LA COPITA ASTURIANA, EL MEJOR RESTAURANTE ASTURIANO DE MADRID

Soy madrileña de devoción. Pero no debemos olvidar que también soy asturiana de pura cepa, nací y viví en Oviedo durante los primeros 25 años de mi vida (a excepción de un Erasmus en Italia). Y aunque estoy encantada de vivir en Madrid, a veces echo de menos algunas cosas de Asturias, entre ellas algunos platos de su gastronomía.
Sin embargo, estoy un poquito harta de los restaurantes que se autocalifican como asturianos en Madrid, porque no todos ellos son asturianos de verdad. Encontrar un restaurante asturiano de verdad, donde pongan una buena fabada como dios manda no resulta nada fácil. Por eso, cuando encuentras un lugar de ésos, un lugar de verdad, donde con una cucharada de fabes te auto-transportas a Asturias y sus mejores recuerdos, no se puede dejar pasar un sitio así. Y una lo apunta muy bien en su agenda, para no olvidarlo y acudir allí siempre que se tiene ganas de degustar una excelente fabada, de las de verdad.

LA COPITA ASTURIANA, UN RESTAURANTE ASTURIANO DE VERDAD EN EL CORAZÓN DEL MADRID ANTIGUO.

En mi opinión, La Copita Asturiana es el mejor restaurante asturiano de Madrid. Con eso, no quiero desmerecer a otros restaurantes, o al menos no a todos los otros, ya que seguro que hay muchos restaurantes asturianos en Madrid que desconozco y que pueden ser excelentes restaurantes asturianos en Madrid. Pero al menos, de los que sí conozco, puedo decir claramente que éste es el mejor, y que es un restaurante asturiano de los de verdad.
Se trata de una pequeña taberna reconvertida en restaurante asturiano y regentada por la misma familia desde hace más de 50 años.
La Copita Asturiana es un restaurante sin pretensiones, pero donde puedes degustar comida casera de la buena, las recetas tradicionales de las abuelas asturianas de toda la vida. La carta no es nada extensa, es más bien demasiado concisa (se pueden echar de menos muchos platos), pero todo, absolutamente todo, es casero y está absolutamente delicioso.
Estamos en un entorno típico de casa de comidas en Madrid, con la barra de estaño, los pequeños comedores y un olorcillo que ya se intuye desde la calle y que te hace la boca agua.
Las raciones son abundantes y, perdóneme quien no esté de acuerdo, allí se va a comer fabes. Sí, tienen otros platos, pero la gran elección está entre la fabada asturiana típica de toda la vida, con compango (lacón, morcilla y chorizo) incluido o las fabes con almejas. Sé que hay mucho fan suelto de las fabes con almejas, pero aquí la que suscribe es de fabada de toda la vida. Y siempre que voy a La Copita Asturiana voy sobre todo a comer fabes y un buen arroz con leche si se tercia (que casi siempre se tercia).
Y sobre todo, destaca la amabilidad de la familia que regentan la Copita Asturiana. Todo empezó hace alrededor de 55 años, cuando María Mayo (que hoy cuenta con más de 70 años) vino de Luarca a Madrid y abrió este local junto a su marido. María lleva cocinando fabes, tanto en fabada como con almejas desde que tenía 16 años, no hace falta imaginar que le tiene cogido el punto perfecto. Su hijo es además hoy la persona que suele recibir a los comensales y servir los platos en el comedor, mientras podemos ver a su marido tras la barra.
Este lugar huele a platos exquisitos de nuestra Asturias añorada, pero también a un lugar de siempre, sin pretensiones pero donde se va a comer... y a comer bien.

DÓNDE SE ENCUENTRA.

Es un clásico en el Madrid antiguo, situado en el corazón del Barrio de La Latina, a dos zancadas como quien dice del Mercado de la Cebada.
En concreto se halla en el número 13 de la calle Tabernillas. Fue precisamente en esta calle donde el mismísimo Joaquín Sabina vivió unos años, recién llegado a Madrid, quién sabe si él mismo no se habrá pasado por allí en más de una ocasión (me cuesta imaginar lo contrario ya que sólo con el olorcillo a comida casera que desprende este lugar resulta muy difícil decir que no).

ESPECIALIDADES.

La Copita Asturiana dispone de una carta concisa pero deliciosa. No hay muchos platos donde elegir, pero todos ellos son de lo más casero que puedas encontrarte y es como comer en casa de tu abuela, porque están realmente buenísimos.
Las especialidades de la casa son sobre todo las fabes, tanto en fabada asturiana con su compango (chorizo, lacón y morcilla) como las fabes con almejas. En este caso, entran los gustos de cada uno; como os comentaba antes, para mí, donde esté una buena fabada que se quiten las fabes con almejas, pero sé de gente que mataría por unas buenas fabes con almejas en Madrid.
Hay quien toma un segundo plato, pero en la Copita Asturiana las raciones son de lo más abundante. Yo personalmente tomo fabada de primero y de segundo (te ponen una fuente con muchísima cantidad, que da de sobra para dos platos por persona) y luego finalizo con otro clásico de la casa, el arroz con leche.
Si no os decantáis por la fabada o las fabes con almejas, tenéis otras opciones como primeros platos, tales como callos con garbanzos o pote asturiano.
Si decidís animaros con un segundo plato, tiene mucha fama en la Copita Asturiana las chuletillas de lechal o el lacón con cachelos.
Es recomendable que llaméis para reservar previamente, ya que se trata de un local pequeño y con mucha clientela habitual. Cuando reservéis, si queréis algo de los segundos o un primero que no sean las tradicionales fabes (en sus dos vertientes: fabada o fabes con almejas), resulta recomendable pedirlo, ya que no siempre disponen de todos los platos.
Y por supuesto, no podemos olvidarnos de los postres. Tienen un arroz con leche cremoso y absolutamente maravilloso, que con una sola cucharada te hace viajar hasta Asturias sin salir del Madrid de los Austrias. Y si no quieres arroz con leche (algo incomprensible, pero supongo que hay gustos para todos), siempre puedes pedir un flan de queso o un flan de orujo, que también están francamente buenos.

