AY SOLE, SOLA....

Aunque siento predilección por el drama, de vez en cuando me gusta disfrutar de una buena comedia, siempre que el texto y el montaje lo merezcan. Creo firmemente además en las producciones de off, aquellos montajes desarrollados en salas pequeñas, con una total cercanía al espectador y en las que un número reducido de actores, muchas veces incluso un actor o actriz únicos como monologuistas, nos cuentan su historia. Es un teatro vivo y valiente, directo, en el que sobran los oropeles y el buen oficio se hace absolutamente necesario. En España se está desarrollando mucho teatro de este tipo, de alta calidad, sin subvenciones y con muchas dificultades, que regala al espectador una experiencia única, aunque no siempre es así. Pero cuando lo es, cuando el espectáculo y el intérprete son capaces de enamorarte, la experiencia del espectador se convierte en mágica.

Pues bien, la semana pasada fui a ver una obra de off, un monólogo en el que la actriz Úrsula Gutiérrez se desnuda teatralmente ante el espectador, con un texto hilarante y una interpretación por parte de esta actriz que lo hace aún mejor. Sole Solá es teóricamente una influencer de éxito, adorada por una legión de seguidoras de su blog de belleza. Sin embargo, la realidad de Sole es bastante diferente, actriz sin papeles, bajo el cegador triunfo de su amiga Bárbara, a quien envidia bastante, malvive sin dinero, sin trabajo y sin casa. De hecho, la obra se desarrolla en el apartamento de Bárbara, que le ha dejado quedarse unos días allí. Sole cuida de Culosucio, el gato de Bárbara y mientras, sigue subiendo vídeos glamurosos a su blog, que mantiene porque es lo único que le queda, ya que su carrera de actriz no despega.




Casi me atrevería a decir que es una comedia perfecta, que te arranca carcajadas, algo que a mí no me sucede así como así. Tiene ese punto ácido y también crítico con este mundo de redes sociales y de eterno postureo en el que nos movemos, intentando proyectar una imagen de nosotros mismos que casi nunca coincide con la verdadera realidad.

 Me ha gustado mucho esta obra, reconozco que me ha sorprendido muy positivamente. Su pequeña escenografía, la cercanía y la magia que nos ofrece el Off del Teatro Lara, un texto mordaz, ácido, divertido e inteligente y una actriz que lo da todo. Simpaticé con el personaje desde el principio, también haciendo un poco de autocrítica personal. Probablemente lo que más me gusta del buen teatro es ese punto en el que te hace reflexionar sobre algún aspecto de la vida, y esta obra tiene unos cuantos.

Además, especial mención merece la actriz que encarna a Sole, Úrsula Gutiérrez, que dota al personaje de cercanía, acidez y una fuerza intensa que hará que Sole, por mal dadas que vengan, nunca abandone y siga luchando. Porque la vida es eso, la lucha constante, el salir adelante. Ninguno somos perfectos, aunque a veces juguemos a creérnoslo. Sole encarna esa imperfección en un mundo de perfección que es puro postureo.

Excelente texto, magnífico montaje que estoy segura de que brilla más aún por la cercanía de la sala off, y fantástica Úrsula Gutiérrez, que borda a Sole Solá y además tiene una voz maravillosa, os sorprenderá cuando cante. Y es que Sole, no lo he dicho aún, es una cordobesa en Madrid, con ese inevitable y especial aire del sur.

No dejéis pasar la oportunidad de verla. Estará en el Off del Lara todos los miércoles a las 20.15 horas hasta el 4 de enero. Entradas aquí

Comentarios

Tracy ha dicho que…
Gracias por la recomendación, procuraré que alguno de mis viajes a Madrid coincida con un miércoles.
La has pintado tan atrayente que me resisto a dejar de verla.
Besos.
ITACA ha dicho que…
Es súper divertida Tracy, y mira que yo soy mucho más de drama, pero esta obra me ha encantado. Y la actriz se sale!
Margari ha dicho que…
Porque me pilla lejos, que si no, seguro que iba!
Besotes!!!

Entradas populares