EL AZUL DEL CANTÁBRICO: LASTRES Y LA ESPASA

El finde pasado, aprovechando que teníamos un pequeño puente muy bien ubicado con motivo de San Isidro labrador, patrón de Madrid, nos escapamos a Asturias. Cuando llegamos el viernes por la tarde a Oviedo caían chuzos de punta, para no variar… pero lo cierto es que, según fue avanzando el fin de semana, cada vez fue haciendo mejor. De hecho, el domingo tuvimos un día fantástico, prácticamente de playa, de esos que te caen en verano y te sientan tan bien.

Y a la playa nos fuimos, aunque fuese un poco de pasada. Aprovechamos para hacer una excursión por el Oriente de Asturias y visitar algunos pequeños rincones por los que personalmente hacía demasiado tiempo que no iba. Fue un día familiar lleno de encanto y del que nos trajimos bonitos recuerdos en forma de fotos, algunas de ellas las quiero compartir con vosotros.


Lastres

Este pequeño pueblo costero se puso de tremenda moda hace unos años, con la serie de televisión Doctor Mateo. Durante unos años fue imposible visitar este lugar y perdió parte de su encanto al ser anegado por turistas que incluso llevaban el mapa de la serie en la mano, haciendo su propia ruta turísitica y fotografiándose por doquier en los escenarios de la serie.

Hacía muchos años que no visitaba Lastres pero este pequeño pueblecito sigue siendo mucho más que el San Martín del Sella ficticio que lo puso de moda. Lastres es un pueblo que huele y sabe a mar, de empinadas cuestas con casitas cuyas fachadas se abren al intenso azul del Cantábrico. En este pueblo sobran los coches y las pendientes cuesta mucho subirlas, aunque si tienes suerte y vas fuera de temporada en un buen día (como el que tuvimos nosotros), podrás bajar al puerto y aparcar, tomarte unas andaricas y seguir camino, llevándote una intensa marca de este lugar tan bonito.


Pero antes de entrar en Lastres debes hacer una parada al lado de la ermita de San Roque, a la izquierda en el monte antes de bajar al pueblo, desde este mirador las vistas son increíbles. Desde allí podréis admirar las vistas más bonitas de este pueblo, sus playas y la cordillera del Sueve en el horizonte. Los azules y verdes de la tierrina se entremezclan en este lugar de forma mágica, parece mentira que casi al nivel del mar arranquen esas grandes montañas tan intensas y abruptas, a la vez tan bonitas. Sacarse fotos aquí es asignatura ineludible y salen preciosas casi en cualquier hora y día, tienen una luz especial tanto los días nublados como los de sol intenso. 



Si te fijas, cerca de la ermita está el prau. En todas las ermitas asturianas debe haber un prado cercano, donde se celebran las romerías en honor al santo, normalmente en verano. San Roque es un patrón habitual del norte, se me ocurren pueblos asturianos que celebran sus fiestas en honor a este santo como Tineo, Lastres o Llanes, entre muchos otros. Su festividad, el 13 de agosto, es una fecha en la que suele haber demasiada gente pero es un espectáculo de lo bien que puedes pasártelo en Asturias en una de sus fiestas de prau. Y, a falta de fiestas, aprovechamos para sacarnos algunas fotos bonitas para el recuerdo.


Pero como no sólo de (excelentes) vistas vive el hombre, no debemos olvidar el buen yantar. El restaurante llanisco por antonomasia es Casa Eutimio, que podréis encontrar en el centro del pueblo. Sin embargo, personalmente prefiero mucho más El descanso, a la salida de Llanes, en dirección a la Playa de la Griega. Allí, si vais pronto y reserváis (creo que es muy recomendable, prácticamente imprescindible), podréis aparcar en la entrada, que si no se llena. No os perdáis sus patatas rellenas, su rollo de bonito y la tarta María Luisa, verdaderas especialidades de la casa, aunque en realidad está todo riquísimo. 


Playa de la Espasa

Aprovechando el tiempazo que nos hizo el domingo, como si de cualquier tarde de sol de verano se tratase, nos acercamos a la Playa de la Espasa a tomar café en el Fitoman y disfrutar del Cantábrico. Es cierto que no íbamos pertrechados para la ocasión (en mayo ir a la playa en Asturias, con bañador y toalla, me sigue pareciendo un poco temerario, a pesar del buen tiempo), pero no fue impedimento para bajar a la playa, pasear, relajarnos con la brisa del Cantábrico en la cara… Los azules del Cantábrico, los anhelos del verano en el norte. Me encantan esas sensaciones y además la Playa de la Espasa es, para mí, una de las mejores playas del Oriente de Asturias. 


Me parece el lugar ideal para desconectar del mundanal ruido. Su arena fina y brillante es un punto indispensable de esta playa, su enormidad, sus aguas claras y cristalinas. Pero es que además tiene un chiringuito al lado (el Fitoman) donde se come bien a muy buen precio, aunque ese día habíamos optado por el Descanso, que como os decía antes, es un acierto asegurado. Lo pasamos fenomenal, nos tomamos un café al solecito y luego aprovechamos para pisar la arena, coger piedras de distintos colores y pasar un rato estupendo. 

Esta playa tiene todo lo bueno de una de las grandes y bonitas playas del Cantábrico, pero además tiene zonas anexas muy a tener en cuenta, como un buen prao al lado, una zona de merendero, una buena zona de aparcamiento y zonas de esparcimiento y columpios para niños, así como parque de actividades para adultos. Está sólo a unos 40 minutos de Oviedo y os puedo asegurar que si continuase viviendo allí, utilizaría algunas buenas tardes de entre semana de junio y septiembre como esparcimiento en esos meses. 

Nos trajimos a casa algunas piedras de distintos colores, las pusimos en un bote de cristal con arena en el fondo y ahora tenemos en casa un recuerdo físico para evocar ese día tan divertido. 


Descubrid Asturias, es una tierra maravillosa. Cierto es que en agosto a veces se pone un poco agobiante y que, si podéis evitar las temporadas altas, disfrutaréis mucho más y mejor de lugares como Lastres o la Espasa. Pero aún así, la tierrina está llena de lugares maravillosos en los que disfrutar de la belleza de la vida. 


Comentarios

Margari ha dicho que…
Estuve en Asturias hace años, pero esta parte no la conozco. Tendré que volver!
Besotes!!!
ITACA ha dicho que…
Asturias es preciosa e inmensa. Deberías plantearte una semana larga de vacaciones y descubrirla, hay mil lugares impresionantes.
Tracy ha dicho que…
El Cantábrico tiene un encanto muy especial.
ITACA ha dicho que…
Yo adoro el azul del Cantábrico, Tracy, también es mi tierra natal, que tira. :)
Maite ha dicho que…
¡Oh, qué recuerdos! Estuve en Lastres hace años y fue una escapada genial :)

Entradas populares