SOLIDARIDAD EN NAVIDAD

Estamos en fechas navideñas (o pre-navideñas) y el pico de solidaridad aumenta. Curiosamente, nuestro país, que va a la cola en casi todo, está a la cabeza europea en solidaridad. Creo que esta crisis o nos ha golpeado directamente o ha golpeado a alguien cercano y que eso nos ha cambiado... en este sentido para bien. Ahora, como media, somos más conscientes, y eso nos empuja a ser más solidarios con lo que ocurre a nuestro alrededor. 

El fin de semana pasado hubo una gran recogida de alimentos. Ibas al supermercado y allí estaban decenas de voluntarios dispuestos a recoger alimentos. Tuve una conversación con una persona cercana sobre este tipo de acciones y el hecho de que "te empujaban" a tener que colaborar sí o sí. No estoy de acuerdo con ello, por supuesto, si no quieres, no tienes por qué colaborar. Pero lo que es cierto es que con este tipo de acciones se recibe más ayuda, cualquiera en ese momento entra en el supermercado y compra alimentos de más, para entregar en la recogida. A nivel individual, cualquiera de nosotros podría una vez al año llenar de alimentos el maletero del coche y llevarlos a un comedor social, a una ONG, a algún proyecto con personas desfavorecidas... Pero no lo hacemos. Bienvenidas sean por tanto estas acciones en las que nos lo ponen fácil y podemos ayudar a la salida del supermercado, sin que nos cueste trabajo... ¡y lo hacemos!

Al margen de las ONGs con las que colaboro de manera habitual (algunas humanas y otras perrunas), también colaboro en Navidad con algunos proyectos específicos, normalmente relacionados con estas fiestas. 

Ya os he hablado en varias ocasiones de la iniciativa de Reyes Majos que organizan desde Miaportacion.org. Ya van siendo varios años en los que participo en esta iniciativa, en las que personas desfavorecidas te escriben una carta y te piden un regalo que puede ser el único regalo que reciban estas fiestas. Los regalos son cosas tan básicas y necesarias como una bufanda, una colonia, unas zapatillas de deporte... (estos son ejemplos reales de cosas que me han pedido). ¡Cómo no colaborar con ganas en este tipo de iniciativas!



Este año, además colaboramos en la oficina con otra organización, Cooperación Internacional, y su proyecto Una sonrisa para Navidad. Se trata en esta ocasión de hacer un regalo a un niño o una niña perteneciente a una familia en situación desfavorecida. Desde que soy madre, aún tengo más a flor de piel el tema de la infancia y pienso que si mi hija va a tener un montón de regalos estupendos (probablemente más de los que necesita), ¿cómo no voy a colaborar con niños que no tienen casi nada y hacerles un regalo? 



Pero además de estas iniciativas a nivel de ONG, también quiero hablaros de la Subasta Solidaria de Madresfera. Esta iniciativa ha salido de las propias blogueras, que en lugar de organizar un sorteo navideño, han hecho en esta ocasión una subasta solidaria, en la que podemos pujar por los diferentes productos (y hay cosas súper chulas) y así ayudar a madres blogueras y otras personas que hace poco vivían una vida normal y a las que la crisis has dejado noqueadas. En una estupenda y fácil manera de colaborar, que yo he conocido gracias a mi hada madrina Sara, de Mamis y Bebés


Hagáis lo que hagáis, por favor, haced algo. Lo importante es colaborar, y aunque la ayuda se necesita todo el año, quizá en Navidad estamos más concienciados y podemos hacer un esfuerzo extra, colaborando en varias campañas, participando en rifas solidarias... en definitiva poniendo nuestro granito de arena en sitios a los que sabemos que va a llegar la ayuda y que además es muy necesaria. 

Comentarios

Bego ha dicho que…
yo he sido reina maja también alguna vez pero este año se me ha pasado, con tanto rollo de virus y demás no me he enterado.
lo que sí he hecho ha sido donar los juguetes que víctor ya no usaba pero que tenían aún vida para que otros niños jugaran con ellos.
un beso

Entradas populares