MIS PROPÓSITOS 2014 (ACTUALIZACIÓN ABRIL).

Ya llevamos una cuarta parte del 2014 y creo que toca hacer balance de cómo van mis propósitos vitales, que al menos no los he puesto por escrito desde hace tres meses... 

Propósitos que no cumplimos el año anterior.

1. Libros: leer más. 

Sigo renqueando con este propósito. Es cierto que estoy leyendo un poquito más (y que mi última lectura, La reina descalza, tenía casi 800 páginas), pero aún así... Con una niña pequeña sigue resultando muy difícil conseguir este objetivo.


2. Curso de pilates. 

El año pasado me proponía hacer dos cursos: el de teatro (que sí lo conseguí) y el de pilates. Tampoco lo he conseguido, aunque al menos he vuelto a hacer yoga una vez por semana. Y además, ahora me ha dado por pensar en hacer un curso para aprender a coser después del verano. Venga, ¿quién da más? 



Propósitos que sí logré llevar a cabo en el 2013 pero que siguen siendo vitales. 

3. Tiempo para mi hija Henar (y para su hermano peludo Athos). 

Éste es mi propósito principal y lo cumplo día a día. Además, la peque está para comérsela. Hacemos muchas cosas juntas (aunque la falta de tiempo hace que no os las pueda contar, a ver si me pongo al día). Hemos ido varias veces al teatro, al zoo, a Mcdonaldear... y ahora quiero llevarla a su primera sesión de cine. A ver qué tal se nos da. Sólo se crece una vez y si parpadeas, te pierdes la infancia de tu hij@. 

Mi hija se merece mi tiempo: en cuanto a calidad y en cuanto a cantidad. Hacemos cosas juntas, descubrimos el mundo juntas y es una maravilla ver crecer a tu hij@. Mi reducción de trabajo me permite pasar las tardes con Henar y, aunque a veces sea duro y echo de menos tiempo para mí, mi hija es la luz de mis días. Y los tres juntos (Henar, Athos y yo) pasamos tardes inolvidables.

Tengo claro que el resto de las cosas del mundo no importan en absoluto. Lo importante es la vida de verdad y las personas que la conforman. Debemos luchar por ello.


4. Teatro. 

2014 no va mal en cuanto a teatro se refiere, aunque quizá este último mes de marzo haya sido más flojo en este aspecto. De cualquier forma, el teatro sigue siendo una de mis grandes pasiones y tengo varias reseñas pendientes. 



5. Pasar más tiempo con mis amigos, con la gente que realmente merece la pena. 

Ya sabéis que tengo un propósito doble: Aporta o Aparta. Quien es tu amigo de verdad, quien te quier sin pedir nada a cambio, la gente que te apoya y que está siempre ahí... ésa es la gente que merece la pena y hay que cuidarla. En este trimestre he visto a mucha de esa gente y pienso seguir haciendo todo lo que está en mi mano por pasar tiempo con la buena gente (y de paso alejarme más aún de la mala). 



6. Actualizar el Blog asiduamente. 

Aunque estas últimas semanas están siendo absorbentes y no me queda tiempo para nada, este blog sigue siendo una de las cosas que más me aporta en el día a día; mi pequeña ventanita al mundo virtual en la que me encanta escribir lo que se me ocurre, de un modo caótico, como soy yo. Muchas gracias a todos los que pasáis por aquí y lo hacéis posible. El viernes pasado abrí una nueva sección, Los viernes vitales, en la que me gustaría que participaseis.


7. Ser feliz con quien soy y cómo soy. 

De enero a aquí ha habido muchos, demasiados cambios. Mi paraíso laboral se desintegró (como suele suceder con todo lo que es especialmente bueno). Me sigue gustando mi trabajo aunque a veces hay muchas cosas que me ponen triste, que me frustran. Mi querido jefe se fue y llevo tres meses sin jefe (aunque tendré una nueva jefa en pocos días).

Pero lo que os decía, la vida es otra cosa. El trabajo puede ser un fin o ser un medio, dependiendo de cómo te plantees las cosas y a qué le des más valor. Yo le doy más valor a mi vida, a mi gente, a mis sueños... y éstos suelen comenzar fuera del trabajo. Ser feliz exige un trabajo continuo y psicológico por detrás, intentando darle importancia a lo que verdaderamente lo tiene (muchas menos cosas de las que pensamos) y quitándosela a las cosas que no la tienen. Hay que disfrutar de los pequeños momentos y esforzarnos por tener una mentalidad positiva. Aunque cueste.

8. Tener más tiempo para mí misma. 

Me temo que no lo consigo, o no tanto como quisiera. Es cierto que en este 2014 tengo mucha más libertad, que mi marido se ha ocupado de muchas cosas de la niña que antes caían sobre mí. Pero tener una pequeñaja tan maravillosa como Henar en mi vida tiene cosas maravillosas, pero también conlleva eso, que tu vida personal y el tiempo para ti, se reduce. Aún así, soy feliz con ello, espero que poco a poco la cosa mejore y recupere más tiempo para mí. Pero también estoy disfrutando muchísimo de Henar, que ahora, a sus dos años, interactúa, se entera de todo y nos regalamos ratos maravillosos.


