VIERNES VITALES 28: CELEBRA

Hoy quiero hablar de celebraciones… Sí, las celebraciones son algo de lo que nos olvidamos. Nos enseñaron desde pequeñitos que los días de los cumpleaños había tarta… pero cuando crecimos se nos olvidó. Yo estoy recuperando las tartas de cumpleaños ahora, porque tengo una niña pequeña, pero probablemente desde los 20 a los 30 celebré mi cumpleaños con tarta ¿un par de veces? La tarta en sí no tiene ninguna importancia, pero sí el hecho de celebrar.

¿Y qué podemos celebrar? Muchísimas cosas, incluso aunque algunas no les veamos un valor o simplemente no hayamos reparado en él hasta ahora. Celebro que he hecho un mes en el gimnasio, que he bajado 2 kilos, que he conseguido un reto que me propuse, que simplemente me apetece disfrutar de la vida y celebrar que estoy viva, feliz, que tengo una familia preciosa, que llego a fin de mes… Si lo piensas, seguro que a tu lado hay mil razones para celebrar. Y celebrar no consiste en montar una gran fiesta y tirar la casa por la ventana, pero sí es importante ser conscientes de lo bueno que hay en nuestras vidas, ensalzarlo y darle el valor que merece, haciendo una pequeña celebración por ello.

En paralelo, creo que también es necesario recapacitar sobre dónde estamos, a dónde vamos, cosas que hemos conseguido en el camino, cosas en las que hemos fracasado, qué ha fallado, si podemos volver a intentarlo, si podemos mejorarlas y volver a intentarlo…

Creo que el momento #FindeAño #Tiempoparareflexiones ya me ha llegado y que simplemente le voy dando vueltas como puedo.

Últimamente, como veréis, no consigo sacar tiempo para el blog. Demasiado trabajo (normal en los cierres de año), demasiado cansancio acumulado, caigo rendida cada noche en la cama tras pasarme todo el día haciendo cosas, muchas personales y maravillosas con mi pequeña Henar. A ver si la semana que viene saco un buen rato para contaros algunas cosas, aunque el 24 me tomo unos creo que merecidos días de descanso. Espero que me sirvan para recuperar fuerzas pero que también me valgan para recapacitar sobre el 2014 y enfocar el 2015.


En este 2014 me han pasado muchísimas cosas, ha sido un año catártico. No ha sido fácil, pero sí ha sido revelador y creo que he crecido mucho como persona. Como siempre creo en el equilibrio y las fuerzas cósmicas, ahora veo que cosas malas que me han ocurrido, quizá sucedieron para hacerme cambiar, para hacerme evolucionar y para valorar lo que soy y lo que tengo, las cosas buenas que hay en mi vida, que son muchas. Y también para celebrarlas.

Celebrar un bonito día de sol con una sonrisa, tomarme un cachito de turrón de Suchard porque, aunque sigo con la dieta, he bajado diez kilos, irme a comer con buenos amigos porque tengo la suerte de tenerlos a mi lado y quiero pasar tiempo con ellos, sacarme unos vuelos a Londres porque me lo merezco!


Un abrazo a todos los que leáis esto y que celebréis las fiestas como se merecen.

Comentarios

Margari ha dicho que…
A seguir disfrutando de tu hija, de tu familia, de tus amigos... Felices fiestas!
Besotes!!!
Leira ha dicho que…
Me tienes que contar en qué consiste tu dieta, ya que quiero perder como 10 kg o así y no hay forma. Besos!
Esther C. ha dicho que…
Bonita reflexión, yo este año estoy celebrando la Navidad, y me encanta. También ando reflexionando sobre tantas cosas que me han ocurrido en los últimos 12 meses. Un abrazo.

Entradas populares