MIS TRUCOS DE AHORRO 1: TARJETAS DE PUNTOS Y DESCUENTOS (LAS MÍAS)

Algunas personas cercanas a mí me consideran una buscachollos. No sé si es totalmente cierto, pero sí es verdad que en la gran mayoría de las cosas que consumo, compro, adquiero o disfruto, me molesto por buscar (normalmente a través de internet) algún descuento, regalo, sistema de puntos etc. ¿Por qué? Pues porque claramente puedes llegar a ahorrarte mucho dinero al año simplemente siendo previsor y aprovechando determinadas ofertas y descuentos puedes llegar a ahorrar muchísimo dinero al año. Nunca he llevado un cálculo real de todo lo que llego a ahorrar cada año, pero a grandes rasgos estoy segura de que puede superar fácilmente los 2.000 euros anuales. Y lo de fácilmente lo digo por versión doble: es fácil llegar a ese importe, pero también el proceso es fácil simplemente si te molestas en hacerlo.

Me llama la atención que hay muchas personas que se quejan de que no ganan mucho, o que no consiguen aumentos de sueldo, se quejan de lo que suben ciertos servicios como el transporte público o la gasolina… y sin embargo gastan “de más” en un montón de cosas que podrían conseguir por mucho menos. Y cuando digo conseguir por menos digo exactamente eso. Hay veces que puedes reducir cantidad o calidad, o simplemente dejar de hacer algo y efectivamente ahorras. Pero no estoy hablando de eso (que también daría para otra reflexión), sino simplemente de comprar lo mismo por un precio inferior. Es el mismo producto o el mismo servicio, exactamente igual, pero si te molestas en buscar descuentos, aprovechar promociones y regalos, puedes reducir mucho tu gasto consumiendo lo mismo. Eso sí, asegúrate de que son promociones reales que conllevarán un ahorro en tus finanzas personales. En ocasiones, el marketing nos entra por los ojos pero en realidad la ventaja no existe. Hay veces que ves descuentos del 60% por ejemplo, pero en realidad el precio inicial está inflado en el mismo porcentaje o similar, ojo con eso.


Y ahora, os cuento algunos de los trucos que yo pongo en práctica de manera habitual y que os puedo asegurar que SÍ me permiten un ahorro real. En esta ocasión os voy a hablar únicamente de las tarjetas de puntos o descuentos que suelo utilizar, pero si este post de ahorro os resulta interesante, probablemente me anime a hacer una serie completa.

Tarjetas de puntos o descuentos. Soy Doña tarjetas, teníais que ver mi súper cartera. Eso sí, sólo tengo las que realmente me compensan porque terminan dándome un beneficio cada año. Os pongo algunos ejemplos.

La tarjeta Carrefour me permite repostar en Cepsa (normalmente) y me da un 4% de cada repostaje, incluso en verano suelen ampliarlo a un 5%. No es que saque mucho con ello, porque tampoco gasto tanto en gasolina y no siempre voy a un Cepsa, pero pongamos que son ¿30 o 40 euros al año? Cuando voy a Repsol paso la de Iberia, que me da avios. Como es poquito importe, es más difícil de contabilizar, pero ahí van sumando y por ejemplo el año pasado ahorré más de 100 euros en unos billetes a París. Ahorro estimado: 40 euros anuales.

La tarjeta del VIPs me da Eurovips, que puedo canjear allí. Normalmente suelo recibir, pongamos,  entre 12 y 15 Eurovips al año, que a veces sí gasto en cenas de lunes y jueves a partir de las 8 y se duplican, aunque muchas veces los gasto cuando tocan. Ir al Vips alguna vez a comer, o a merendar tortitas con mi hija, incluso a veces a cenar con una amiga es una práctica habitual que puedo hacer varias veces al año, incluso cada mes. No me cuesta nada y me da dinero. Además, tengo vinculada la Tarjeta de la Mutua y con ella me hacen un 5% de descuento cada vez, de manera que quizá me inviten además una vez cada año a cenar o merendar. Ahorro estimado: 25 euros anuales.

La tarjeta de la Mutua. Es curioso porque muchos mutualistas desconocen las ventajas de esta tarjeta, que te deja entrar gratis a museos y que te da un montón de descuentos en muchos productos y servicios. Lo del Vips ya os lo he contado, pero además en Rodilla tiene un 8% de descuento, dispone de descuentos en teatro, cine y por ejemplo, las entradas a la Warner tienen un 40% de descuento. Estimo que mi ahorro anual con esta tarjeta es, al menos, de unos 70 u 80 euros.

