LA MAGIA DE LA MAÑANA DE REYES

Si no somos capaces de emocionarnos en la mañana de Reyes teniendo en casa niños, o estamos muertos por dentro o como poco merecemos estarlo. La noche de Reyes, la magia, los nervios... y la emocionante mañana siguiente es uno de los días más mágicos del año y de toda la vida diría yo.  

Personalmente,  hacía muchos años que había dejado de amar la Navidad pero con una niña de cuatro años he vuelto a estar absolutamente enamorada de estas fechas y de un modo especial de la magia de los Reyes Magos. He recuperado esa pasión navideña ya hace años, desde que nació mi hija, pero este año ha sido especial, mejor que nunca. No recordaba estos momentos tan intensos y llenos de sueños desde mi infancia y poder vivir de nuevo, con intensidad, la Navidad es para mí un gran regalo de la vida, por el que me siento absolutamente agradecida. 

Ayer, fuimos un poco a contracorriente y acertamos.  El día 5 es el día de la cabalgata,  pero la cabalgata en Madrid,  reconozcámoslo,  es un poco agobiante. Sin embargo, como Henar a sus casi 5 años está on fire  en cuanto a magia navideña e ilusión por los Reyes Magos, no quería que pasase estos días sin verlos. Es cierto que en Oviedo habíamos estando visitando al príncipe Aliatar,  mensajero de los Reyes (y que sólo aparece por Asturias, por lo que es muy normal que nunca hayas oído hablar de él ), pero no es lo mismo. Ir a la cabalgata es un clásico para ver los Reyes, pero mientras que las cabalgatas pequeñas me parecen mágicas,  la de Madrid es demasiado grande y masificada para mi gusto. Buscando opciones me encontré con la información de que sus Majestades los Reyes Magos de Oriente estarían en el Parque de Atracciones para recibir a todos los niños que quisieran acercarse a verlos y contarles sus deseos. Menudo acierto, ya que el Parque estaba prácticamente desierto (yo nunca lo había visto tan vacío y mira que  on el pase anual solemos ir cuando hay poca gente) y los Reyes recibían a los niños con cariño,  no había colas y se tiraban un buen rato con cada niño. Henar estuvo encantada contándole a su querido Rey Gaspar lo que había pedido, y con esta foto os podéis hacer una idea de la magia de ese momento. La cabalgata la vimos un rato, más bien cortito, por la tele, y tan a gusto, que ver y hablar con tu Rey Mago preferido de tú a tú, es mucho más mágico. 


Y visto todo lo que ha aparecido debajo del árbol de Navidad esta mañana, parece que Henar tiene enchufe con su querido Gaspar, porque los Reyes se han portado estupendamente con todos nosotros. La carta a los Reyes Magos de mi hija contenía tres deseos. Ninguno de ellos aparecieron en el árbol cuando vino Papá Noel, creo que hay que mantener la especial magia de los Reyes Magos y además viene muy bien que los niños esperen por sus regalos, de ese modo aprenden que las cosas tardan en llegar. Es cierto que este año los Reyes han sido blandos y han accedido a la tres peticiones de la pequeña de la casa. Dejaremos para el año que viene la lección de que no siempre llega todo lo que pides, o que no siempre en la vida se consigue lo que quieres. Henar ha tenido sus tres regalos  (todo de la Bella y la Bestia, que desde que en Disneyland París le dije que era mi princesa favorita, ha decidido imitarme y convertirla, por el momento, también en la suya), pero además Gaspar ha decidido traerle todos los muñecos de la película en lugar de sólo la muñeca, como ella había pedido. Es curiosa la lógica de los niños, porque desde que lo vio estaba segura de que ése había sido el regalo de Gaspar, su rey favorito y por tanto el que le había hecho el mejor regalo. 


Y no sólo eso, sino que sus Majestades se han portado fenomenal con toda la familia. Desde luego, conmigo han acertado de pleno, con dos cosas que me hacían mucha ilusión y que además son muy prácticas y le daré buen uso.  Últimamente estoy muy saturada de cosas, por lo que agradezco no recibir regalos físicos. La excepción es que me haga verdadera ilusión o que me resulte útil.  Y estos dos regalos hn cumplido los dos requerimientos, son muy útiles  (mi modelo favorito de gafas, éstas son las terceras que tengo, y mi agenda favorita) y además me encantan porque como acabo de decir son mis favoritos.  Gracias Reyes Magos, especialmente a Melchor. A papá y Athejos, también le han traído dos regalos a cada uno, con los que también han acertado de pleno.  



Resumiendo, que hemos pasado unas vacaciones de Navidad estupendas, con mucha ilusión,  en familia y que tienen como broche la magia de los Reyes Magos. La ilusión de mi hija, que nos transmite a todos y con la que recuperamos la pasión por la Navidad, los nervios, la magia... es lo más parecido a la felicidad. Recordemos que la felicidad no se persigue, se crea y se identifica en los pequeños momentos. Sonríe a la vida, disfruta de estos pequeños momentos, crea tus sueños y vívelos con toda la intensidad . No nos olvidemos tampoco de ser agradecidos, dar gracias a la vida por todas las cosas buenas que pone en nuestro camino cada día.  

¡¡¡¡Feliz día de Reyes!!!!

Comentarios

Leira ha dicho que…
Yo nunca fui a la Cabalgata de Madrid porque como bien dices es agobitante y si encima vives en el extrarradio hay que sumar horas de atasco y desesperación, así que iba a la de Alcorcón que era pequeña y estaba de maravilla. La de Madrid siempre la vi por la tele pero estos 2 últimos años ha perdido su glamour. También es verdad que la realización de TVE deja mucho que desear y parece que sólo hay una carroza. Y, bueno, coincidimos en la agenda de Mr. Wonderful. Besos y qué disfrutes de los regalos!
MATT ha dicho que…
Nosotros vemos todos los años la cabalgata de Madrid y este año con muchísima diferencia, en la que menos gente ha habido. Lo vimos genial y nos encantó. Muchos han debido buscar alternativas como la que cuentas.
Un beso
Ali EB ha dicho que…
No hay para mí un día más bonito que el día de Reyes, aunque prefiero casi el 5 que el 6, por la cabalgata, la familia junta, la magia de esa noche preparando todo... ains, qué ganas de que llegue otra vez!!
Un besito!

Entradas populares