MIS MOMENTOS DE NOVIEMBRE.

Aunque este mes voy con retraso, no quiero dejar de escribir este post, que se está convirtiendo ya en todo un clásico de todos los meses, un ejercicio de optimismo en vena: recordar y registrar por escrito los 10 momentos más especiales del mes.

En el caso de noviembre constituía un reto aún mayor, ya que es un mes al que tradicionalmente le tengo bastante tirria. No me gusta que llegue el frío y lo inunde todo y además está entre octubre, que es mi mes preferido junto a los de verano,  y diciembre, que desde que tengo una hija  y he recuperado el espíritu navideño ha subido muchas posiciones en el ranking anual.

Pero vamos con nuestro noviembre. Mis 10 momentos mágicos del mes han sido éstos:


1. El día familiar en La Granja

Nos hizo un día fantástico, aprovechamos para ir a ver a mi abuela y sacarla un rato a pasear, pero además comimos todos juntos y sobre todo pasamos un rato estupendo al sol otoñal a la entrada del Palacio. De hecho, a mí me habría encantado comer allí, en una terraza, y es un plan que me reservo para cuando llegue la primavera.  Además, ir a La Granja por la carretera de las siete revueltas, especialmente con los colores de otoño tiñéndolo todo, es un espectáculo grandioso.


2. La Warner

Y de La Granja a la Warner, poco o más bien nada que ver, pero las dos cosas las hicimos en el mismo puente de la Almudena y lo pasamos fenomenal. Un acierto ir a la Warner en La Almudena porque había muy poquita gente, nos hizo un día fantástico, nos lo pasamos fenomenal, no nos cansamos, hasta comimos medianamente bien y todo… Y es que, lo confieso, me encanta la Warner, aunque solamente visite la zona de niños, pero yo subiendo y bajando en el carrusel soy feliz (qué de tonterías llenan mi vida de color).

3. Compartir un café con Ernesto Arias

He tenido la inmensa suerte de conocer personalmente a este actor, cuya carrera llevo siguiendo varios años, y además compartir con él dos clases (recibir dos clases suyas como profesor en el curso de Espectadores en Acción ha sido un lujo) y conocerlo como persona. Pero además, un café hablando de teatro, la tierrina y algunos otros temas fue uno de los mejores momentos del mes de noviembre. Al día siguiente pagué caro acostarme más tarde de mi hora (el despertador implacable a las 6.15 duele) pero mereció, y mucho, la pena.

4. El Alcalde de Zalamea en el Teatro de la Comedia

Aunque ya os escribí sobre mi noviembre teatral (si alguien siente curiosidad puede leerlo aquí), debo hacer mención a la tarde que pasé con mi amiga Beti disfrutando El Alcalde de Zalamea. Me regaló las entradas por mi cumpleaños y no olvidó susurrarme la felicitación cuando apagaron las luces para comenzar la representación. Volver a ver a Carmelo Gómez y a Joaquín Notario en una obra de teatro clásico como ésta es un lujo. Y además me encantó conocer el Teatro de la Comedia y disfruté especialmente con la interpretación de Clara Sanchís.


5. El curso de Espectadores en Acción

Me da pena pensar en que este curso, que tanto he disfrutado durante estos meses, está llegando a su fin. Pero me han gustado muchas de las cosas que he descubierto gracias a él y que me hacen ver el teatro con otros ojos. Me llevo un buen sabor de boca en general y el anhelo de poder apuntarme a alguna otra edición en el futuro.

6. Reto para noviembre: La Magia.

Como creo que os comenté en algún post, el mes de noviembre, que no me suele gustar casi nada o muy poco, lo he dedicado a intentar multiplicar la magia en mi vida, haciendo los ejercicios del libro La Magia, de Rhonda Byrne (la autora de El Secreto). Me he pasado muchos ratos dedicada a ello y me ha hecho ver las cosas más en positivo. A ver si me animo a contaros mi experiencia un día de éstos…

7. Henar. 

Me siento agradecida por la vida que tengo, por la familia, por mi perro, por los amigos, por las cosas buenas que me pasan, pero especialmente por mi hija. Es cierto que después del puente de diciembre me dejó agotada de la vida, en plan #malamadre total que lo que quiere es tiempo para ella y vacaciones de hija. Pero ella es lo más bonito del mundo y he pasado momentos estupendos. Hemos ido a Ikea (cómo no) a hacer talleres de cosas inimaginables, al parque de atracciones, a la Warner (aunque ahí nos acompañó el buen padre), al teatro, hemos pintado, hemos saltado, nos hemos hecho cosquillas y nos hemos reído mucho. Henar, mi gran tesoro.  


8. Estar más en casita

Si algo bueno tiene el frío es estar más en casita. Sí, yo que soy de zapatilla y calle, con el frío me desinflo y me gusta quedarme en casa, meterme bajo las sábanas, poner la calefacción (o en su defecto la chimenea en el pueblo) y tirarme horas y horas en casa, muchas de ellas en la cama. Tardes de películas, de series, de internet, de lecturas… y también tardes de dibujos y de cosquillas. Mi casa….



9. Los días de otoño. 

Ahora que los árboles de desangran y se quedan sin hojas evoco los colores de otoño, los más bonitos del mundo; especialmente cuando estamos en días cálidos, de buena temperatura a mediodía, en los que pasear, pensar, disfrutar de la vida tan bonita en colores ocres y dorados. Os voy a contar una anécdota: cuando era pequeña fui durante años a clases de pintura y mi profesora estaba preocupada por mis elecciones de colores, que nunca incluían el amarillo o el naranja y que gustaban de rojos, azules y morados, colores más tristes. Es curioso que me enamore el otoño y sus ocres, sus dorados, sus rojos, sus naranjas… como muy pocas cosas en el mundo me enamoran.


10. Cantar en el coche “a grito pelao”.

 Sí, los que me ven por la calle deben de pensar que estoy loca, pero me encanta cantar las canciones de Sabina a grito pelao cuando voy sola en el coche. Y cuando llega el mal tiempo, no sabría explicar por qué, pero me llama más. Y cuando estás en esos momentos, el mundo se detiene. Sólo estoy yo y los versos de Sabina.



Comentarios

Esther ha dicho que…
Me gusta leerte por el optimismo que trasmites. Estoy deseando leer tu opinión sobre La Magia, y también estoy deseando recuperarla. Un abrazo grande.
Margari ha dicho que…
A esto se le llama aprovechar bien los momentos!
Besotes!!!
Azahara ha dicho que…
Pagaría por verte cantando en el coche, jojojo. Nosotros lo hacemos a dúo. Somos muy de Conductores suicidas.
Yo también estoy esperando la Magia :)

Entradas populares