PLANES OTOÑALES CON NIÑOS: SIMPLIFICO, ORGANIZO Y LO PASAMOS BIEN

Os conté hace tiempo que quería/necesitaba simplificar mi vida y mi agenda. Pues bien, uno de los principales focos de estrés en mi agenda es mi hija de casi cinco años. Entre que ella es muy movida y siempre quiere hacer cosas nuevas, y que yo la llevo a todos los lados desde que era bebé, me encuentro con el hecho de que tener que hacer muchas cosas los fines de semana me genera mucho estrés. No sólo por hacerlas, sino por pensarlas, planificarlas etc.

Por eso, he abierto un capítulo en cómo simplificar mi agenda con Henar. He llegado a una serie de conclusiones que expongo en este blog porque es posible que algún padre o madre como yo pueda sacar partido de ello. Al fin y al cabo son trucos que sirven para tener planes con niños en este otoño en Madrid sencillos, prácticos y además económicos. Allá voy con mis conclusiones.

1. Teatro: Sacarme el abono teatral infantil del Auditorio de Colmenar Viejo

Quien dice Colmenar Viejo dice cualquier otro teatro o auditorio. Lo cierto es que hay buenas ofertas que, por un precio razonable, nos dan planes de manera periódica. Para mí el teatro es algo fundamental en mi vida y siempre me he puesto como meta meterle el gusanillo teatral a la peque de la casa, y creo que lo estoy consiguiendo.

En mi caso escogí Colmenar por las siguientes razones:

- Queda relativamente cerca de mi casa. Vivo en Madrid norte y tardo lo mismo, o menos en llegar a Colmenar que al centro.

- Resulta muy económico. El abono cuesta 12 euros por persona e incluye 6 obras. Además, aparcar en Colmenar, muchas veces delante, y otras muy cerca del Auditorio es fácil, rápido y gratis.

- Tengo dos grandes amigos en Colmenar, y después del teatro vamos a merendar sus famosos Manolitos juntos, con lo que me sirve para ver a mis amigos y pasar un rato muy agradable. Esto es un plus al plan teatral en sí, pero un plus de los buenos.





2. Rentabilizar mi Pase Anual

Hace años que en mi casa compramos cada año el Pase Anual, que nos permite ir al Parque de Atracciones, el Zoo y el Teleférico. Siempre nos compensa, pero quizá los primeros ocho meses de este año lo hemos utilizado menos que en años anteriores. Por ello, también hay más ganas de utilizarlo e ir más veces. Para ello:

- Escojo los domingos que hace bueno (los típicos buenos domingos otoñales) y nos escapamos al Parque de Atracciones. A veces comemos en casa y luego vamos (esto se puede hacer hasta finales de octubre, luego con el cambio de hora ya no es tan recomendable). Nos pasamos allí tres o cuatro horas, Henar se lo pasa fenomenal y lo disfrutamos mucho. Cierto es que ayer tiré de este plan, el Parque estaba hasta los topes, yo estaba hecha polvo y ahora me estoy arrepintiendo de no haberme quedado en casa. Pero pasarlo, la nena se lo pasó bien, eso sí. 

- Los días que no hace tan bueno, o que no son domingos, vamos al Teleférico. Me gusta mucho el Teleférico per se, me parece un paseo precioso, pero además a mi hija le encanta y después del paseo, ella está media hora en el parque de bolas y yo aprovecho ese tiempo para tomarme un café frente a Madrid conmigo y mis pensamientos. Es uno de mis momentos favoritos.


- Uno o dos días, también de buen tiempo, iremos al Zoo. No soy muy pro-Zoo, de ahí lo poco que vamos. Pero como han pasado meses desde nuestra última visita, un par de ellas de aquí a fin de año no están de más. Daremos una vuelta, veremos la exhibición de delfines, la de las aves exóticas (no puedo con las rapaces, me dan verdadero miedo) y para casa.

- Ir al Parque Warner con los puntos del Club de la Diversión. Otra de las cosas buenas del Pase Anual (y que conste que este post no está en modo alguno patrocinado, esto es lo que pienso de todo corazón) es sumar puntos y poder canjearlos por entradas. Nosotros los destinamos siempre a entradas para ir a la Warner y solemos ir un finde de octubre o de noviembre, aprovechando que aún hace bueno y hay mucha menos gente.


