LA LADRONA DE LIBROS: SIEMPRE NOS QUEDARÁN LAS PALABRAS

Voy poco al cine, menos de lo que debería. Me gusta el cine en todas sus vertientes y me gusta ir tanto sola como acompañada. En cuanto a acompañamiento se refiere, a veces voy con una buena amiga cinéfila (ella sabe quién es) pero me gusta disfrutar del séptimo arte con mi marido, quien también disfruta del cine en pantalla grande. Sin embargo, pocas veces podemos colocar a la niña y escaparnos, sin dejarnos una fortuna en el intento al pagar una niñera. Por eso, cuando el otro día una buena amiga que está estos días en Madrid trabajando se ofreció a quedarse una tarde con Henar, no me lo pensé dos veces. En seguida apareció en mi mente la palabra CINE, así, en mayúsculas. Y después, la película que quería ver: La ladrona de libros. Vi el tráiler en navidad cuando fuimos a ver El médicoMe había gustado mucho la novela y además la presencia de Geoffrey Rush eran reclamos más que suficientes. Y como a la ocasión la pintan calva...

LA LADRONA DE LIBROS, UNA BUENA ADPTACIÓN CINEMATOGRÁFICA DE UN BUEN LIBRO.

Las películas que se basan en un libro tienen ante sí un reto importante, especialmente si, como es el caso, la historia literaria en la que se basan fue un best seller que fue leído por muchísimas personas y a la mayoría de ellas les dejó un buen poso en la memoria.

La ladrona de libros es una novela del autor Markus Zusak, que fue publicada en el año 2005 y que en los años sucesivos se posicionó como una de las novelas de referencia. Yo fui uno de los cientos de miles de personas que leímos esta historia y que nos emocionamos con ella. Por eso, y por su buen recuerdo, tenía especial interés en ver cómo la habían llevado al cine.

Se trata de una excelente puesta en escena que termina convirtiéndose en una buena película a la que no le falta detalle. Para ello, cuenta con unas interpretaciones excelentes, tanto en los papeles principales como en los de muchos de los personajes secundarios.
Pero vayamos al principio y comencemos por una pequeña sinopsis:

Tengo como norma obviar a los vivos…bueno, excepto en algunas ocasiones en las que, no puedo evitarlo, me interesanLiesel Memminger me enganchó
Con estas palabras, la narradora (a la que nunca veremos, pero imaginaremos) comienza, con voz en off, a contarnos la historia de Liesel Meminger. El principio comienza en un pequeño pueblo de Alemania, en el invierno de 1938; a él llega una niña llamada Liesel Memminger para conocer a la que a partir de entonces será su familia. Su madre, comunista, ha tenido que dejarla y en el largo camino su hermano pequeño ha muerto. Liesel se encuentra, como es fácilmente comprensible, absolutamente triste. Su vida anterior se ha roto en añicos y no sabe cuál será su futuro en la casa de HimmelStrasse, con sus nuevos padres adoptivos: Hans y Rosa.

Alemania se encuentra bajo el poder nazi, imponiendo la doctrina alemana y eliminando a todos aquellos que no la cumplen, especialmente a los judíos. Las cosas se empiezan a recrudecer por momentos, hace frío y hay hambre pero en HimmelStrasse la vida sigue como puede. Hans, Rosa y la pequeña Liesel terminan convirtiéndose en una familia, un tanto sui generis, pero familia al fin y al cabo. Su vida es dura pero siguen adelante, hasta que una noche, llegará a su casa Max, un joven judío, hijo de un compañero de Hans, que le salvó la vida durante la Primera Guerra Mundial. La familia esconderá a Max durante años, y Liesel comenzará una relación muy especial con él, unidos por los libros y las palabras.

Alemania entrará en guerra, o mejor dicho Gran Bretaña le declarará la guerra. El pueblo alemán pasará más miseria que nunca. Y las cosas se pondrán muy difíciles. Liesel, acompañada por las palabras y los libros será capaz de seguir adelante, por muy difíciles que se pongan las cosas en HimmelStrasse.

.

INTERPRETACIONES.

Uno de los mejores valores de esta película son sus interpretaciones. Como os decía, no sólo de sus personajes protagonistas (que están absolutamente brillantes) sino además de la gran mayoría de los personajes secundarios.

Para mí, destacan dos interpretaciones claramente sobre las demás:

Geoffrey Rush en el papel del padre adoptivo de Liesel, Hans. Sé que este actor tiene una larga trayectoria a sus espaldas, pero desde que lo vi en El discurso del rey me enamoró. Entonces hacía un papel maravilloso, tan lleno de humanidad. Y en esta ocasión, tiene la oportunidad de volver a encarnar a un hombre profundamente bueno: Hans. Hans es capaz de poner al mal tiempo la mejor cara posible, siempre tiene una sonrisa, un buen gesto reconfortante para cualquiera, pero de un modo especial para su Liesel, a quien quiere desde la primera vez que la vio. Le enseñará a leer, le creará un diccionario en las paredes del sótano y siempre le dedicará su amor y su sonrisa, incluso protegiéndola del mal humor de su propia mujer, Rosa.

