esta edición del Congreso de Mentes Brillantes. El año que viene, voy a intentar acudir al congreso completo, estoy dispuesta a dejarme vacaciones para ello. Creo que esta sesión me sirvió para crecer como persona. Y me ayudó mucho a tomar una decisión difícil. Pero además, aprendí mucho con todos ellos, me emocioné y recordé cuáles son las cosas verdaderamente importantes de la vida: qué soy y qué quiero ser

Comentarios

Esther Carrero ha dicho que…
Te dejé un comentario anterior pero no se queda, en fin, te decía que gracias por el post, que me llega en buen comento para animarme la tarde. Ni siquiera sabía de la existencia de este congreso hasta que lo vi en otra de tus entradas, estaré pendiente para la próxima. Un beso.
Un poco más de brillo le hace buena falta a alagunas mentes de este país
Margari ha dicho que…
Qué penita que me pille tan lejos. Porque tras ver tu crónica, dan unas ganas tremendas de ir. Más mentes tan brillantes son necesarias.
Besotes!!!

Entradas populares