LA HISTORIA DE LA MEDICINA: EL MÉDICO DE NOAH GORDON EN LA GRAN PANTALLA

Ir al cine para mí es un lujo, no sólo por el precio sino por la falta de tiempo. Pero me encanta disfrutar del séptimo arte, y más aún en la gran pantalla. Por ello, aunque sea apenas cinco o seis veces al año, intentó ir al cine y disfrutar. Como voy tan poco, puedo escoger mucho las películas que voy a ver y casi siempre son películas de las que merecen la pena. Obviamente, escojo buen cine, pero también me pierdo muchas otras películas que merecen la pena.


Este 2014 empezó con una excelente sesión de cine en pantalla grande: la adaptación cinematográfica de la que, con toda probabilidad, es la novela más famosa de Noah GordonEl médico. Se trataba de una película larga (aproximadamente dos horas y media). Pero resulta tan intensa que se te pasa casi volando.



EL MÉDICO: SINOPSIS.

Robert Cole es un niño que vive en la absoluta pobreza de la Inglaterra rural del siglo XI. Su madre, muere a causa de la enfermedad del costado , para la que no había cura. Los médicos en la Europa Medieval no existían, salvo los judíos. Miles de cristianos morían cada día entre extrema unciones de curas que no les permitían ser observados por médicos ni chamanes, ya que lo consideraban contrario a su religión. La llamada enfermedad del costado era una de esas enfermedades comunes, para la que no había cura; según veremos a través de la película se trataba probablemente de una apendicitis que derivaba en peritonitis.


La muerte de su madre cambiaría el destino de la vida de Robert Cole. Separado de sus hermanos por la fuerza, se sube al carromato de un barbero-cirujano para sobrevivir. A su lado, en los años sucesivos, Robert aprenderá el oficio de barbero. Pero no se quiere quedar ahí, cuando descubre la medicina a través de un judío (que opera de lo que hoy conocemos como cataratas al barbero y consigue curarlo) y llega a sus oídos la existencia de un gran médico y profesor: Ibn Sina (Avicena), decide dejarlo todo y recorrer medio mundo, poniendo en riesgo su propia vida para convertirse en un médico de verdad.






El viaje hasta la lejana Persiaen concreto hasta la ciudad de Isfahán no estará exento de peligros, donde se encuentra la Universidad en la que imparte clases Ibn Sina. La ciudad se encuentra bajo la protección del Shah Ala ad Daula y en ella conviven judíos y musulmanes. Pero para llegar hasta allí, el camino será muy difícil. Estará a punto de morir por mar, en una difícil travesía por el desierto con una tremenda tormenta de arena incluida y por supuesto teniendo que hacerse pasar por judío, ya que en el mundo musulmán, a partir de Egipto, los cristianos estaban absolutamente prohibidos. Todo por lograr convertirse en un verdadero médico.



La película, como todos sabréis, está basado en la novela El médico, con toda probabilidad la novela más famosa de Noah Gordon. Sin embargo, existen grandes modificaciones entre la historia de la novela y la que cuenta la película, por lo que, aunque se mantiene la historia y los personajes principales, no es una adaptación fiel a la novela. Pero sí mantiene ese halo de aventuras que nuestro protagonista irá viviendo, una tras otra.


PERSONAJES PRINCIPALES.

Existen múltiples personajes dentro de la historia, pero voy a pararme en algunos de ellos, los principales o los que quiero resaltar por algún punto en concreto.

1. Tom Payne versus Robert Cole.

El protagonista de la historia, Robert Cole, está interpretado por un para mí desconocido actor llamado Tom Payne. Es probablemente de lo mejor de todo el elenco (con permiso de Ben Kingsley, por supuesto) y consigue interpretar a un Robert Cole ya adulto en todo momento muy creíble. Payne logra, con esos grandes ojos, mostrar siempre una curiosidad infinita por aprender el mundo de la medicina y poder curar a muchas personas. Dicha curiosidad y su afán de superación le llevarán a Robert Cole a tener bastantes problemas.

2. Ben Kingsley versus Ibn Sina. 

No es el protagonista de la historia, por ello no he empezado por él. Pero obviamente, la gran interpretación de la película corresponde a Ben Kingsley en su papel de Ibn Sina, un hombre tranquilo, con un gran amor a la medicina y la enseñanza, muy humano y que realiza una interpretación magistral. Si queremos imaginar a Avicena, creo que la imagen mental que nos pudiéramos hacer no diferiría mucho de la que proyecta Ben Kingsley. Interpreta a un Avicena sabio y templado, que quiere ayudar a aquellos que tienen interés en aprender y que es consciente de que él tampoco lo sabe todo y otros podrían enseñarle cosas nunca pensadas.

3. Stellan Skarsgard versus el barbero. 

El barbero que se hace cargo de Robert cuando es apenas un niño (eso sí, un poco obligado por las circunstancias) es un tipo peculiar: un hombre solitario, duro (pero que luego demuestra que tiene su corazoncito) y acostumbrado a conseguir dinero de debajo de las piedras, un superviviente nato. La interpretación de este actor me resulta agridulce: por una parte creo que hay momentos en los que está impecable en su papel, un hombre solo rodeado de miseria al fin y al cabo. Pero en determinados momentos me parece que cae en el histrionismo.

4. Emma Rigby versus Rebecca.

Rebecca es una bella judía a quien Robert Cole conocerá en su travesía por el desierto y por la que en seguida se sentirá atraído. Sin embargo, ella va a Isfahán a contraer matrimonio con un hombre mayor, rico y respetable dentro de la comunidad judía. Lo más destacable de esta actriz es su mirada intensa y que tiene cierto feeling Payn, además de que físicamente te los crees como pareja.