También ha sido una gran sorpresa la joven actriz Sophie Nelisse en el papel de Liessel, la ladrona de libros. Me pasé media película intentando identificar dónde había visto antes a esta actriz. Había sido en Profesor Lazzar, una película que vi hace un par de años y que me dejó un recuerdo muy bueno. Liessel es un papel que todos los que hemos leído el libro nos hemos conformado en nuestra imaginación. Cuando llega a Himmelstrasse tiene que adecuarse a muchos cambios. No sabe leer ni escribir y se siente despreciada por sus compañeros de clase. Pero siempre tendrá a Hans de su lado, para ayudarla en todo. Comenzará a leer, hurtando libros en los lugares más insospechados. Mientras, estallan las bombas y la vida se recrudece, pero ella encuentra el consuelo en los libros y el amor de sus padres adoptivos.


Emily Watson en el papel de Rosa, la madre adoptiva de Liessel, también desarrolla un papel fantástico. Inicialmente, Rosa es dura, machacona, difícil... pero detrás de esa apariencia de piedra se encuentra una persona con sentimientos y muy humana, capaz de amar a Liessel y a su marido, y de ayudar a Max poniendo incluso en peligro su propia vida.
Por supuesto, también tenemos que nombrar a Nico Liersch en el papel de Rudy, el gran amigo de Liesel, de quien está enamorado y obsesionado con robarle un beso. Y también, claro está, a Ben Schnetzer en el papel de Max, el judío, el otro gran amigo de Liesel, a quien nunca perderá porque siempre tendrá las palabras.

.

UNA HISTORIA DURA Y BELLÍSIMA.

Soy de lágrima fácil, lo reconozco. Y en este caso, también reconozco que lloré bastante viendo esta película. Porque se trata de una historia preciosa pero a la vez de una historia durísima. La vida a veces es demasiado difícil, nos pone demasiadas trabas. Y hay vidas con muy mala suerte. Supongo que nacer y habitar en la Alemania nazi ya era en sí misma una suerte nefasta y la vida en esas condiciones no era fácil, menos aún cuando se inició la Segunda Guerra Mundial.

Pero esta película, con esa historia tan difícil, está hecha con mucho sentimiento y sin llegar a los excesos del sentimentalismo. Se habla de guerras, de bombas... pero dentro de la rutina, del día a día. No se cae en los excesos y mientras la vida sigue, las historias de los personajes también lo hacen.

Como casi todas las adaptaciones cinematográficas de un libro, no resulta tan fiel a él como a muchos nos gustaría. Pero no es una mala adaptación, todo lo contrario, es una adaptación muy bien hecha y con muy buen tiento.
Además de su fotografía, casi mágica, destaca su banda sonora, de John Williams y que ya cuenta con varias nominaciones a los próximos Óscar.


.

LA EXPERIENCIA DE ITACA.

Me gustó mucho esta película. Dudo en la calificación que otorgarle, pero creo que sin ser perfecta, es una gran película, quemerece un notable alto (un 8, para entendernos).


Como os comentaba, es una película muy bien hecha, con mucha sensibilidad, una excelente fotografía y adaptación y unas interpretaciones sublimes, de un modo especial la de Geoffrey Rush. Pero, como os he dicho, todos están realmente bien en sus papeles. Todos ellos resultan muy convincentes y quizá el doble cariz de Emily Watson dando vida a Rosa (dura por fuera, muy humana por dentro), sea el más complicado de todos.

No resulta fácil llevar al cine una buena novela, una historia que ha marcado a muchos. Pero creo que esta adaptación sí lo logra; es capaz de hacer que te metas dentro de la historia, que sientas junto a sus protagonistas sus momentos tan difíciles.
Quizá le haría dos pequeños cambios que, según mi punto de vista, habrían mejorado la cinta y quizá la elevasen a sobresaliente, a convertirse en una película realmente sublime.


La duración de la película (más de dos horas) para mí me resultó excesiva. Es cierto que la viví con fruición, que no me aburrí, que me emocioné durante toda la película, pero creo que 10 ó 15 minutos menos la habrían convertido en una película mejor.
El final. Tranquilos, no voy a desvelar nada a quien no haya leído el libro o visto la película. Lo que quiero criticar es que el final resulta demasiado rápido y abrupto, quizá deberían haberlo desarrollado durante un poco más de tiempo y creo que también habría mejorado mucho.


En cualquier caso, es una gran historia y una excelente película. Si tenéis la oportunidad de verla, aprovechadla. Seguro que os enamorará.
.

Comentarios

maria del carmen nazer ha dicho que…
He leído el libro. ¡BUENISIMO !!
le tengo miedo a las adaptaciones al cine. No suelen ser exactas.
Un abrazo gigante.
FELIZ SEMANA !
Leira ha dicho que…
Tengo pendiente el libro.
Margari ha dicho que…
El libro me encantó. La peli la veré seguro, aunque últimamente me cuesta escaparme al cine.
Besotes!!
CreatiBea ha dicho que…
Pues no la he visto, pero la veré después de tu recomendación. Creo que somos bastante afines en cuanto a gustos peliculeros, así que no me la perderé.
Y la veré en el cine. Yo soy de cine, aunque últimamente tampoco voy todo lo que me gustaría. Yo no tengo problemas de niños, pero sí de horarios y de tiempo. Aunque siempre busco escaparme al menos una vez a la semana.

Un saludo.
Esther C. ha dicho que…
Ufff hace mil que no voy al cine, creo que desde octubre o noviembre. Una compañera me ha recomendado encarecidamente el libro, por lo que leo veo que la peli también merece la pena. Un beso.

Entradas populares