PRECIOS.

Desgraciadamente, no se trata de un sitio barato. Pero no me malinterpretéis, tampoco es caro en absoluto. El precio medio es de 30 euros por persona. Es cierto que la comida es la tradicional asturiana y que en una sidrería o chigre asturiano donde te den comida similar, probablemente fuese mucho más barato. Pero obviamente, allí no se soportan los costes que sin duda soporta un local como éste en pleno Barrio de La Latina y a tiro de piedra de La Plaza Mayor.

HORARIOS.

La Copita Asturiana no abre por las noches, solamente sirve comidas de lunes a viernes y los domingos (el sábado permanece cerrado por descanso del personal).

RESERVAS.

En mi opinión, resulta casi imprescindible la reserva previa. Como os decía, se trata de un local pequeño y con una clientela asidua, tanto durante la semana como el domingo. Por eso, llamar antes al teléfono 913651063 y reservar mesa suele ser una buena idea.
Además, para determinados platos, también resulta importante reservarlos previamente. Yo siempre voy a comer fabada y no tengo problemas porque en La Copita Asturiana fabada siempre la tienen. Pero para otros platos, mejor avisar previamente durante la reserva telefónica.

PROS Y CONTRAS.

Para mí, casi todo en este local son pros. Es mi lugar fetiche en Madrid para degustar comida de verdad de la tierrina, y específicamente una buena fabada asturiana, como la de allí. Hecha con mucho amor por María Mayo, la cocinera y dueña de La Copita Asturiana, que lleva cocinando estos maravillosos platos desde hace casi sesenta años, que se dice pronto.
Si quieres tomar comida asturiana en Madrid con calidad y recetas de toda la vida, La Copita Asturiana es sin lugar a dudas un lugar perfecto para hacerlo. Además, probablemente te guste el local, con una estética de hace muchos años, que parece que se ha detenido en el tiempo. Y todos los que regentan La Copita Asturiana además son realmente encantadores y te harán sentir como en casa.

En el lado no tan positivo, que no abren por las noches ni los sábados y que si no reservas puedes quedarte sin sitio. Además, los precios, sin ser excesivos, son precios de Madrid obviamente, no de Asturias.

LA EXPERIENCIA DE ITACA.

No voy a La Copita Asturiana tanto como me gustaría pero sigue siendo, y con diferencia, mi restaurante asturiano favorito de Madrid, y os lo dice una asturiana de pura cepa (aunque madrileña de devoción, ya sabéis). Aquí se comen platos asturianos de verdad, sin florituras, en grandes cantidades, con recetas de toda la vida y para chuparse los dedos.
Yo lo tengo claro, de vez en cuando necesito comer fabada asturiana de la de verdad, y como la gran mayoría de mi tiempo lo paso en Madrid, La Copita Asturiana es mi lugar y mi ventanita a Asturias, donde me tratan fenomenal, me siento como en casa y me ponen una fabada de escándalo, a la que no se puede decir que no y mucho menos cuando aprieta el frío, que en Madrid se pasa mucho calor en verano, pero también muchísimo frío en invierno.
Si aún no conocéis este sitio y os ha picado la curiosidad, no sé a qué estáis esperando… Creo que sólo con ver la foto de la fabada es suficiente para empezar a salivar y que te entren unas ganas enormes de ir a conocer La Copita Asturiana y probar sus manjares tradicionales. Eso sí, acuérdate de reservar previamente, no te lleves una sorpresa nada positiva y no tengas mesa.

Comentarios

Leira ha dicho que…
Esos platos engordan demaiado pero si están bien hechos son una delicia.
belenmadrid ha dicho que…
Se lo recomendaré a mis amigos, pero tienen cachopo?
belenmadrid ha dicho que…
y yo no me apunto porque odio las alubias :S
Bego ha dicho que…
qué guay, no sé cuándo podré ir pero me encanta la recomendación ^^
La comida será asturiana (y mira que me gustan a mi las fabes) pero los precios son absolutamente madrileños. Nada, que este verano si no pasa nada me iré a comerlas a Asturias
matiba ha dicho que…
Hummmm, pedacito de Asturias en la capital! Besos
Esther C. ha dicho que…
Ando rebuscando en tu blog entradas sobre Madrid, para tomar ideas para mi semanita de vacaciones, ¿alguna sugerencia? Estoy chalá o creo que tenías algún post de ese tipo?

Entradas populares