5. Olivier Martínez versus el Shah Ala Ad-Daula.

Si hay un personaje que me chirría es éste. No siento especial aprecio por Olivier Martínez, pero creo que su interpretación del Shah de Persia en esta película, se extralimita en todos los frentes. El Shah es el rey de Persia, un personaje temido por sus gentes. Además, este personaje tiene un punto un tanto odioso en cuanto a su tiranía (y en el fondo su debilidad no reconocida), demasiado orgulloso y visceral. Lo siento, creo que está absolutamente extralimitado y personalmente no me gusta

LA EXPERIENCIA DE ITACA.

Tenía muchas ganas de ver esta película. Aunque hace ya muchos años (probablemente alrededor de quince) que leí el libro de El médico de Noah Gordon, pero guardo un grato recuerdo de él. Es cierto que después de 15 años uno no puede recordar una lectura completamente y que tienes muchas lagunas y muchas cosas que se te escapan. En cierto modo, es mejor así, ya que el recuerdo que yo tengo de la novela no encaja del todo con la película.
Al parecer, no es que yo me haya vuelto loca ni que no recuerde en absoluto de qué iba el libro, sino que, aunque la película está basada en el libro, no es tan fiel como otro tipo de adaptaciones.
Aún así, es una película que está muy bien ambientada y que merece la pena verla y disfrutarla. La vida de Robert Cole es un recorrido grandioso por los orígenes de la medicina, no exenta de riesgos evidentes. En la oscura Edad Media la gente moría porque no se conocían remedios suficientes para curar sus dolencias. Para conocer esos remedios muchas veces había que ir en contra de la religión (de cualquiera, hay preceptos que condena el Cristianismo, el Judaísmo y los Musulmanes); abrir un cuerpo humano te llevaba a ser acusado de nigromante, mientras que las epidemias y las enfermedades incurables asolaban el mundo.




Además, nos presenta el problema religioso que siempre ha habitado en el mundo. Los musulmanes no toleraban a los cristianos (de ahí que Robert Cole haya de hacerse pasar por judío) y además los musulmanes, creyentes fervorosos de que la suya es la única religión verdadera, estaban dispuestos a realizar cruzadas por exterminar de sus ciudades a todos los infieles. Isfahá caerá, el Sha tendrá que enfrentarse a una guerra que en parte él ha propiciado, los judíos emprenderán un nuevo éxodo…

Los momentos semifinales de la película me recordaron a Ágora, de Amenabar. En aquella película, no eran los musulmanes, sino los cristianos, quienes en base al fervor religioso cometieron todo tipo de ataques, no sólo a las personas sino a la propia sabiduría. El ataque a la sabiduría milenaria persa de Isfahá, representado en la figura de Ibn Sina y sus clases de medicina, acabará con la casi destrucción de la ciudad por parte de una tribu del desierto, contraria al Sha. Esta tribu estará ayudada desde dentro de la ciudad, por los exacerbados religiosos que creen que la ciudad ha de ser únicamente musulmana y que en ella sólo debe habitar la palabra divina y sobre todo, nunca la ciencia.
El médico es una película que está muy bien hecha, muy bien ambientada y que nos presenta una Inglaterra medieval que era una auténtica pocilga de pobreza y enfermedades, frente a un mundo oriental mucho más evolucionado. Chocan frontalmente, pareciendo dos mundos absolutamente diferentes en todos los aspectos.
Sé que hay otras opciones en la cartelera actual, pero El médico es una opción muy a tener en cuenta. Una buena película, con una excelente fotografía, buenas interpretaciones en general y un argumento en el que no falta absolutamente de nada. Las dos horas y media que duran, se te pasarán volando. Y tendrás la absoluta certeza de que has elegido bien con esta película.


Esta película está basada en un libro imprescindible, si aún no lo has leído, debes hacerlo. Y si lo has hecho, no estará de más releerlo. También merece mucho la pena hacerse con la película

Comentarios

amparo puig ha dicho que…
Magnífica crítica la que has hecho de la película. Ganas de verla no me faltan, pero la verdad es que no tengo ni tiempo ni dinero. Espero que alguna de las dos cosas llegue algún día. Es curioso pensar que en la época medieval no había médicos -sólo judios- y en la antigua Grecia, 600 años antes de Cristo, había médicos y se estudiaba medicina. A veces pienso, con pesar, que las religiones -todas- han hecho un flaco favor a la historia de la Humanidad.
Esther C. ha dicho que…
Ando pensando verla, el libro me encantó, y con tu reseña casi me has convencido. Hace al menos díez años que me lo leí. Eso sí, a mí las pelis que duran tanto se me hacen muy largas en el cine. Besos.
Margari ha dicho que…
Tendré que verla, que veo que está convenciendo esta película. Leí el libro también hace muchos años, así que lagunas también me quedan.
Besotes!!!
El libro me encantó y la película, aunque sea en DVD la terminaré viendo
JOSÉ DOMINGO ALONSO ANTÓN ha dicho que…
Extraordinaria película. Muy recomendable, el libro no me lo he leído pero voy hacerlo lo más pronto posible. El protagonista impecable, el resto aprobado, el móvil muy acertado, pues nada más motivador que una madre que muere por desconocimiento médico de su mal, aunque desgraciadamente hoy desconocemos otros males. C'est la vite. Espero que la vean, nuestros futuros médicos y orienten conclusiones, aunque la ficción juegue también su papel....

Entradas populares