Mis nuevos propósitos en el 2014.

9. No perder ni un minuto con personas nocivas. 

Las personas nocivas... fuera. Cada vez me dan más de lado los convencionalismos, el tener que quedar bien, el ser educada y callarse... Lo que te aporta se debe quedar en tu vida, y los que no... ¡¡¡aparta!!!! Hay personas nocivas en la vida de cualquiera: esas personas que no nos aportan y nos quitan energía, a las malas personas que se cruzan en nuestras vidas, a aquéllos que quizá no sean malos pero con los que no logramos entendernos. Si no podemos hacerlos desaparecer físicamente de nuestra vida, sí podemos pasar de ellos. Mantenerlos alejados, no perder el tiempo con ellos, dejar los límites muy claros y por supuesto, cuando nos hostiguen, actuar. No debemos amenazar, debemos actuar, y aunque algunos piensen que es lo mismo, no lo es. Y este propósito lo he puesto muy en marcha, os lo aseguro.



10. Hacer al menos una cosa especial con Henar cada mes. 

Lo estamos logrando, claro que sí. Hacemos manualidades con las cajitas de My little book box, hemos ido varias veces al teatro, a ver Disney on Ice... y quiero empezar pronto a ir con ella a cuentacuentos y cosas similares. No se trata de hacer cosas grandiosas, sino cosas especiales, diferentes a las que hacemos cada día. Así, descubrimos juntas el mundo de otra manera: la primera vez que la llevas al teatro, la primera vez que vamos al zoo, la primera vez que pintamos juntas un cuento... Espero que este 2014 esté lleno de primeras veces y momentos especiales.


11. Adelgazar. 

Nada, cero patatero. Y lo peor de todo es que lo tengo medio olvidado este propósito. Uffffffff.....


12. Viaje a Londres. 

Ha habido cambios en cuanto a viajes se refiere. Me he convencido de que ir a Londres este año no es una buena idea. Como iremos con la niña y aún es muy pequeña, se va a cansar y no nos va a cundir. Además, aquí la doña, que ha decidido hace meses que la sillita de paseo para mí, lo pone más difícil...

Por otro lado, nos ha salido un viaje inesperado a Fuerteventura en junio y una escapadita a Bélgica dentro de poco. Así que no me quejo. Puertas que se cierran, otras puertas que se abren...



13. Mimar más mi relación de pareja. 

Pues ahí vamos, pichí pichá... Es cierto que en estos meses hemos hecho algunas cosas juntos... y lo que es más difícil, solos. Por ejemplo, ir a comer algún viernes a un sitio chulo, visitar alguna exposición, hablar más a menudo... Pero creo que aún no es suficiente, debo perseverar en este objetivo.

Cuando eres padre o madre, dejas de tener tiempo para nada. Quien más lo sufre eres tú, dejas de tener tiempo para ti, pero también tu pareja, ya que dejáis de tener tiempo para vosotros. Mimar la relación de pareja es necesario, y no lo hacemos lo que debiéramos.




14. Cambiar la habitación de Henar. 

De momento, Henar sigue donde seguía. Lo único que el día de su cumpleaños dejó de dormir en una jaula, perdió uno de los laterales de la cuna y ya entra y sale cuando quiere. Pero su cambio de habitación está planteado para el verano. Y de momento, vamos bien. Esta semana nos traen el nuevo súper sofá para el salón (y los dos viejos los he regalado). He decidido comprar un sofá-cama muy mono para la actual habitación de Henar y así reconvertirla en habitación de invitados. Y bueno, al menos parte ya lo tenemos hecho, así que pinta bien.




Como veis, con algunos de los propósitos voy bien y con otros, debería tomármelos más en serio. No son metas imposibles, pero sí exigen esfuerzo, y a veces no lo hago tanto como debiera. 

Comentarios

Por propósitos que no quede
Esther C. ha dicho que…
Se echa de menos tu semana instagranizada. Para ser marzo no vas mal con los propósitos, y los más importantes los vas cumpliendo. Un beso y feliz semana. Por cierto, me encantan tus viernes vitales.
Teresa ha dicho que…
Menuda lista de propósitos. Ambiciosa, pero realista, y más o menos la estás cumpliendo.
Me voy a ver tu entrada del viernes que creo que se me pasó.
Un beso!
Bego ha dicho que…
son unos propósitos preciosos y muy ambiciosos. ánimo con ellos! yo hace mucho que no hago, al final no los suelo cumplir y luego me siento fatal así que voy haciendo lo que buenamente puedo...
un beso
ITACA ha dicho que…
Gracias a todos, chicos :)
Por propósitos que no queden, pero está claro que el más importante lo cumples a rajatabla. A ver si conseguimos vernos pronto. Un beso.
ITACA ha dicho que…
Cuando quieras Concha, yo encantada!

Entradas populares