JUICIO A UNA ZORRA EN EL TEATRO KAMIKAZE

La semana pasada tuve la oportunidad y el placer de acudir al Teatro Kamikaze, la iniciativa privada impulsada entre otros por Miguel del Arco e Israel Elejalde y que ha recuperado la sede del Teatro Pavón para ofrecernos teatro de alta calidad. Todo lo que sale de Kamikaze Producciones sin duda lo es y ahora la compañía tiene su propia sede en Madrid. Es cierto que el precio de las entradas es alto y que eso te hace pensar sobre si ir o no a ver sus montajes, pero también lo es que siempre son de alta calidad y que casi siempre te dejan alucinado, por lo que bien merece la pena apoyar este proyecto, que no tiene subvenciones, y disfrutar del teatro con mayúsculas. Los propios promotores del teatro os recibirán y explicarán brevemente el proyecto antes de cada representación.

En una gélida tarde de invierno pocos planes se me ocurren mejor que ver al torrente dramático de Carmen Machi en el que para mí es uno de sus mejores papeles sobre las tablas: Helena de Troya. Creo sin dudar que esta actriz es una de las mejores actrices que tenemos en nuestro país y que muchos, que nunca le han dado la oportunidad de verla sobre las tablas, la etiquetarán en su papel televisivo más reconocible, que a mi juicio le dio popularidad pero le ha hecho mucho daño. Porque Carmen Machi es mucho más que una Juani de tres al cuarto, es un torrente de energía sobre el escenario teatral y su Helena de Troya en  Juicio a una zorra pasará a la historia como uno de sus mejores papeles sobre el escenario.  

No se trata precisamente de una novedad teatral, de hecho yo la vi en este obra, a las órdenes de Miguel del Arco, en la sala grande del Teatro de la Abadía hace ya unas cuantas temporadas. Entonces, sencillamente me cautivó, y ahora, no pude resistir volver a verla. El texto es del propio Miguel del Arco, y nos muestra la historia reescrita. De hecho, en más de una ocasión a lo largo de la obra, la propia Carmen Machi en la piel de Helena de Troya se quejará sobre quién escribe la historia, ya que frecuentemente la historia ha sido contada por hombres, que han anulado el papel de la mujer y que han convertido a tantas mujeres en una suerte de prostitutas, rameras, zorras, causantes de los más grandes desastres. Me viene a la memoria María Magdalena o la propia Helena de Troya.

Helena de Troya, Helena de Esparta, Helena la argiva… o Helena la zorra. Helena, la mujer más hermosa del mundo, por cuya culpa se desencadenó la mítica Guerra de Troya, o eso al menos es lo que nos han contado.

Yo sólo tomé una decisión, posiblemente la única que tomé en mi vida. La de amar a un hombre por encima de todas las cosas. Los hechos que le siguieron fueron decisiones de hombres poderosos obsesionados con la posteridad y la riqueza.

Carmen Machi, en un monólogo estremecedor de algo más de una hora de duración, ante una mesa ceremonial llena de botellas de vino, toma el pulso de la historia y se atreve a dar la versión real de Helena de Troya, la que la historia escrita por hombres nunca contó. Se somete al juicio del público con una interpretación irónica y mordaz, que encierra a una mujer cuyo único pecado fue amar y elegir, algo vedado a las mujeres. Hija de Zeus se encara con su padre y reivindica su verdadera historia, atravesando el recuerdo y el dolor en un escenario en el que Helena sigue envejeciendo, perdida está la belleza que la hizo mítica, y ahora es una mujer derrotada, dolida, que lo ha perdido todo… menos su dignidad.


El texto es grandioso, la dirección de Miguel del Arco espectacular, pero para Carmen Machi, sencillamente no hay palabras suficientes. La verdadera historia de Helena de Troya te dejará sin respiración, estarás más de una hora viendo a esa mujer sobre el escenario, que es capaz de captar la atención del preguntarte sobre tantas cuestiones. Sencillamente espectacular, una obra que merece ser vista y vuelta a ver. Apasionante.


No os la perdáis. Ni a la Machi ni a Miguel del Arco ni a esta Helena de Troya en la que todas las mujeres deberíamos reflejarnos al menos un poco, con sus luces y sus sombras

Comentarios

Tracy ha dicho que…
Coincido plenamente en lo que dices sobre Carmen Machi, todo lo que he visto de ella me ha encantado.
Me podrías decir donde está ese teatro, a ver si la próxima vez que pase por Madrid la siguen poniendo.
Un beso
Margari ha dicho que…
Todavía no he podido ver a Carmen Machi en teatro. A ver si tengo la oportunidad.
Besotes!!!
ITACA ha dicho que…
Es el Teatro Kamikaze, el antiguo Pavón, en la calle Embajadores. Pero se trata de una reposición y, hasta donde sé, sólo estará en cartel hasta finales de este mes.
ITACA ha dicho que…
Pues merece la pena, es un auténtico animal escénico.

Entradas populares