MI NIÑA CUMPLE 4 AÑOS: 10 ALTERNATIVAS DE REGALOS QUE NO SEAN JUGUETES

Uno de los posts que me dio por escribir en su día y que más visitas tiene es Mi niña cumple 2 años:alternativas de regalos que no sean juguetes. Mi hija nació en febrero y tenemos la casa llena de juguetes nuevos de Navidad y Reyes. Resulta imposible que no le regalen nuevos juguetes en estas fechas, por lo que al menos en casa intentamos que sus regalos de cumpleaños sean otras cosas, alternativas a juguetes que le puedan encantar a una niña en su cumpleaños. No escribí el post cuando cumplió 3, pero como buscar ideas para regalos a niñas y niños en internet es algo que todos (con sus más y sus menos) solemos hacer, me animo a escribirlo ahora.

Tengo unos cuantos regalos claros, de los que creo que tienen muchas posibilidades de acertar. Obviamente, generalizar no siempre sale bien, y dependerá del carácter de cada niño o niña, pero me aventuro con unas cuantas ideas que quizá puedan funcionar (desde luego con mi hija sí). Ahí van.

1. Disfraces.

A la mayoría de las niñas que conozco les encanta disfrazarse, y no sólo en Carnaval, sino el día de su cumple, cada vez que hay una fiesta, o a veces incluso en casa. A mi hija cada vez le gusta más, y aunque yo era antiprincesas, ni qué decir que no sólo he tenido que pasar por el aro, sino que soy la primera que anda a la busca y captura del siguiente disfraz princesil. A este respecto, lo tengo claro, la calidad de los disfraces oficiales de la Tienda Disney, al menos los de princesas, no tiene parangón. Es cierto que su precio suele ser elevado (especialmente en la edición lujo) pero también que son verdaderamente preciosos, de buena calidad y resistentes, así que la inversión merece la pena. Mi truco es comprarlos cuando los rebajan (que suele suceder un par de veces al año) y guardarlos. Así compré el de Cenicienta (el año pasado) y también el de la Bella, que es mi princesa favorita junto a La Sirenita (lo compré talla 5/6 años, y aún lo tengo pendiente en un armario, probablemente se lo traigan los reyes en la próxima edición). Os puedo contar que este año llevará el Disfraz de la Bella Durmiente (que a pesar de ser además rosa –no puedo con ese color- es realmente bonito) y que es oficial de la tienda Disney pero que lo he comprado totalmente nuevo, con etiqueta y todo, a través de Wallapop por un precio fantástico (trucos de madre para llegar a final de mes).


La foto es de la Tienda Disney y se corresponde con el mismo modelo del disfraz de mi hija de este año, comprado a través de Wallapop con etiqueta y todo. 


2. Libros. 
(Y si son de manualidades mejor).

También dependerá del carácter del niño, pero a la mía le encantan las manualidades. El amor a los libros es algo que me esfuerzo en inculcarle. El caso es que los Reyes Magos trajeron a casa un fantástico libro sobre los animales de la sabana, que además tenía varias hojas llenas de animales para pintar, recortar y montar. Fue realmente divertido pintarlos, montarlos y jugar con ellos. He brujuleado por internet y hay cosas realmente estupendaS.



3. Entradas para espectáculos infantiles.

En realidad ésta es una actividad a la que en mi casa dedicamos muchos fines de semana. Raro es el mes que no vamos a dos o tres espectáculos infantiles y también es algo que quiero inculcar a mi hija desde pequeñita (la primera vez que la llevé al teatro tenía 9 meses). Es cierto que dependiendo de dónde vivas te resultará más o menos sencillo encontrar espectáculos para peques, pero hay cosas fantásticas: teatro, magia, circo, títeres, musicales, incluso el Disney on Ice próximamente. Los niños disfrutan muchísimo y aprenden, merece mucho la pena, tanto si están acostumbrados a ir como si es su primera vez o no van habitualmente.



4. Una caja con chuches.

Sí, ya sé que soy malamadre total postulando que llenemos de chuches la boca de nuestros hijos, con los consiguientes problemas de caries y demás. Pero a los niños les encantan las chuches, y una caja bonita con unas cuantas gominolas no les van a hacer un daño excesivo (es lo mismo que me digo a mí misma con el chocolate) y es un regalo muy sencillo, muy vistoso y con poco presupuesto.

