LAS TRES BODAS DE MANOLITA, UNA HISTORIA DE LUCHA Y GENEROSIDAD.

Ya he vuelto de vacaciones. Y a falta de un post sobre las mismas (que recogerá en fotos los pequeños grandes momentos, como yo los llamo), vengo a contaros mi última gran experiencia lectora, precisamente en vacaciones: Las tres bodas de Manolita, última novela de Almudena Grandes.

A pesar de que la lectura sigue siendo una de mis asignaturas pendientes (cuando eres madre tu tiempo se evapora, también para leer), estas vacaciones la enana se ha portado bien y su padre aún mejor. Y he podido, ¡por fin! Leerme este libro.

Desde que hace unos meses mi querida Almudena Grandes (que sigue siendo una de mis escritoras fetiche) sacó a la venta la tercera entrega de sus Episodios Nacionales, me moría de ganas de leerlo. Ya había tenido el placer de leer las dos primeras entregas: Inés y la alegria y El lector de Julio Verne. Los dos habían sido capaces de subyugarme.

En el caso de Inés y la alegria me ocurrió algo aún más especial. Como os decía, me encanta la prosa de Almudena Grandes, es una de mis escritoras fetiche, me gusta casi todo lo que ha escrito. Además, ambas compartimos una misma forma de ver la vida y la política, por lo que disfruto mucho de sus ideales plasmados en estas historias. Pero cuando leí su novela El corazón helado creí firmemente que ahí estaba el tope. Me gustó tantísimo esa historia, me llegó tan dentro que creí que era imposible que se superase a sí misma y consiguiese algo mejor. Me equivoqué, Inés y la alegria, para mí, está al mismo nivel o más que El corazón helado y me sería muy difícil tener que elegir entre esos dos títulos.

Os confieso además que me encantan las historias de Almudena Grandes en las que la protagonista principal es una mujer. No sé si por eso me han gustado más El corazón heladoInés y la alegria y Las tres bodas de Manolita sin ir más lejos. Lo cierto es que El lector de Julio Verne me gustó, pero no tanto como las otras.


EPISODIOS NACIONALES DE UNA GUERRA.

Las tres bodas de Manolita es el tercer libro de de una serie de siete libros que quieren emular los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós y reproducir algunos de los episodios de la Guerra Civil y la posguerra, muchos de ellos desconocidos.

Creo que es necesario hacer una acotación inicial importante. Las historias suelen variar mucho dependiendo del punto de vista subjetivo desde el que se narren. A nadie se le escapa que Almudena Grandes es de izquierdas y que cuenta las historias que constituyen estos episodios desde la visión del bando de los vencidos, de los que no ganaron la guerra pero que siguieron luchando, durante casi cuarenta años de dictadura, por la libertad.

Una de las cosas que más me llamó la atención en la historia de Inés y la Alegría es que está narrada desde la alegría de quien siempre ha sabido luchar por lo que cree, incluso en la derrota. Esta alegría, incluso ante las más tremendas y difíciles adversidades, ese tirar para adelante, ese seguir luchando para sobrevivir está presente en el resto de los libros de esta colección, también en Las tres bodas de Manolita.

La historia de aquellos hombres y mujeres que lucharon por este país, que tuvieron que sufrir cuatro décadas de dictadura y muchas traiciones. Su historia, su lucha, hizo posible mucho de lo que nosotros mismos vivimos y sentimos.

 las tres bodas de manolita-almudena grandes-9788483838457


LA SEÑORITA CONMIGO NO CONTÉIS.

Entremos en harina de este libro y esta historia centrándonos en su protagonista: Manolita Perales. Manolita era apenas una adolescente en la guerra, pero cuando ésta terminó tuvo que hacerse cargo de una familia desvencijada, y de qué manera. Su padre, preso en la cárcel, fue fusilado posteriormente. Su hermano mayor escondido en algún lugar de Madrid para salvar su vida, su madrastra encarcelada. Sin casa, sin dinero, sin recursos, ha de hacerse cargo de cuatro hermanos pequeños: su hermana Isabel y sus hermanastros (hijos de su padre y su madrastra).

Pero no solamente eso, sino que le toca ir de cárcel a cárcel, haciendo las colas de la miseria, entre los terribles sucesos que pasaban cada día: nuevas detenciones, nuevos fusilamientos, la muerte y el hambre rondando en su alrededor...

Curiosamente, su hermano Toñito (conocido en el barrio como Antonio el Guapo) apodaba a Manolita la señorita conmigo no contéis. Menos mal que no se podía contar con ella, que si llega a poder contarse... Porque Manolita no sólo se hizo cargo de su familia, sino de muchos otros, ayudando y colaborando con su hermano y el PC, en un continuo sin vivir en el que en cualquier momento podrían descubrir a alguien. Por eso Manolita se pregunta muchas veces qué ocurriría entonces, qué pasaría si ella también cayese, nadie se haría cargo de sus hermanos...

La historia de Manolita podría ser la historia de cualquiera de esas mujeres a las que la vida las obligó a crecer por medio de golpes, sin darles tregua, a las que ese Dios de algunos las ahogó una y otra vez. Pero salieron adelante, y no sólo ellas, sino que también supieron sacar adelante a muchos otros que de una u otra manera dependieron de ellas.

