MERCADO DE MOTORES EN EL MUSEO DEL FERROCARRIL: UNA CITA MENSUAL INELUDIBLE

Quizá no sea el mejor momento para hablar del Mercado de Motores, ya que la edición del pasado fin de semana (especialmente esperada por ser justo la edición navideña) fue cancelada por las inclemencias meteorológicas. Y es que hay que ver lo que nos ha llovido este fin de semana en Madrid... Sin embargo, me animo a escribiros sobre este evento, así ya lo conoceréis para su próxima edición. 

El ya casi tradicional. Mercado de. Motores madrileño se celebra en fin de semana (normalmente el segundo fin de semana de cada mes) en la nave central de la antigua Estación de Trenes de Delicias, hoy sede del Museo del Ferrocarril.


Llega ya bastantes ediciones a sus espaldas con una gran afluencia de público. La verdad es que no me extraña en absoluto porque el evento lo merece. Empezamos por el hecho de que la Estación de Delicias es un lugar mágico. Allí, entre las vías ocupadas por antiguos modelos de trenes, en los diferentes pasillos, se colocan decenas de puestos que venden algo especial. Puedes encontrar prácticamente de todo: mucha artesanía, productos vintage... Todo hecho y colocado con el mayor de los mimos y estéticamente perfecto. Es difícil no enamorarse de una o de mil cosas.

Darte un paseo por la nave central e ir viendo cosas chulísimas es todo uno. Pero el mercado no se queda ahí, sino que ofrece mucho más. Por si lo anterior te hubiese dejado con ganas de más, en el exterior de la nave central, en la parte posterior de la misma, se instala un bar con una gran terraza en la que tomar algo. Incluso en la edición del pasado mes de junio, el día del partido de la Final de la Champions en Lisboa entre el Atleti y el Madrid, se televisó el partido y creo que hubo un auténtico ambientazo. 

Los niños también tienen sus propias actividades, ya que en el Museo del Ferrocarril, en la parte exterior del mismo existe una atracción preciosa: pequeñas maquetas de trenes a vapor en los que mayores y niños pueden sentarse y hacer un recorrido. Os puedo asegurar que es mágico, aunque probablemente no sea el día que se celebre el Mercado de Motores la fecha idónea para esta actividad, ya que está demasiado lleno. Yo prefiero acercarme un fin de semana normal y disfrutar de la actividad.

En el exterior del recinto en la parte lateral se instala además un mercadillo de particulares. Os confieso que solamente lo he visto de lejos, ya que como os conté era de noche y fuera estaba oscuro. Sin embargo, he leído sobre ello y me parece una iniciativa a tener muy en cuenta. Cualquier particular puede escribir. La organización del Mercado de Motores y solicitar un puesto en esta zona externa para vender sus cosas. Ojo, no debe tratarse de profesionales, pero sí podemos ir a nivel particular a vender las cosas que nos sobran, que ya no usamos, o nuestras pequeñas creaciones sí tenemos maña. Estoy segura de que en este lugar puedes encontrar verdaderas joyitas y tengo muchas ganas de visitarlo, la próxima vez será.

Hay que tener en cuenta que la gran exposición central de los puestos profesionales de artesanos se encuentra en el interior de la nave central del Museo del Ferrocarril, pero el resto de las actividades que os he comentado se encuentran fuera. Por ello, están sometidas a las inclemencias del tiempo. Y a este respecto, desgraciadamente han cancelado la edición de navidad. Lo he leído esta semana, tenía que haberse celebrado este fin de semana, pero se ha cancelado por las fuertes tormentas que estamos teniendo en Madrid, llevamos todo el fin de semana lloviendo. La próxima edición se celebrará justo después de Reyes, el fin de semana del 10 y el 11 de enero.

Además, la entrada es gratuita, por lo que no hay excusas. Eso sí, os lo vais a pasar tan bien y os van a gustar tantas cosas que la probabilidad de que salgáis de allí sin haberos gastado dinero es prácticamente inexistente. Si no estuviese tan masificado (aunque yo fui un sábado por la tarde, escogí muy mal porque a esa hora es cuando más gente hay), sería un plan familiar perfecto. Además, por lo que he podido ver, es dog friendly, ya que había perros. Está muy bien la opción, aunque mi Athos es súper miedoso, si lo meto allí con tanta gente,matado y de noche, con los enormes trenes al lado, le da algo al pobre. Pero se agradece mucho que se admitan perros.


Como veis, el Mercado de Motores es un evento muy especial, al que merece la pena acudir. El mes de enero está aquí al lado como quien dice, así que quizá sea una buena oportunidad para visitarlo. 


Comentarios

Entradas populares