VIAJAR EN AVIÓN CON NIÑOS (2ª Parte)

La semana pasada os hablaba sobre algunos datos a tener en cuenta a la hora de viajar en avión con niños pequeños. Si os gustó la 1ª Parte, aquí vengo con una 2ª Parte, para contaros algunas otras cosillas que me dejé en el tintero. 

Os había hablado sobre las diferencias entre bebés y niños, los distintos tipos de billetes y tarifas para ambos, el equipaje al que tienes derecho con esos billetes etc. Pero aún quedan muchas otras cosas y truquillos por contar cuando viajas con niños. 

Prioridad de embarque con niños. 

Una de las mejores facilidades que te dan las diferentes compañías aéreas es la prioridad de embarque si viajas con niños. Aquí también hace falta consultar lo que establezca cada compañía aérea. Por ejemplo, Easyjet da siempre prioridad de embarque a familias con niños menores de 5 años, en el caso de ser mayores dependerá de cada vuelo en concreto. Con otras compañías aéreas tradicionales como Iberia no suele haber una limitación a 5 años, sino que te suelen dejar pasar con niños hasta los 10 o 12 años. Como suele ser habitual, las low cost tipo Easyjet y Ryananir son más restrictivas, mientras que las compañías aéreas tradicionales como Iberia, Lufthansa, Air France, KLM etc. son más permisivas. 

Que te den prioridad de embarque no significa que vayas a pasar al comienzo de la fila. Siempre se respetas los pasajeros en clase business, así como también se suelen respetar los titulares de tarjetas de la compañía o aquellos que hayan pagado el denominado speedy boarding o prioridad de embarque. Como siempre, esta prioridad de embarque está muy bien en vuelos que se embarcan a través de finger directo al avión, porque en aquéllos en los que te hacen coger un autobús para embarcar, aunque embarques el primero, luego vienen las mismas colas y prisas de siempre. 

Prioridad para niños en los aeropuertos. 

No ocurre siempre, de hecho creo que no hay legislación que obligue a ello, pero en aeropuertos grandes, hay un control de pasajeros especial para familias con niños y personas con necesidades especiales. A veces, cuando hay mucha cola en el control de embarque, poder pasar por esta línea de control específica merece la pena y te ahorra tiempo. Los niños tienen que pasar también por el arco de control de rayos: en brazos si son bebés y por su propio pie si son niños mayores que pueden andar solos. 

A este respecto, en el control de embarque de aeropuertos te dejan pasar una botella de agua, zumo o comida que el niño vaya a consumir en el viaje. Con una niña de dos años nunca he tenido problemas, aunque en nuestro último viaje a Fuerteventura, se llevaron el agua de la niña a una máquina que comprobaba que aquello era agua. Algo especialmente gilipollesco si tenemos en cuenta que mi hija le había metido un buen trago a la botella. Y desde luego, no pienso darle nitroglicerina a mi hija, aunque al parecer la borde del control debía de pensar que sí lo haría. 

Además, en algunos aeropuertos (como es el caso del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas) existen sillas de paseo para niños que pueden utilizar en las terminales. 

Documentación para volar. 

A este respecto, da igual que sean bebés que niños. En vuelos nacionales, es suficiente volar con el libro de familia para niños menores de la edad máxima para obtener el DNI (que no estoy segura, pero creo que se fija en 14 años). En vuelos internacionales deberán viajar con DNI dentro del espacio Schengen y con pasaporte a aquellos países que los exijan. Es decir, que el niño deberá llevar exactamente la misma documentación que el adulto. 

Mi recomendación es que le saquéis el DNI a vuestros hijos cuanto antes. Yo se lo saqué a Henar cuando tenía 6 meses. Es cierto que luego te toca renovarlo a los 5 años, porque cambian muchísimo en poco tiempo, pero es mucho más sencillo. Ocupa menos espacio que el Libro de Familia y si lo pierdes tienes muchos menos problemas que si pierdes el Libro de Familia. En cuanto al pasaporte, aún no se lo he sacado porque no ha habido ocasión. 

Compañías que te ponen más facilidades. 

Para bien o para mal, normalmente las grandes compañías aéreas suelen poner más facilidades a la hora de viajar con niños, aunque hay excepciones. En aquellas que realizan vuelos transoceánicos suelen disponer de cunas flotantes para bebés. Normalmente en todas ellas te pondrán facilidades para calentarte la comida del bebé, cambiarle los pañales etc. En las grandes aerolíneas además suelen tener pequeños regalitos para que se entretengan los niños durante el vuelo. En Iberia te suelen dar unas pequeñas pizarritas y en Iberia Express un pequeño puzzle de un avión. En las de bajo coste a mí por lo menos nunca me han dado nada para Henar. 


En definitiva, se puede volar con niños y bebés. Lo podemos hacer desde que son muy pequeños (normalmente las compañías exigen que tengan al menos 15 días de vida). Y, organizándote un poco, puedes ir de viaje con ellos sin problemas. Lo disfrutan y se pueden ir convirtiendo desde la cuna en pequeños trotamundos. 

Comentarios

amparo puig ha dicho que…
Muy interesante. Mis niños ya son grandes, pero para los que tengan niños pequeños me parecen muy buenos consejos.
unamamabloguera ha dicho que…
Muy interesante los dos posts acerca de volar con niños!! Llevo tiempo dándole vueltas a un viaje en avión con los peques... El año pasado me atreví al barco, ahora tendremos que dar paso al avión ;-)

Entradas populares