MIS TRUCOS DE AHORRO 3. VIAJES I: VUELOS Y ALOJAMIENTO

Parece que todo lo que tenga que ver con el ahorro se relaciona con una especie de sacrificio casi ritual. Es cierto que ahorrar suele conllevar un esfuerzo, pero también lo es que muchas veces no ahorramos por simple pereza o por falta de organización y planificación. Simplemente con el hecho de pararte a pensar qué necesitas, hacer un presupuesto y planificar con antelación, os aseguro que se ahorra mucho y un alto porcentaje de ello de manera sencilla y cómoda.

En los viajes yo llevo ahorrando muchos años. De hecho, ya en mi época de Erasmus en Italia estiraba el presupuesto como chicle. Podía comer pasta sola una semana entera, pero no dejaría de visitar un nuevo lugar. Es cierto que comer pasta con queso y tomate durante un mes puede ser un sacrificio, aunque para mí en aquel momento no lo era, pero poder viajar más y descubrir lugares únicos bien lo merecía.

Para ahorrar en los viajes, el tiempo es un factor fundamental. Y cuando hablo de tiempo me refiero a mucho tiempo. Es cierto que a veces hay ofertas de último minuto muy interesantes que son otra buena opción, pero si no tienes disponibilidad inmediata o si, como además en mi caso, no te gusta dejar las cosas a la providencia en el último momento, planificar con antelación es tu mejor baza. En mi caso, por ejemplo, tengo planificadas y reservadas en enero o febrero las vacaciones de verano. Esto me permite:

VUELOS

Acceder a mejores ofertas en vuelos. Los vuelos son una locura, puedes estar en un asiento y haber pagado cinco veces más o cinco veces menos que el que está sentado en el asiento de al lado. El vuelo, el servicio, los horarios, la comodidad del asiento, absolutamente TODO es igual pero el precio puede ser exponencialmente más alto. Normalmente, cuanto con más antelación compres un vuelo, más barato te saldrá. Sin embargo, las compañías aéreas disponen de ofertas especiales en determinados momentos del año. Suscríbete a sus newsletters y aprovéchalas. Si has planificado tus vacaciones, simplemente tendrás que sacar el vuelo para esas fechas que te encajan.

Otro truco que normalmente no solemos tener en cuenta: el código compartido. Quizá te sorprenda si te cuento que cuando un vuelo es operado por varias compañías bajo código compartido, casi siempre tiene precios muy diferentes en cada una de ellas. El vuelo es el mismo, pero el precio no. La compañía A cobra X, la B cobra Y. Simplemente escoge la que más barato tenga el precio del billete. Yo lo he hecho para unos vuelos de este verano y nos hemos ahorrado unos 130 euros, que no es poco.


Ahorrar no significa sufrir, sino decidir bien dónde y en qué gastar tu dinero. A este respecto, yo en el tema vuelos lo tengo claro: primo la comodidad. No me vale cualquier vuelo, a cualquier aeropuerto y con cualquier compañía. Tengo en cuenta los horarios, los desplazamientos desde el aeropuerto y en general que sea la mejor opción en relación calidad-precio. Eso sí, una vez que tengo claro el vuelo que más me interesa, intento sacarlo lo más barato posible.


ALOJAMIENTO

Con el alojamiento pasa algo parecido a lo que ocurre con los vuelos. Cuanta más prisa te des en reservarlo, normalmente mejores ofertas podrás conseguir. Es cierto que la diferencia es que normalmente se puede cancelar, mientras que el vuelo o bien no se cancelable o conlleva tantas penalizaciones que no merece la pena. A este respecto, en alojamientos yo siempre escojo aquellos que te dan la posibilidad de cancelarlos previamente a la fecha. Si puede ser cancelación gratuita hasta el mismo día, mucho mejor; pero si no, al menos que sea como mucho una semana antes.

Determinadas cadenas hoteleras también tienen descuentos y ofertas especiales. Os digo lo mismo que en los vuelos: aprovecha las ofertas y suscríbete a las newsletters para que no se te pasen. De nuevo ocurre lo mismo, la habitación es la misma pero el precio que pagues por ella puede ser muy superior o muy inferior dependiendo de la oferta que cojas. A este respecto, también deberás comparar en internet. Utiliza varias páginas de reserva y te sorprenderá ver que algunas de ellas te ofrecen la habitación mucho más barata o quizá te den algún extra como el desayuno o el parking por ejemplo, que también puede reportarte comodidad y ahorro. ¿Por qué vas a pagar de más por una misma habitación? Aunque sean 5, 10 euros… es dinero que puedes utilizar para otras cosas.

En el alojamiento, me ocurre lo mismo que con los vuelos: escojo lo que mejor se adapta a lo que quiero. A este respecto, tengo algunos hoteles conocidos a los que voy cada año, pero también cuando busco un nuevo destino valoro la ubicación (nada de alojarme en hoteles alejados para ahorrar unos euros que luego te gastas en transporte o en tiempo), la comodidad y otras variables de relación calidad-precio.


Prometo que os hablaré próximamente de otros trucos para los viajes como desplazamientos en los lugares de destino, comidas etc. Espero que de momento los trucos de reserva de alojamiento y vuelos os hayan servido de inspiración.

Mis trucos de ahorro 1: Tarjetas de puntos y descuentos (las mías) 
Mis trucos de ahorro 2: Internet. Códigos descuento y proveedores 

Comentarios

Tracy ha dicho que…
Me apunto tus consejos para la Semana Santa

Entradas populares de este blog

LA HISTORIA DE LA MEDICINA: EL MÉDICO DE NOAH GORDON EN LA GRAN PANTALLA

EL SIGNIFICADO DE LAS ITACAS

DÍA DEL PADRE: MANUALIDADES FÁCILES PARA NIÑOS