MADRID CON NIÑOS: LA ISLA DE LAS LUCIÉRNAGAS

El pasado finde tuvimos doblete teatral infantil. Ya os lo iré contando por aquí, porque Henar y yo lo pasamos fenomenal. Disfrutamos de dos obras estupendas; la primera de ellas, el sábado por la tarde en la Sala Off de mi querido Teatro Lara fue La isla de las luciérnagas, de Los Absurdos Teatro.

Tenía ganas de ver esta obra, que ya la tenía fichada entre las novedades teatrales de otoño. En realidad, ha llegado al Lara hace un par de meses, aunque el año pasado estuvo en La Escalera de Jacob, pero no me enteré. Tenía ganas de ir a verla porque me habían hablado bien de ella, el argumento parecía interesante y además de esos que merece la pena que nuestros hijos vean para que les cale el mensaje. Y, por último, tenía muy buenas referencias de Los Absurdos Teatro, ya que los dos actores de esta obra, Patricia Estremera y Alfonso Mendiguchía, son amigos de dos grandes amigos y actores, mis queridos Patricia Sánchez y Carlos San Jorge, de Edulogic Producciones. Estaba claro que Henar y yo teníamos que ir a ver esta obra sí o sí.

La isla de las luciérnagas, es una obra de teatro familiar llena de aventuras y de valores. Escrita por la propia Patricia Estremera, nos presenta a Rubino y Policleta, dos personajes muy diferentes entre sí pero que sin embargo son grandes amigos. Ambos, en una travesía a bordo del barco de Policleta, sufren un naufragio y llegan hasta las costas de un lugar desconocido. Allí descubrirán que se trata de la Isla de las Luciérnagas, un sitio enigmático que les deparará grandes aventuras que tendrán que vivir y solucionar juntos. Porque Juntos todo es mucho mejor. Ése es el lema de la obra y el mensaje a nuestros peques (y también de paso para nosotros, los grandes, por si se nos había olvidado), porque hacer las cosas juntos, ayudarse, apoyarse y quererse y respetarse tal y como somos cada uno, es lo mejor que podemos hacer y siempre consigue mejores resultados.


Rubino y Policleta no estarán exactamente solos sobre el escenario. Uno de los puntos fuertes de esta obra es que los narradores son dos simpáticos besugos que nos irán adentrando en la historia, presentándonos a Rubino y a Policleta como dos grandes amigos que vivieron la aventura de su vida, a medio camino entre la realidad y la leyenda. Los besugos, que tras una estructura que recuerda al más puro teatro de títeres le pondrán su contrapunto a la obra, haciéndola aún más dinámica y divertida.

Y es que La isla de las luciérnagas es una obra magnífica, palabrita de teatrera y también de teatrera infantil. Tiene todos los elementos para hacernos pasar una tarde estupenda. Su hora de duración te pasará en un suspiro, el texto es potente, Patricia Estremera y Adolfo Mendiguchía hacen un trabajo actoral fantástico para meterse en la piel de Policleta y Rubino, viceversa o bicicleta, como cada uno quiera. Hay mucha química entre ellos y eso se nota. Es imposible no cogerles cariño a estos personajes tan diferentes entre sí y que sin embargo hacen tan buen tándem. Muy cómplices con el público, conectan de un modo especial con los niños, que lo pasan en grande.

Ah, no se me puede olvidar hablar de la escenografía. Me ha encantado. La escenografía es un elemento muy importante del montaje teatral, que a menudo olvidamos cuando hablamos de una obra. Con una escenografía sencilla, pero llena de imaginación, han conseguido representar el mar con sus olas donde viven los dos graciosos besugos narradores, el barco de Policleta y la isla de las Luciérnagas. Todo ello precioso y con muchísimo gusto, amplificado por la cercanía que da una sala Off como la del Lara.

Lo dicho, absolutamente recomendable, salimos encantadas. Una de esas obras que te dejan poso y que no me importaría volver a ver más adelante. De las mejores obras de teatro infantil que he visto en los últimos meses y me atrevería a decir que también en los últimos años.

Ya sabéis, cada sábado a las 17 horas en el Lara, ¿a qué esperáis para llevar a vuestros peques?


Quizá te interese:


Comentarios

Entradas populares