Aunque Manolita no estará del todo sola, tendrá a gente que la ayudarán en muchas de esas ocasiones en las que no podrá más. A La Palmera, a Eladia, Rita, Silverio... Incluso en una de esas absurdas historias en las que la embaucará Toñito terminará conociendo el amor, y no sólo un amor cualquiera, sino uno de los de verdad, de los que duran toda la vida, Quién iba a decirle a ella que unas máquinas de imprenta serían el motivo por el que su destino fuese uno... Y no otro.

Pero Manolita también sufrirá muchas cosas, y especialmente las traiciones. En aquellos años tan duros es difícil fiarse de verdad de alguien y cualquiera, por buen amigo que parezca, puede ser el mayor traidor. Había demasiadas cosas en juego, comenzando por la propia vida, que es lo único que tenemos.

UNA HISTORIA DE FICCIÓN QUE BIEN PODRÍA HABER SIDO REAL.

Historias como las de Manolita pudieron ser reales. Y de hecho, algunas de las historias que se cuentan dentro de este libro lo son. Así lo explica incluso la propia Almudena Grandes al final del libro, pero como creo que forma parte de la magia de la historia, no quiero destripados qué historias son reales y cuáles ficcionadas, así que deberéis leerlo para descubrirlo por vosotros mismos.

Pero lo que es cierto es que muchas de esas historias, aunque sean ficcionadas, se basan en historias que sí fueron reales. Hubo muchos encarcelamientos tras la guerra, demasiados, muchos fusilamientos, muchas viudas, muchos niños y mucha hambre. Mucha gente escondida, mucha gente con miedo y mucha gente luchando durante cuarenta años de Dictadura. Existieron los presos que fueron obligados a trabajar en el Valle de los Caídos, también los niños que fueron obligados a trabajar casi como esclavos en colegios que deberían haberles instruido y los esclavizaron. Existieron demasiados crímenes a sangre fría, demasiadas traiciones, demasiados rencores. Y probablemente la herida abierta fue tan dura, tan cruel y tan profunda, que las dos Españas desgraciadamente siguen existiendo y siguen enfrentadas, tantos años después.

LA EXPERIENCIA DE ITACA LECTORA.

La historia, desgraciadamente, sólo la escriben los vencedores, pero a menudo los vencidos tienen mucho que decir, aunque no se les deje. Los vencidos de la historia del siglo XX de España, de la cruenta guerra civil, tuvieron que esperar cuarenta años para poder disfrutar de la libertad. Muchos de ellos no volvieron nunca a conocerla, otros la encontraron ya con gran parte de su vida vivida y sobre todo luchada, como es el caso de Manolita y de tantos otros. Por esos cuarenta años de silencio impuesto, ahora podemos disfrutar, quizá ya demasiado tarde, de libros como éste. Son libros que le ponen voz a aquéllos a los que se la quitaron, que nos cuentan algunas cosas terribles junto a otras preciosas, como la resistencia, la confraternidad y la amistad.

Una vez más, Almudena Grandes ha sido capaz de cautivarme con esta historia apasionada. Y Manolita, esa anti heroína que termina convirtiéndose en una gran heroína a la que muchos le deberán tantas cosas... Imposible no comprenderá, no sumarse a su causa. Y sí, como os contaba antes, este libro tiene como protagonista a una mujer, y aunque me suelen gustar todas las historias de Almudena Grandes, aquéllas que tienen como protagonista a una mujer luchadora, incansable y que no olvida todo lo que ocurre a su alrededor, son capaces de llegarme a lo más profundo del corazón. Y esta vez, con su Manolita Perales, Almudena Grandes lo ha conseguido de nuevo.

Os contaré por último que este libro encierra pequeños guiños a las dos historias anteriores de los Episodios nacionales de Almudena Grandes: Inés y la alegria y El lector de Julio Verne, pero mejor que los descubráis por vosotros mismos a lo largo de la profunda historia de Las tres bodas de Manolita. Estoy segura de que este libro encantará a todo aquel que tenga una mentalidad abierta para disfrutarlo como se merece. Y también para comprender lo que nos cuenta.

Gracias a Almudena Grandes por esta historia extraordinaria, una vez más. 



Comentarios

Esther C. ha dicho que…
Estoy deseando leerlo, "El corazón helado" me ha dejado tan buen sabor de boca, tengo pendiente la reseña, espero publicarla esta semana. A mí "El lector de Julio Verne" me enamoró y me emocionó a partes iguales, en cuanto a "Inés y la alegría" tampoco lo he leído. Un besote. Esperamos un post sobre tus vacaciones.
Margari ha dicho que…
Tengo Inés y la alegría y El lector de Julio Verne pendientes en la estantería. Y me parece que la espera va a ser cortita, que me dejas con ganas. Pero este tercero tardará en caer. Al menos hasta que lo saquen en edición bolsillo, que es como tengo los demás libros.
Besotes!!!
ITACA ha dicho que…
Tienes que leerlos todos pero estoy segura de que "Inés y la alegría" te enamorará tanto o más que "El corazón helado".
ITACA ha dicho que…
Te encantarán los tres y seguro que el de Manolita lo sacarán pronto en edición bolsillo

Entradas populares