MADRID CON NIÑOS 30: CUMPLEAÑOS EN EL TELEFÉRICO

Este año he sido primeriza en cuanto a la organización de cumpleaños de mi pequeña princesa. Hasta la fecha, los habíamos celebrado con una pequeña merienda en casa con la familia y algún amigo de la familia muy cercano. Pero este año ya tocaba organizar una fiesta para los amigos de Henar y probablemente, debo reconocer, que se me fue un poquito de las manos… Pero el resultado fue fantástico, ya el año que viene pensaremos en cómo mejorar ciertos aspectos.

Normalmente, los niños de hoy en día, celebran sus cumples desde su más tierna infancia (4 ó 5 años, incluso hemos ido al tercer cumple de un amigo) y lo que se lleva en esa edad son los parques de bolas. Es curioso porque para ellos los parques de bolas es algo consustancial a infancia, juegos y cumpleaños. Por eso, cuando te preguntan sobre los parques de bolas en tu infancia y les dices que de aquella no existían y que los cumples se celebraban en casa con sándwiches de nocilla y patatas fritas, te miran como si salieses de una galaxia muy lejana… Normal, los tiempos han cambiado mucho en determinados aspectos y los cumpleaños infantiles es uno de ellos.


Cumpleaños en el Teleférico

Sin embargo, yo este año decidí estrenarnos por todo lo alto y elegí un lugar muy especial: el Teleférico de Madrid. Somos adictos a este sitio, que visitamos frecuentemente (entre 8 ó 10 veces al año como mínimo), ya que tenemos el Pase Anual e incluye el Teleférico. El tren que vuela, como lo llamaba mi hija cuando era más pequeña, es ya un mito en mi casa, un lugar que visitamos con frecuencia y en el que disfrutamos mucho: del propio paseo en Teleférico, de las vistas sobre Madrid, Henar disfruta mucho además del parque de bolas y yo de mi media hora solita tomando un café en la terraza cuando hace buen tiempo.

Había visto que celebraban cumpleaños en el Teleférico y me pareció una idea estupenda e innovadora. Los cumples del Teleférico de Madrid incluyen el paseo en el Teleférico, parque de bolas durante una hora y media y merienda (o en nuestro caso comida). Está fenomenal porque los niños están entretenidos durante más de tres horas, lo tienen muy bien organizado y además resulta agradable y muy divertido.

Lo suyo sería coger el Teleférico desde Pintor Rosales, parar en la Casa de Campo y disfrutar de las bolas y la merienda, para volver a Pintor Rosales en Teleférico. De hecho, cuando contratas el cumple te dan la opción de coger el Teleférico desde la estación que elijas. En nuestro caso, elegí Casa de Campo por una cuestión práctica, ya que allí no hay problemas para aparcar y teniendo en cuenta que eran 16 niños, con unos 10 ó 12 coches, intentar aparcar todos en Pintor Rosales un domingo por la mañana era demencial.



Qué incluye

El cumpleaños en el Teleférico incluye lo siguiente:

Viaje de ida y vuelta en el Teleférico. Se puede hacer desde Pintor Rosales a Casa de Campo, bajar, celebrar allí el cumpleaños y luego volver hasta el centro en Teleférico, o coger ida y vuelta sin bajarse de la cabina desde Casa de Campo y regresar hasta allí para celebrar el cumple.

1 hora y media de juegos en su parque de bolas Pumba. En Casa de Campo tienen un parque de bolas muy apañado en el que los niños lo pasan fenomenal. Está en la parte superior del edificio, al lado de la terraza y del restaurante. Los niños se lo pasan muy bien y los mayores si hace bueno disfrutamos de una terraza muy agradable. Normalmente juegan una hora y media y luego meriendan, pero como en nuestro caso nos pilló la hora de comer, después de jugar una hora ya tenían hambre, así que pararon para comer, abrimos los regalos, comimos tarta y luego volvieron al ataque otra media hora de parque de bolas.

Comida o merienda. No es para tirar cohetes pero está bien y en la línea con lo que suelen poner en los cumples (al menos en Madrid). Incluía hamburguesa o perrito, patatas, ganchitos y demás, bebida y tarta. Muy bien organizado, ya que al entrar al parque de bolas les preguntaban qué iban a comer y luego le servían a cada niño lo suyo.

Una bolsa de chuches para cada niño. Al final del cumpleaños además les entregaban una bolsa de chuches para cada niño, me pareció un detalle estupendo.


Precio

El precio es de 12 euros por niño, con un mínimo de 10 niños. Pero si el niño del cumpleaños tiene Pase Anual le hacen un 10% de descuento en el total del cumple, por lo que sale a 10,8€ por niño.

