PLANES CON NIÑOS: DESARROLLANDO LA CREATIVIDAD

Estoy absolutamente convencida de que la creatividad es algo fundamental y diferencial de los seres humanos. Poder explorar nuestra creatividad desde la infancia  conlleva numerosos beneficios para la vida adulta. Un pensamiento abierto y creativo es capaz de enfrentarse mejor a las continuas vicisitudes de la vida y de crear nuevos caminos que puedan llevar a soluciones.

Personalmente,  adoro la pintura. Durante mi infancia acudí a cursos de pintura libre los sábados por la mañana durante años. En mi adolescencia lo dejé pero de nuevo lo recuperé en mi época universitaria. Sin embargo, desde entonces no he vuelto a ello, aunque sí disfruto mucho con manualidades, DIY o toda suerte de actividades hazlo tú mismo que nos permite concentrar nuestra atención,  bajar el ritmo, explorar nuestra creatividad y nos aporta muchas cosas buenas. Por todo ello, no dudé en absoluto en darle un pequeño empujoncito a mi hija hacia la pintura, y la verdad es que creo que se le da bastante bien y sin duda disfruta muchísimo con esta actividad. Como yo, las mañanas de sábado también las dedica en parte a clases de pintura, pero de un tiempo a esta parte también hemos abierto nuestro particular estudio en un rinconcito del salón.  Extendemos un plástico en el suelo y las dos nos sentamos a explorar nuestra creatividad, salen algunas cosas muy chulas, y si no, no tenéis más que mirar algunas de las fotos de este post.


Además, en nuestra última visita a Ikea, nos pertrechamos con folios de colores de tamaños A3 y A4 y unas pinturas acrílicas de la serie MÄLA, que estaban fenomenal de precio y que dan mucho juego. Ambos productos son de la serie MÄLA,  cuyo significado en sueco al parecer es pintura. La línea MÄLA tiene productos estupendos y además ahora tienen en promoción a 5,99€ las pinturas actílicas para los socios de Ikea family. Nos lo estamos pasando tan bien con ellas que creo que vamos a comprar otro paquete de pinturas antes de que acabe la oferta.



Beneficios de la creatividad

Sin duda serán muchos más, pero a mí se me ocurren estos:

1. Te ayuda a pensar más allá, buscar ideas imaginativas y crear nuevas soluciones

Las personas más resolutivas que conozco tienen un componente creativo indispensable. Y es que la creatividad sin duda te enseña a dar un paso más, pensar más allá (el out of the box thinking que dicen los ingleses) y, a menudo, a través de ese pensamiento más abierto logras encontrar soluciones nuevas. De hecho, uno de los grandes problemas que tenemos como seres humanos es que solemos buscar soluciones dentro de lo que conocemos o dentro de los mismos problemas y a veces se necesita una vuelta de tuerca, ir un paso más allá. La creatividad consiste precisamente en eso, en ir un paso más allá, buscar nuevos caminos y en la mayoría de las ocasiones encontraremos a través de ellos nuevas soluciones.


2. Aprendemos a afrontar el error

Las cosas hechas a mano no son perfectas ni tampoco lo necesitan, ya que precisamente en su imperfección reside su magia y lo que las diferencia. Por ello, los errores o imperfecciones son un elemento indispensable de la creatividad, piedras en el camino que nos hacen evolucionar. Si antes hablaba de que los nuevos caminos de la creatividad suelen hallar nuevas soluciones, los errores en esos caminos y el modo de cambiarlos nos hace que en nuestra vida seamos más capaces de afrontar los errores, sobreponernos a sus consecuencias y modificarlos.


3. Desarrolla la imaginación

Ante un papel en blanco cualquier cosa es posible, y la vida muchas veces es eso: un papel en blanco. Puedes llenarlo de mil formas y colores diferentes, hacerlo tuyo, innovar, crear, experimentar... o no hacer nada. Las personas creativas se han enfrentado a muchos papeles en blanco, con algunos han sabido hacer verdaderas obras de arte, con otros no. Pero su imaginación se ha desarrollado en cada un de ellos y una persona imaginativa es una persona despierta y atrevida, cualidades que creo que también son muy importantes en la vida moderna...



4. Nos hace ser más sociables ya que tienen más habilidad para expresar y entender emociones

Esto también está comprobado, salvo excepciones las personas que desarrollan su vena creativa tienen mayor habilidad para expresar sus emociones y también para entender las de los demás, de manera que suelen ser personas más sociables. Y además, este punto creo que está intensamente relacionado con el siguiente.


5. Hace que las personas tengan menos prejuicios y sean más comprensivas 

Si pintas aprenderás a apreciar el mundo de la creatividad, no sólo el tuyo, sino el de los demás. Verás que otros hacen cosas diferentes, algunas de ellas inspiradoras y otras que no se ajustan a tus ideales. Pero tendrás una visión más amplia, por ello también menos prejuicios y serás más comprensivo con la diversidad y con las diferencias con los demás.


6. Es importante jugar

A veces se nos olvida pero para los niños jugar es un elemento indispensable y debemos cuidarlo e impulsarlo. A través del juego y la diversión aprenden muchísimas cosas y para ellos pintar a menudo es un juego divertido y ameno en el que explorarse a sí mismos y ser capaces de descubrir universos inimaginables. Dale unas pinturas a un niño y probablemente te dejará alucinado. Si además utilizas las manos, te manchas y te tiras por el suelo, ya será lo más. Pero a través de esa actividad lúdica estará aprendiendo, sin saberlo, cosas muy importantes y destrezas que le vendrán muy bien en su vida adulta.


Y a todo este respecto, os dejo aquí una foto de la última obra de arte de mi pequeña. Lo siento porque no tenía muy buena luz cuando la hice, pero no quiero meterle filtros para que veáis lo que ha hecho y cómo. Simplemente me dejó alucinada, no sólo por la composición, que me parece brillante, sino además por su explicación. El pez rosa y naranja es el que más se ve porque está fuera del agua, está saltando y por eso las rayas grises, que es lo que salpica en su salto. Los demás están dentro del agua y según ella por eso se ven peor (están más difuminados, pero claro, ese término no lo conoce). Me alucina que haya hecho solita esto, eligiendo colores, mezclando... precisamente desarrollando su creatividad.



No sólo debemos dejar a los niños desarrollar su creatividad, sino impulsarles para que lo hagan, compartir nuestro tiempo con ellos, disfrutar, aprender y experimentar. ¿Qué os parece?

Quizá te interese:

El juego y los niños (Parte I): Beneficios

Comentarios

Entradas populares