MIS SEGUNDAS VACACIONES INSTAGRAMIZADAS

La semana pasada no escribí un post sobre mi semana instagramizada. Y esta semana tampoco. Pero en su lugar os traigo un post con algunas instantáneas de unas minivacaciones que nos hemos cogido en familia y que nos han llevado a Fuerteventura, lejana isla de paradisíacas playas. Mi marido hacía mucho tiempo que insistía en ir a Canarias, y aunque a mí no me llamaba en exceso la atención, gracias a una súper oferta de Iberia Express, nos sacamos unos vuelos y nos fuimos unos días a hacer de guiris a un resort todo incluido frente a una de las bellísimas playas de Jandía. Aquí algunos de esos momentos. 

Esto es una niña fashion y lo demás tonterías. Apunta maneras ahí en su butaca en el bar frente a la piscina. Tré belle ma petite!


Siempre me han chiflado las sombras sobre la arena. Una arena preciosa del desierto la de estas playas, al lado del mar azul de agua limpísima y transparente. Un placer pasear por su orilla. 


Y qué me decís de este horizonte azul infinito que veíamos desde la ventana de nuestra habitación. El paraíso. 


Me di cuenta de que hacía mucho, demasiado tiempo, que no construía castillos de arena. Y que cuando los vuelves a hacer, recuperas esa magia perdida de los veranos de infancia. 


Y no puedo olvidarme de un ilustre acompañante. Stabri, el muñeco 2.0, que vino con nosotros hasta Fuerteventura y lo bien que se lo pasó. No hace falta más que ver su cara de felicidad relajado en la piscinita. 

Comentarios

Bonitas fotos. Me quedo con el castillo de arena
Esther C. ha dicho que…
¡Qué cosas! Unos viniendo la playa y otros deseando salir de ella, qué mono tengo yo de gran ciudad, con decirte que he intercambiado la casa con una amiga que vive en los madriles, así ella tiene vacas frente al mar y yo casa en la city para ver exposiciones y disfrutar de la urbe.
Tu hija preciosa, cómo crece!
Besos y buena semana.
ITACA ha dicho que…
Es cierto Esther, aunque no creas, yo no soy taaaaaan de playa y me encantan las grandes ciudades, los museos, el teatro y todo lo que ofrecen. Por cierto, si vienes por Madrid te hago recomendaciones y sí tienes tiempo, te apetece y coincidimos, tomamos un café.

Entradas populares