He de decir que este post por supuesto lo escribo porque quiero y sin ningún tipo de patrocinio. Lo que voy a decir es mi experiencia. Teniendo en cuenta los precios en Madrid, 10,8€ por niño me parece un precio fantástico.

Primero, porque cualquier cumple en Madrid cuesta 10 o 12 euros por un rato de parque de bolas y una merienda similar o a veces peor.

Segundo, porque sólo el trayecto en Teleférico ya cuesta 5,90 euros. Si le sumas el menú hamburguesa, sacándolo por internet que es más barato, 7,90 euros más. Una hora en el parque de bolas es 5,50€ y aquí te dan dos, además de los caramelos y la tarta, que no pagarías con lo demás. En total, ese servicio, como mínimo costaría más de 19 euros, por lo que 12 euros y más aún 10,8€ en el caso de tener Pase Anual, es un precio muy justo.

Además, lo tienen muy bien organizado y todo el personal fue majísimo con nosotros. Es cierto que fuimos en domingo, era el único cumple y no había mucha gente, por lo que salió todo fenomenal. Pero aún así, insisto en que fueron muy atentos y lo tienen organizado fenomenal.



El cumpleaños de Henar

Convocamos a las 12 de la mañana, para hacer el recorrido en Teleférico a las 12.30 y que luego fuesen al Parque de Bolas y después comiesen. Lo hicimos así porque el Teleférico durante los meses de enero y febrero abre sólo hasta las 6 de la tarde, por lo que no era posible merendar. Sin embargo, ya en primavera y verano el horario es mucho más amplio, incluso abren entre semana desde junio a septiembre, por lo que hay más posibilidades.

Como os contaba, todo fue rodado, salió genial, lo tenían muy bien organizado. Nos hizo un día estupendo y todos los niños disfrutaron mucho del viaje en el tren que vuela. Hicimos ida y vuelta seguido saliendo desde Casa de Campo, con cuatro niños y un adulto por cada cabina. Luego volvimos a Casa de Campo y estuvieron una hora en el parque de bolas. Nos habían reservado una esquina del restaurante, donde tenían preparada la mesa y un lugar para dejar los abrigos de todos los niños. Jugaron una hora en el parque de bolas y cuando tuvieron hambre, nos dieron flexibilidad para salir del parque de bolas, comer, y luego disfrutar de la otra media hora que les quedaba. Mientras, aprovechando el solecito, algunos papis estuvimos encantados en la terraza.

Comieron muy bien, en una esquina del restaurante sin que nadie nos molestara. Pudimos hacer fotos, abrir los regalos e incluso al final del cumple llevamos nuestra piñata. A este respecto, decir que en todo momento fueron súper flexibles, tanto en el proceso de reserva como en peticiones especiales. Les pregunté si podíamos llevar una tarta para los padres y no nos pusieron ningún problema, así que llevé otra tarta para las mamis y papis, que lo agradecieron mucho. Lo mismo con la piñata. Eso sí, no te guardan la tarta en la nevera y te te llevas tus platos y tenedores de plástico, así como el cuchillo para cortarla. Pero genial.

Creo que fue una experiencia muy divertida, que aúna el parque de bolas que todos los niños entre 3 y 7 años aproximadamente disfrutan mucho, y además un paseo en el Teleférico, o el tren que vuela de mi hija, que les gustó mucho a todos. La mayoría de los niños no lo conocían, incluso algunos padres se animaron a subir ya que estaban allí. Además, el hecho de tener cafetería y terracita a nuestra disposición, aunque de pago aparte las consumiciones lógicamente, hizo que fuese un plan perfecto para niños, padres que se quisieron quedar y que nos diese mucha flexibilidad.

Yo sería feliz celebrando el cumple de mi hija en el parque, pero el problema es que en febrero no hace precisamente bueno como para poder organizar una fiesta al aire libre (salvo raras excepciones). Por ello, teniendo en cuenta que mi hija no nació en un mes más proclive para fiestas al aire libre, una fiesta de cumpleaños para niños en el Teleférico de Madrid me parece una opción estupenda. Y lo pasamos fenomenal.



Comentarios

Margari ha dicho que…
Felicidades a tu hija! Un día estupendo, desde luego.
Besotes!!!
Ali EB ha dicho que…
A mi me parece un plan genial, novedoso y genial de precio. Me alegra que lo disfrutárais, un besote!
ITACA ha dicho que…
Gracias :)
ITACA ha dicho que…
Sí, es diferente y eso hace que los niños aún disfrutasen más por la novedad :)
Leira ha dicho que…
Cuando estuve en el teleférico ya vi que celebraban cumpleaños y comuniones y me pareció un sitio ideal. Por cierto, estoy leyendo Madrid, la novela pero todavía quedan unos cuantos siglos para el teleférico. Besos!

Entradas populares