3. Tirar de los planes clásicos que no fallan

Hay ciertos planes que a mi hija siempre le encajan, simplemente con no repetirlos dos fines de semana seguidos, ya le sirven. Entre ellos, los siguientes:

- El cine. Es así de triste, pero probablemente nueve de cada diez películas que veo son infantiles, o lo que es lo mismo, me las suelo ver todas. Para ello, teniendo en cuenta que los precios del cine en fin de semana son absolutamente prohibitivos, solemos ir a Yelmo, que las películas infantiles antes de las cinco cuestan algo menos de 5 euros.

- El Ikea. Otro gran clásico que crea adicción, y no precisamente en mí. Hace algún tiempo, el padre de un amigo de mi hija me preguntó sobre mi adicción a Ikea, ya que iba mucho, tenía que chiflarme. La verdad es que no, es otro sitio más y no le tengo ningún apego especial, pero a mi hija le encanta. Para mí, además tiene ventajas claras:

                - Comemos bien. Sí, en Ikea se come bien y por poco precio. Henar se come fenomenal su menú infantil y yo disfruto mucho las albóndigas de pollo, lo reconozco.

                - Es económico. Comemos por buen precio, aparcamos gratis y delante, no tardo mucho en llegar, Henar se entretiene durante horas (primero dando saltos en la zona de comedor y luego en el parque de bolas, también gratuito).

                - Me regalan una hora para mí misma. Sí, la dejo en el parque de bolas y tengo una hora para mí solita. Me suelo llevar un libro, me siento en un sofá, me tomo un café, y a disfrutar… (una sensación parecida a la del Teleférico, pero además es gratis y dura el doble). Cuando no hace mucho frío, hasta aprovecho para pasearme por las tiendas del centro comercial que hay allí al lado.

- Merienda en La Vaguada. Otro de los clásicos, lo tenemos al lado de casa, podemos ir andando o aparcar fácil y gratis, y además es un sitio estupendo cuando hace frío. Eso sí, los sábados por la tarde y especialmente en las épocas prenavideñas se pone infernal. Pero una merienda de tortitas en el Vips o la afición de mi hija por el McDonald’s siempre convierten esta opción en un plan fácil y que funciona, yo no le pido más.


Eso fuera de casa, que luego en casa por supuesto hacemos galletas, vemos películas de princesas, pintamos, bailamos… entretenemos el tiempo como podemos en los días fríos. Ah, y el parque se lo dejo a su padre siempre que puedo, aunque me suele tocar pringar entre semana, pero los fines de semana o hago planes alternativos o me escaqueo todo lo que me es posible. Lo siento, soy así de malamadre, odio el parque. 

Sólo con esto, digamos que tengo unos cuantos fines de semana ya llenos de cosas. Siempre surgen cosas nuevas: algún cumpleaños, algún plan que surge de repente, invitaciones que a veces nos llegan a determinados eventos… Pero además, querría añadir una última categoría.

4. Cosas novedosas que me gustaría hacer con Henar este otoño 

Tengo un listado de cosillas que he visto por ahí y que me gustaría hacer con Henar durante los próximos meses. Algunas de ellas son: 

- Inspector Thyssen. Me han hablado maravillas de esta iniciativa del Museo Thyssen para los más pequeños, a quienes plantean un taller de detectives en el que ir descubriendo enigmas relacionados con el arte y la pintura. Seguro que iremos y que nos encantará.

- Alicia en el País de las Maravillas con La Maquineta. Aunque entra dentro de la categoría teatro, creo que es un plan específico en sí. Me encantan los musicales de esta compañía, ya hemos disfrutado de La bella durmiente y El gato con Botas (en dos ocasiones esta obra, la última hace un par de semanas). Tienen en cartel, al menos hasta Navidad, Alicia en el País de las Maravillas, y le tengo unas ganas… Se lo he prometido a mi hija, tengo que cumplirlo.

- Talleres de cocina. Ya he ido con mi hija hace un par de semanas a un taller de repostería infantil organizado por Demos la vuelta al Día, una genial iniciativa de la cadena de supermercados. Pero es algo que me gustaría repetir, los talleres de cocina son muy divertidos y a los niños les encanta.

 


Y vosotros, ¿qué hacéis con los niños? Compartid los trucos, que nos vienen bien a todos. 

Espero que alguna de estas ideas te puedan servir si buscas planes con niños en Madrid para estos próximos meses de otoño. 

Comentarios

Esther ha dicho que…
Yo más que buscar planes con niños, me apuntaba contigo y con Henar, qué bien os lo montáis, me encanta. La infancia de los niños pasa en un suspiro, pero vosotras la estáis aprovechando a tope. Un besote.
ITACA ha dicho que…
Apúntate cuando quieras, Esther, eres bienvenida. Lo pasamos bien, aunque a veces es cansado 😉

Entradas populares