La tarjeta de Ikea también nos da posibilidades: descuentos, café gratis, el menú de los niños normalmente es gratis en los puentes, y además en tu cumpleaños te regalan un menú de adultos y un vale descuento de 6 euros. Usándola simplemente cuando vamos y aprovechando algún tema puente y algo más, estoy segura de que otros 40 ó 50 eurillos nos da de ahorro al año.

El pase anual del Parque de Atracciones y demás. Ya os he hablado varias veces en el blog de este Pase Anual, al que en mi casa le sacamos mucho partido. Hoy os hablo simplemente de sus descuentos. Normalmente te hace un 5% de descuento en todo lo que adquieras en los parques, pero además cada vez que vas (sólo por el hecho de entrar) y consumes, genera puntos que puedes convertir en entradas y descuentos. En mi casa, Henar y yo tenemos pase anual y el buenpadre nos acompaña a veces con esas entradas gratuitas. Este año además tenemos el súper pase, que incluye todos los parques y que conseguí a un precio muy asequible en el Black Friday. Este súper pase nos da un 10% de descuento por entradas y consumiciones. Tomando como referencia el gasto que hicimos el año pasado (en el Club de la Diversión queda todo registrado), el descuento del 10% sería fácilmente de alrededor de unos 15 euros al año. No es mucho, pero es que salvo en la Warner, donde comemos, no solemos consumir mucho más que cafés, helados y poquito más. El ahorro a través del canje de entradas, y contabilizando el precio que yo pagaría por ellas (ya las pongo con descuento, nunca las compro a precio oficial), fácilmente sacamos un par de entradas para la Warner y una para el Zoo como mínimo, probablemente más. Si las de la Warner con el descuento de Mutua salen por unos 22 euros y las del Zoo por 16, estamos hablando de 60 euros adicionales. Este año, además, celebramos el cumple de Henar en el Teleférico, de manera que en lugar de 12 euros por niño, pagamos 10,8€ por cada niño, lo que hace un ahorro real de 20 euros. En total y sin hacer aspavientos ni esfuerzos: 95 euros al año, no está mal, ¿no? Al margen de la cantidad de tardes que nos entretiene y así no gastamos en otras cosas.

Aunque no sea una tarjeta propiamente dicha, quiero hablar del programa de Yums del Tenedor. Además de que reservar a través del Tenedor tiene descuentos reales en restaurantes, el programa de puntos te da 100 yums por reserva. Con 1.000 yums tienes 10 euros de descuento y con 2.000 yums, 25. El truco está en que muchas veces hay códigos que si los incluyes tienen promo de 500 o 1.000 yums. Es sencillo que buscándolos (uno de los trucos que os contaré en el siguiente post sobre ahorro) y molestándote en aprovecharlos, puedas hacer 5 o 6 reservas al año y con ellas simplemente y como mínimo ahorrarte 25 euros reales en yums cada año. Podríamos sumarle además los descuentos reales en la propia comida, y depende de si vas mucho a comer o cenar fuera, que podría ser mucho más. En mi caso, 25 euros anuales me parece un mínimo aceptable.


Hasta aquí, llevamos más de 300 euros sin haber hecho nada especial. Si tu sueldo, pongamos, es de 25.000 euros anuales, el importe de 300 euros supondría un aumento del 1,2%, algo superior a lo que marcan muchos convenios. Además, estaríamos hablando de ahorro real, es decir que para que tú tengas 300 euros el bolsillo, en realidad lo que te deberían pagar serían 300 + el % de IRPF + el % de Seguridad Social. En realidad, en lugar de un 1,2% de subida, probablemente sería entre  1,4 y 1,5%. Eso sólo con tarjetas de puntos y descuentos y sin hacer nada, realizando el consumo normal, sin consumir más y simplemente metiendo unas cuentas monedillas en la hucha. 300 euros no está nada mal y esto es sólo el principio, ya os contaré más trucos.

Quizá te interese:

Mis trucos de ahorro 2: Internet, códigos decuento y proveedores

Otros posts sobre ahorro 

Comentarios

Ali EB ha dicho que…
Me encanta este post!! Aunque no puedo aprovechar estos truquitos, porque donde vivo no hay muchos de estos negocios, sí que estoy de acuerdo contigo en que teniendo cuidado se puede aprovechar y ahorrar mucho de forma fácil.
Espero con impaciencia la segunda parte. ;)
Besitos!
ITACA ha dicho que…
Bueno, se trata más bien de una idea. Seguro que podrás aprovechar otras tarjetas descuento que te encajen. Y luego está el maravilloso mundo de internet, que llega a todas partes. Pero al final son euros que caen en la hucha y tú tienes el mismo producto pero por un precio menor.

Entradas populares