TE DOY UNA CANCIÓN... COMO DOY EL AMOR

Esto iba a quedarse en un tuit, pero ha terminado un post, improvisado y chiquitito, pero post al fin y al cabo.

Últimamente hay una etapa de mi vida que viene frecuentemente a mi memoria. Cuando fui madre empecé a recordar mi infancia con intensidad. Desde hace meses recuerdo con demasiada frecuencia y también bastante intensidad mi etapa universitaria, especialmente los últimos años. Recuerdo inviernos con mucha lluvia, las calles mojadas del Oviedo Antiguo, las noches de los jueves sin dormir, las noches de vino, rosas y besos, esa sensación de que no importa el mañana, los sueños, las risas, la alegría que da la ignorancia, las canciones de Silvio Rodríguez, Aute, Víctor Manuel, Pablo Milanés, Víctor Jara, Paco Ibáñez...

Sé, aunque no quiero profundizar en ello, que tengo una herida mal cerrada, una cicatriz a la que no le suelo prestar demasiada atención porque en su día intenté cerrar el círculo y no pude hacerlo (no siempre la vida o los demás te permiten hacer lo que quieres). Hay reflexiones difíciles de hacerse a uno mismo, mucho menos dejarlas por escrito.

Y todo esto, y muchas cosas más me evoca esta canción de Silvio, al que dejé de escuchar habitualmente, aunque aún conservo algún CD con mi música de entonces perdida por mi coche (creo que de todos ellos sólo se ha salvado Sabina y a veces Serrat); mi coche también es uno de esos restos que quedaron tras la lluvia tantos años después. En cualquier caso, esta canción es un sorbito de nostalgia pero también una fuerte sensación de estar viva y querer vivir intensamente.



¡Buen viernes!

Comentarios

Esther ha dicho que…
Yo sigo adorando a Silvio, si bien es cierto je ya no lo oigo tanto, pero él, Sabina, Aute y Serrat son la banda sonora de mi vida, con algunas nuevas incorporaciones a posteriori.
Tracy ha dicho que…
Me encanta tu entrada porque me veo reflejada en ella, hasta la música que oías es la que oía yo.
Un beso
ITACA ha dicho que…
Yo siempre digo que la música de Sabina es la banda sonora de mi vida, me lleva acompañando desde que tenía 15 años, e incluso antes cuando mi madre lo ponía en el coche (aunque en realidad ella ponía mucho mas a Serrat). A Silvio lo paladeé muchísimo en mi época universitaria, en esos últimos años. Recuerdo muchas de las letras de sus canciones, asociadas además a momentos muy intensos, pero hace años que no lo escucho salvo ocasiones muy contadas. Quizá por eso me produce tanta nostalgia 😔
ITACA ha dicho que…
Tracy, me encanta compartir gustos. Supongo que parte de nuestra generación compartió esa música, aunque otros no quisieron ni supieron entenderla.
Azahara ha dicho que…
Yo empecé a enamorarme de Sabina,de Silvio, de Pablo Milanés, de Aute, de Antonio Vega y Serrat cuando era pequeña porque mis padres los escuchaban y en las reuniones con amigos cantaban sus canciones con la guitarra. Cuando a los 16 o 17 me pasaba el día escuchándolos (como dices, son la banda sonora de nuestra vida y a esa edad, y también a otras en muchos momentos, daban sentido a casi todo) me decían que vaya muermazo, que estaban desfasadísimos :) Se los pongo mucho a Carlos a ver si se le queda algo.
ITACA ha dicho que…
Jajaja, me encanta AZ! Ya sabes que me siento más vinculada generacionalmente a Iñaki que a ti, porque en muchas cosas tú eres una niña. Pero tener padres que escuchaban cantautores marca. Y sí, yo también se los pongo a Henar, sobre todo a Sabina y Serrat, cuando me deja y no toca El señor Don Gato :P

Entradas populares