REYES MAGOS TEMÁTICOS: MICKEY MOUSE

El año pasado hice unos Reyes Magos temáticos. Y comentándolo con algunas amigas y personas cercanas me han propuesto que lo escriba en el blog. Porque se oye mucho sobre cumpleaños temáticos, fiestas temáticas etc., pero no sobre Reyes Magos temáticos. Y por supuesto, también puede hacerse.

Ya os conté en este post los últimos Reyes Magos que le preparé a mi hija. Eran sus segundos Reyes Magos pero en realidad eran los primeros en los que parecía que se iba a enterar un poco. Y vaya si lo hizo.
Siempre he pensado que los Reyes Magos es una fiesta súper especial, pero por supuesto mucho más cuando tienes niños en casa. Contrariamente a lo que piensan algunos, no se trata de gastarte un pastizal sino de ser un poquito original y preparar los Reyes con tiempo y con esmero, echarle un poco de imaginación y hacer que los regalos, ya sólo por su presentación, enamoren al niño nada más verlos.

Hace casi un año mi hija era una fan incondicional de Mickey Mouse, así que sus Reyes Magos temáticos no podían estar protagonizados por otro que este simpático ratón. Para ello, se me ocurrió echarle un poco de imaginación y mucho cariño y me hice con unos cuantos productos del ratón más famoso del mundo, algo que no es nada difícil como podréis imaginar.


Le compré la famosa Casa de Mickey Mouse en versión juguete que hace las delicias de cualquier niño o niña pequeñ@. De hecho, un año después, y aunque ahora Mickey Mouse no es el único Dios de su religión (han entrado al Olimpo de sus dioses otros personajes como Peppa Pig o Dora la Exploradora, entre otros), raro es el día que no saca la Casa de Mickey Mouse y se pone a jugar con ella, así que fue un acierto absoluto.

Pero como el protagonista iba a ser Mickey Mouse, teníamos que dar un golpe de efecto. Y creo que lo conseguimos. Se trataba de que, en cuanto entrase al salón viese un montón de regalos (el montón no tiene que ser grande, pero que los regalos estén agrupados hace mayor efecto; además, no es difícil lograr un montón, ya que las cajas de regalos de niños ya son grandes por sí solas) protagonizados por el gran Mickey Mouse. 

Para ello, envolví todos los regalos en papel navideño del propio Mickey y su eterna compañera Minnie y coloqué en medio del montoncito un estupendo peluche de Mickey Mouse que había comprado meses atrás en una oferta de la Disney Store por 15 euretes de nada. Lo metí en una bolsa de celofán y se me ocurrió que la gran traca final la conseguiría con un globo de helio con la cabeza de nuestro ratón favorito. Es algo que produce un efecto espectacular en los niños, que cuesta dos duros y lo podéis encontrar en cualquier tienda de fiestas o muchas de las tiendas de chucherías de los centros comerciales. El único problema es que tuve que ir por él la tarde anterior y dejarlo en el coche hasta que Henar se durmió por la noche y pude ir a recogerlo. El efecto fue el deseado, lo podéis ver perfectamente en la foto.


Por último, rodeé el montoncito (en el que por supuesto incluí los regalos de toda la familia, incluido los de nuestro perro Athos, que también tiene sus Reyes) con un montón de moneditas de chocolate, piruletas y demás. Tuve suerte porque unos días antes encontré monedas de Mickey y sus amigos, por lo que ya fue la cuadratura del círculo.

Como veis, con poco dinero (no creo que entre todos los regalos de Henar llegásemos a gastarnos 100 euros, aunque eso sí, echando mano de ofertas y comprándolos con tiempo), montamos unos Reyes Magos temáticos estupendos. Henar quedó encantada con el resultado, no tenía manos suficientes para coger todo lo que tenía a su alrededor...


Y los de las próximas navidades ya los tengo planeados. En este caso la protagonista va a ser Cenicienta. ¿Queréis que os cuente mi idea? 

Comentarios

Entradas populares