5. Moldes para hacer galletas.

Hay que ser un poco original e innovador de vez en cuando, ¿no? Yo suelo hacer galletas con mi hija (además de gelatina, bizcochos y algunas otras cosas sencillitas). El caso es que a mi hija le encanta hacer plasti de galletas (en vez de plastilina, tenemos masa de galletas) y entretenemos alguna que otra tarde de lluvia y frío del invierno. Y pensando, pensando… se me ocurrió el otro día que un pack de moldes cortadores de galletas con diferentes formas y dibujos (si es Disney ya ni os cuento) podía ser una excelente opción.


6. Kit del cocinero.

Y quien dice moldes de galleta, también dice productos del kit del cocinero. Nosotros tenemos el mandil (muy chulo), pero también hay otras cosas como un libro de recetas, un gorro de cocinero, algún instrumento de cocina (rodillo para amasar, cucharón etc.) con estética infantil. Al margen del boom de los programas de cocina para niños, la verdad es que es una actividad muy divertida en la que suelen pasárselo muy bien.

7. Maleta/neceser de viaje.

A mi hija se le regalamos hace un par de años, pero con tres o cuatro años está fenomenal, tener su propia maleta con ruedas, edición niños, adaptada a su edad, y que le permite moverse con gracia por los aeropuertos o donde pinte. Es algo muy útil y nosotros la usamos mucho. Otra opción, si ya tiene maleta, es un neceser o una mochila. Hoy en día se hacen cosas fantásticas para niños, sólo es cuestión de saber buscar con un poco de tiempo y paciencia.




8. Clases o talleres de música, de dibujo 
o de lo que le guste a cada niño.

Hay clases con periodicidad semanal, pero también hay talleres muy chulos. En este caso, se trata de ponernos en la piel del niño en cuestión. Por ejemplo, a mi hija le chifla la música. Por ello, la apunté a Chiquirritmo como extraescolar, en lugar de a Cuentos Vivos (teatro para niños), que hubiese sido lo que a mí me habría gustado más. Pero si al niño o niña se le da especialmente bien la música, el dibujo, el teatro, las manualidades… pues animémoslo a desarrollar su creatividad y talento en esa área.

9. Pegatinas.

Supongo que también dependerá de cada niño, pero a la mía le encantan las pegatinas (relacionado con que le encantan las humanidades, supongo). Y hay miles de pegatinas en el mercado. Hay otra versión, que son los sellos de caucho y un montón de tintas, pero personalmente prefiero dejarlo para cuando sean un poquito más mayorcitos y demuestren un “mejor uso de razón”.


10. Un picnic o una excursión.

Vale que mi hija nació en febrero y no está el tiempo precisamente para irse de excursión a la sierra (al menos no para mí) o para montar un picnic en el parque, pero la verdad es que el rollo picnic y las excursiones (que también pueden ser culturales) me parece una opción estupenda. Y yo soy muy pro-picnic. Un día hice uno con unas amigas y todos nuestros niños en el Retiro y la verdad es que fue un planazo, me lo apunto para repetirlo esta primavera. 

Comentarios

Ali EB ha dicho que…
Me parecen geniales todas las alternativas, así como elegir regalos que tienen mucho más valor que juguetes que quedan tirados por casa sin hacerle mucho caso.
Que disfrutéis del cumple, un besote!
Margari ha dicho que…
Las pegatinas!!! El regalo perfecto para mi hija cuando era pequeña! Qué le gustaban! De lo que fuera, le daba igual. La cosa era pegar. Los armarios de mi hija están por dentro llenitos de pegatinas. Y sí, son todas las alternativas ideas geniales, que seguro que cualquier peque va a disfrutar mucho.
Besotes!!!
ITACA ha dicho que…
Gracias @Ali EB, procuro echarle imaginación e intentar tener menos trastos. Les sobra de todo.
ITACA ha dicho que…
@Margari, es increíble lo de las pegatinas! Les encanta!

Entradas populares