MI PARTICIPACIÓN JUNTO A MIS COMPAÑEROS EN EL ICE BUCKET CHALLENGE

No pensaba escribir sobre el #IceBucketChallenge, un fenómeno viral que se ha puesto muy de moda en las últimas semanas y tras el que existe una campaña de solidarización con los enfermos de la enfermedad del ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica). Sin embargo, he participado activamente en este fenómeno viral y quisiera compartir mi experiencia.


#ICEBUCKETCHALLENGE: SÉ SOLIDARIO.

Creo que a estas alturas y con lo infinitamente comentada que ha sido esta acción en las redes sociales, todo el mundo sabe qué es el #IceBucketChallenge, en qué consiste, qué se persigue y a quién apoya. Pero de todos modos, haré un breve resumen.

El Ice Bucket Challenge, o en la versión española reto del cubo de agua helada es una campaña solidaria que pretende recoger fondos y ayudar a los enfermos de Esclerosis Lateral Amiotrófica. La acción consiste en echarte por encima un cubo de agua helada, que pretende reproducir, de manera momentánea, la sensación que sufren los enfermos de Esclerosis Lateral Amiotrófica cuando sus músculos no les responden. El cubo de agua helada además deberá de ir acompañado de una donación económica a la Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica.

Aunque la acción nació en EE.UU., en seguida se ha convertido en un fenómeno viral a nivel mundial. He leído que en EE.UU. se han recaudado más de 100 millones de dólares con el #IceBucketChallenge y en el caso de España se han superado los 100.000 euros. Miles de celebrities y cientos de miles de personas anónimas han colaborado con esta acción.


LA EXPERIENCIA DE ITACA.

Como todos, creo que conocí la acción a través de las redes sociales. Pero una semana después, un compañero de trabajo mandó un email a toda la plantilla proponiendo que participásemos de manera conjunta. Actualmente somos 32 personas y he de decir que la participación fue absoluta, todos nos mojamos por una buena causa (a excepción de dos compañeros que estaban enfermos y no pudieron participar, pero que sí querían hacerlo) y la empresa donó 100 euros por cada uno de nosotros, incluido nuestro icono en formato peluche.

Me llama la atención haber leído numerosas críticas en diversos medios en los que recalcan que este fenómeno viral ha servido más para divertimento que para otra cosa. Me explico: indican que mucha gente lo hace porque está de moda pero que no son realmente conscientes del fin solidario y que es esa solidaridad la que debería tenerse siempre en cuenta a la hora de desarrollar esta acción.

Yo os puedo contar mi experiencia. Mi cubo de agua no sólo estaba helado (al parecer hay quien también critica que hay quien lo hace con agua tibia), sino que tenía verdaderos tropezones en forma de hielos de los grandes. La sensación cuando te cae encima, y eso a pesar de los más de 35 grados que afortunadamente hacían en Madrid el día que lo hicimos, te deja muerta por un instante. Es un frío helador y desde luego no tiene nada de divertido. Yo personalmente si me apunté a esta acción es porque tenía muy claro que se trata de una buena causa y que era una manera de apoyarla. A este respecto, tampoco comparto lo que algunos dicen sobre que hay muchas enfermedades raras y muchos otros proyectos que apoyar. Es cierto, pero más vale apoyar alguno a que se nos llene la boca diciendo que hay muchos y luego no estemos dispuestos a soltar un euro para nada ni para nadie.

Creo que la Esclerosis Lateral Amiotrófica es una enfermedad muy mala. No digo que sea mejor ni peor que otras. Es una enfermedad muy rara (la sufren 2 de cada 100.000 personas de media) pero destroza tu cuerpo y tu vida. Actualmente no existe ningún remedio para ella y al ser degenerativa va a más sin que hayan logrado una medicina que permita evitar que siga avanzando. Ojalá que una acción viral como el #IceBucketChallenge ayude a concienciarnos a todos y que el dinero recaudado sirva para encontrar una medicina.


Comentarios

Leira ha dicho que…
Ya te vi en el vídeo. A mí me parece muy buena iniciativa y no me importaría nada hacerlo, lo que pasa que nadie me nomina. Me alegra saber que se está consiguiendo el dinero que pensaban. Besos!
Esther C. ha dicho que…
Yo he sido muy crítica con esta campaña, y lo he expresado en varias RRSS, sobre todo porque muchos han aprovechado para hacer la mamarrachada sin otro fin que subir un vídeo a sus redes, y en otros casos (que considero peor) para dar publicidad a sus productos, empresas o a sí mismos, y aprovechar algo así para esto me parece mal, amén del desperdicio de agua. En tu caso si tu empresa ha donado dinero me parece excelente, pero un gran porcentaje de "famosetes" que ha subido vídeos a la red no han donado nada de nada, y no lo digo yo, sino diversas asociaciones. Tengo entre mis contactos en facebook gente que ha subido el famoso vídeo del cubito sin tener ni idea de qué es la ELA. Un beso, y enhorabuena por trabajar en una empresa que done dinero a este tipo de causas.
ITACA ha dicho que…
La verdad es que no puedo entender que alguien se eche un cubo de agua fría encima por diversión y para subirlo a las redes. Nosotros pasamos un frío espantoso, nunca lo haría para pasar el rato. Pero la realidad es que lo verdaderamente importante no es el momento cubo de agua fría, sino lógicamente la aportación económica. Y sin ella, no sirve de nada el resto.

Entradas populares