VIAJAR EN AVIÓN CON NIÑOS (1ª Parte).

Tengo una niña de 2 años y 4 meses que ya ha volado en avión al menos en cinco o seis ocasiones. Frecuentemente, las madres primerizas solemos tener miedos y problemas sobre las normas para volar con nuestros bebés o niños, las condiciones, para ello, las especificaciones de cada compañía etc. Por ello, he decidido escribir un post para intentar clarificar cómo puedes volar con tu hija o hijo, a partir de qué edad pueden volar los niños, las tarifas que pagan para ello, y en general las dudas que le surgen a cualquier mamá la primera vez que vuela con su hijo. 

Diferencia entre bebés y niños. 

Para una compañía aérea un bebé es aquél que no tiene 2 años cumplidos. A este respecto, parece que la mayoría de las compañías aéreas parecen ponerse de acuerdo en cuanto a lo que consideran bebés. Así lo hacen casi todas: Iberia, Iberia Express, Vueling, Easyjet, British Airways, Air France, TAP y en general todas las grandes aerolíneas europeas. La nota discordante, como siempre la marca Ryanair, que deja de considerar bebés a los niños que hayan cumplido su primer añito. 

Existe la posibilidad de que reserves un asiento al bebé, pagando la tarifa de asiento completa correspondiente. Para ello, deberás llevar tu propia maxicosi o sistema de retención para que puedan ocupar dicho asiento. 

La catalogación de niños ya no está tan clara y suele diferir de una compañía a otra. Empieza a los 2 años cumplidos, pero hay compañías aéreas que la extienden hasta los 12 años, hasta los 16 años etc. Dependiendo de la edad, deberéis consultar las condiciones de aquella compañía aérea con la que decidáis volar. 

Billetes de avión para bebés y para niños. 

El coste de los billetes de avión es muy diferente entre los bebés y los niños, aunque también es algo que depende de cada compañía. Las aerolíneas tradicionales tipo Iberia te permiten viajar con un bebé en tu regazo y pagar por él un coste mínimo (básicamente 1 o 2 euros + las tasas del vuelo). Sin embargo, en compañías de bajo coste como Easyjet o Ryanair, podría ser que tu bebé, sin ocupar un asiento, pagase más que tú. ¿Cómo es eso? Pues porque Easyjet te pide 26€ por trayecto por el bebé y Ryanair te pide 30€ por trayecto por bebé. Independientemente de cuánto te cuesten los vuelos. A mí me pasó una vez, que volando con Ryananir el precio del billete de bebé de mi hija era mayor que el nuestro. Por eso, cuando son bebés, merece la pena comparar los precios, porque puede ser que volar en una compañía aérea tradicional nos traiga a cuenta y no resulte caro. 

En el caso de los niños, tampoco es que te ahorres mucho, en ningún tipo de compañía en este caso. En compañías tradicionales como Iberia, téoricamente te hacen un descuento en vuelos directos sobre tarifa oficial y suelen excluir ofertas. En la realidad, si viajas con ofertas (como es mi caso), el niño pagará lo mismo que tú o un alto porcentaje, tipo el 90%. Por ello, mejor que te vayas acostumbrando a pagar un billete por cada miembro familiar (yo he tenido que pasar de multiplicar los billetes x 2 a multiplicarlos x 3, con el incremento consiguiente). En aerolíneas de bajo coste directamente no suele haber descuentos. En otras aerolíneas como TAP en su momento sí había descuentos interesantes para niños. 

Equipaje para bebés y para niños. 

En cuanto al equipaje, también existen diferencias entre bebés y niños. 

Los bebés que no tienen derecho a asiento, tampoco tienen derecho a equipaje. Sí puedes ir con la silla de paseo hasta la puerta del avión y luego te la meterán en bodega. Normalmente cuando sales te la entregan a la puerta del avión, aunque en Lisboa por ejemplo sale por cinta. Mi hija dejó de utilizar la silla antes de cumplir los 2 años, pero he visto a niños más mayores con silla y no suelen poner problemas. 

En el caso de un niño que ocupa asiento, tiene derecho al mismo equipaje que un pasajero adulto, con las limitaciones que establezca cada compañía aérea en cuanto a equipaje de mano y equipaje a facturar según los diversos tipos de billetes. 

Os escribiré más sobre este tema en otro post, referente a cuestiones como si puedes llevar líquidos o comida para bebés, qué compañías se portan mejor o peor, cuáles ponen más facilidades o más trabas, posibilidad de cambio de pañales en el avión, la documentación con la que deben volar, los accesos al avión y la prioridad de embarque en su caso etc. 

Pero os adelanto que mi experiencia volando ha sido positiva. La primera vez que mi hija voló fue a Lisboa cuando aún no había cumplido 9 meses. Volamos con TAP y todo fue francamente bien (salvo que en Lisboa la silla sale por la cinta de equipaje y no te la dan en mano al salir). Después, hemos volado en varias ocasiones: otra vez a Lisboa, a Roma, a Brujas y a Fuerteventura. Y la verdad es que siempre bien. Os animo a que hagáis viajes y voléis con niños. Se trata de no agobiarse y de planificarse bien. Y por supuesto, de disfrutar del viaje y las vacaciones a poder ser. 


Comentarios

matiba ha dicho que…
Nuestro peque también ha ido varias veces en avión, cuando fuimos a Perú nos decían que era una locura, tenía dos años y medio y al llegar a Lima nos felicitaron por su comportamiento. Ahora mismo creo que ni loco viajaría así, le cuesta más, pero sin duda estoy contigo, no hay problema con los enanos en avión!
ITACA ha dicho que…
Yo creo que es a lo que les acostumbres matiba, además depende de si los adultos nos lo tomamos como algo normal o montamos un drama. Ellos lo absorben todo.
Muy interesante

Entradas populares